977 Sufrir estas dificultades tiene una profunda relevancia

1 Es una expectativa que reside en sus corazones mientras creen en Dios, la expectativa de que el día de Dios llegará pronto y su desdicha llegará a su fin; la expectativa de que Dios se transfigurará y de que todo su sufrimiento se acabará. Estos pensamientos existen en lo profundo de su corazón, porque la carne del hombre no está dispuesta a sufrir y espera días mejores siempre que pasa por sufrimientos. Estas cosas no se revelarán sin el ambiente correcto.[a] Cuando no se da situación alguna, todo el mundo parecerá estar bien, especialmente parecerá tener una estatura y entender bien la verdad, y parecerá estar lleno de energía. Un día, cuando surja una situación, todos estos pensamientos aflorarán. Su mente comenzará a luchar y algunos empezarán a ir cuesta abajo.

2 No es que Dios no abra una salida para ti o que Dios no te dé Su gracia y, ni por asomo, es que Dios sea desconsiderado con tus dificultades. Es que soportar este dolor es ahora tu bendición, porque debes resistir ese sufrimiento para ser salvo, sobrevivir, y esto está predestinado. Así pues, que te sobrevenga este sufrimiento es tu bendición. No pienses que esto es algo simple; no es jugar de alguna manera con las personas y hacerlas sufrir; el significado subyacente es demasiado profundo, demasiado importante. Si la senda por la que transitas es correcta, si lo que buscas es adecuado, al final obtendrás más que lo que lograron los santos de los siglos, y las promesas que heredarás serán mayores.

Adaptado de ‘Los que han perdido la obra del Espíritu Santo corren mayor riesgo’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior : 976 Practica la verdad y tu carácter cambiará

Siguiente : 978 Busca la verdad para lograr cambios en el carácter

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

86. Mi arrogancia fue curada

A través del sucesivo juicio y castigo de Dios Todopoderoso, mi carácter arrogante fue cambiando gradualmente. Pude convertirme en una persona discreta, pude escuchar pacientemente a los demás hablar, y pude tomar en cuenta las sugerencias de otros. Pude solicitar las opiniones de los hermanos y hermanas sobre algunos temas, y colaborar armoniosamente con ellos.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro