651 Sufrir estas dificultades tiene una profunda relevancia

Los creyentes tienen la esperanza de que pronto

llegue el día de Dios y que termine la miseria.

Esperan que Dios se transfigure y que todo sufrimiento cesará.

Sus corazones albergan estos pensamientos,

pues la carne del hombre no está dispuesta a sufrir

y espera días mejores cuando está sufriendo.

Esto no se revelará sin el ambiente correcto.

Sin condición alguna, parecerá que todos están bien,

que tienen buena estatura y que entienden bien la verdad.

Parecerán estar llenos de energía.

Un día, cuando surjan las condiciones,

estos pensamientos aflorarán,

sus mentes comenzarán a luchar y algunos irán cuesta abajo.

No es que Dios no abra una salida para ti

o que no te dé Su gracia.

No es que Dios sea desconsiderado contigo.

El dolor que soportas es una bendición,

porque al resistirlo serás salvo y vivirás.

Esto está predestinado por Dios.

Esto está predestinado por Dios.

Esto está predestinado por Dios.

El sufrimiento que soportas es tu bendición.

No pienses que es algo simple:

no es jugar con las personas para que sufran.

El significado es profundo.

Si tu senda es la correcta y lo que buscas es correcto,

al final obtendrás más

que lo que lograron los santos con los siglos

y las promesas que heredarás serán mayores.

El dolor que soportas es una bendición,

porque al resistirlo serás salvo y vivirás.

Esto está predestinado por Dios.

Esto está predestinado por Dios.

Esto está predestinado por Dios.

Adaptado de ‘Los que han perdido la obra del Espíritu Santo corren mayor riesgo’ en “Registros de las pláticas de Cristo de los últimos días”

Anterior: 650 Debes reconocer la importancia de tu sufrimiento actual

Siguiente: 652 Vosotros recibiréis la herencia de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

¡Ay de Quienes Crucifiquen a Dios Otra Vez!

Durante los últimos días Dios se ha encarnado en China para obrar y ha expresado millones de palabras, y ha conquistado y salvado a un grupo de personas con Su palabra y ha iniciado la nueva era del juicio, comenzando con la casa de Dios. Hoy, la difusión de la obra de Dios durante los últimos días ha alcanzado su clímax en China continental. La mayoría de las personas de la Iglesia Católica y de todas las denominaciones y sectas cristianas que buscan la verdad regresaron ante el trono de Dios. El Dios encarnado ha realizado la obra de “la venida secreta del Hijo del Hombre” profetizada en la Biblia y pronto aparecerá públicamente ante todas las naciones y lugares del mundo. Todas las personas en cada nación y lugar que estén sedientas de la aparición de Dios verán la aparición pública de Dios. Ninguna fuerza puede obstaculizar o destruir el reino de Dios y cualquiera que se resista a Dios será castigado por Su ira, tal y como lo dicen las palabras de Dios: “Mi reino se está formando sobre todo el universo y Mi trono se está apoderando de los corazones de trillones de personas. Con la ayuda de los ángeles, Mi gran logro pronto se llevará a un término exitoso. Todas las multitudes de Mis hijos y Mi pueblo esperan ansiosamente Mi regreso, anticipando Mi reunión con ellos, para nunca más volver a separarnos. ¿Cómo podría todo el pueblo de Mi reino no correr de un lado a otro celebrando los unos con los otros que esté junto a ellos? ¿A quién se le ocurriría ahorrar costos en esta reunión? Soy honorable a los ojos de todos; soy proclamado en las bocas de todos. Cuando regrese, voy a conquistar a todas las fuerzas enemigas aún más. ¡El momento ha llegado! ¡Quiero poner Mi obra en marcha; quiero reinar supremo entre los hombres! ¡Estoy regresando! ¡Me estoy yendo! Esto es lo que todos están anticipando, lo que están esperando. ¡Quiero dejar que todos vean la llegada de Mi día y que gozosamente le den la bienvenida al arribo de Mi día!”

34. Qué bien sienta quitarse el disfraz

Consideraba las doctrinas que sostenía como mi propio capital, pero no ponía atención en entenderme a mí misma, en buscar la entrada, en ganar la verdad. Y así, ¿cómo podía tener algún cambio en mi carácter de vida? La obra práctica y las palabras de Dios nos proveen de toda la verdad que necesitamos y Él desea que entendamos esa verdad y que, por medio de cumplir nuestro deber, traigamos la luz y el esclarecimiento que obtengamos en nuestras experiencias diarias y entrada, y proveer eso a nuestros hermanos y hermanas.

1. Qué son la encarnación y su esencia

El significado de la encarnación es que Dios aparece en la carne, y viene a obrar con semejanza de carne en medio del hombre de Su creación. Por tanto, para que Dios se encarne, primero debe hacerse carne, con una humanidad normal; esto, como mínimo, debe hacerse realidad. De hecho, la implicación de la encarnación de Dios es que Él vive y obra en la carne, Dios se hace carne en Su misma esencia, se hace hombre.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp