650 Debes reconocer la importancia de tu sufrimiento actual

1 La mayoría de las personas creen ahora en Dios, pero no han entrado aún en el camino correcto. Siguen sintiéndose muy vacías y apáticas y, en ocasiones, hasta sienten que toda la vida es sufrimiento, que todo es vacío y desean incluso morir. Así es la persona antes de que su corazón tenga visión. No ha obtenido la verdad y no conoce aún a Dios, por lo que sigue sin sentir mucho placer interior. Especialmente todos vosotros habéis sufrido persecución y dificultades al volver a casa, sufrís y también tenéis pensamientos de muerte y sois reticentes a vivir; esta es la debilidad de la carne. Algunas personas piensan esto: Creemos en Dios y deberíamos sentir placer en nuestro interior. Creer en Dios es hoy demasiado molesto.

2 Sólo sabes que el placer de la carne es mejor que cualquier otra cosa. Desconoces lo qué Dios está haciendo hoy. Él permite que vuestra carne sufra con el fin de transformar vuestro carácter. Aunque vuestra carne sufra, tenéis la palabra de Dios y Su bendición. No puedes morir aunque quieras: ¿puedes renunciar a no conocer a Dios y a no obtener la verdad? Ahora bien, lo que ocurre principalmente es que las personas no han obtenido todavía la verdad y la vida y están en medio de la búsqueda de la salvación, así que deben sufrir un poco durante este período.

3 En este momento, todos en el mundo están siendo puestos a prueba: Dios sigue sufriendo, así que ¿cómo no podríais sufrir vosotros también? Si no hay refinamiento a través de los grandes desastres, las personas no pueden tener una fe auténtica y tampoco obtendrán ni la verdad ni la vida. No tener pruebas y refinamiento no servirá. Pedro fue probado durante siete años al final. Experimentó centenares de pruebas a lo largo de esos siete años, obtuvo la vida y la transformación de su carácter. Por tanto, cuando obtienes realmente la verdad y llegas a conocer a Dios sientes que la vida debería vivirse para Dios. No vivir para Dios es demasiado lamentable: vivirías tu vida en amargo arrepentimiento y remordimiento extremo.

Adaptado de ‘Cómo conocer la naturaleza del hombre’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior: 616 Dos principios que deben entender los líderes y trabajadores

Siguiente: 653 Cómo aceptar el juicio de las palabras de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro