Palabras diarias de Dios | Fragmento 244 | "Es muy importante comprender el carácter de Dios"

Hay muchas cosas que espero que logréis. Sin embargo, vuestros actos y toda vuestra vida no pueden satisfacer Mis exigencias en su totalidad. Por tanto, debo ir directo al grano y explicaros Mi corazón y Mi mente. Dado que vuestras capacidades de discernimiento y de apreciación son muy pobres, además del hecho de que ignoráis casi por completo Mi carácter y Mi esencia, es un asunto urgente que Yo os informe de esto. Independientemente de cuánto hayas entendido antes o de si estás dispuesto a entender estas cuestiones, todavía Yo debo explicároslas en detalle. Esta cuestión no es muy ajena a vosotros; sin embargo, no parecéis comprender ni estar familiarizados con el significado que ella contiene. Muchos sólo tienen un vislumbre de entendimiento y, en su mayor parte, un conocimiento superficial de este asunto. Para ayudaros mejor a practicar la verdad, es decir, a poner mejor Mis palabras en práctica, creo que esto es lo primero que tenéis que llegar a conocer. De lo contrario, vuestra fe permanecerá ciega, hipócrita y muy coloreada por la religión. Si no comprendes el carácter de Dios, te será imposible hacer el trabajo que deberías hacer para Él. Si desconoces la esencia de Dios, también te resultará imposible mantener reverencia y temor hacia Él; sólo habrá una descuidada superficialidad y prevaricación, y además una incorregible blasfemia. Comprender el carácter de Dios es realmente muy importante y no se puede pasar por alto conocer Su esencia, aunque nadie haya examinado a conciencia ni profundizado en esta cuestión. Es evidente que todos vosotros habéis desestimado los decretos administrativos que Yo promulgué. Si vosotros no entendéis el carácter de Dios, entonces vosotros ofenderéis fácilmente Su carácter. Semejante ofensa equivale a enfurecer a Dios mismo y, en definitiva, se convierte en una transgresión contra los decretos administrativos. Ahora deberías darte cuenta de que puedes comprender el carácter de Dios cuando llegues a conocer Su esencia, y entender que Su carácter equivale a comprender los decretos administrativos. Ciertamente, muchos de ellos implican el carácter de Dios, pero en ellos no se expresa la totalidad del mismo. Esto exige que lleguéis a estar más familiarizados con el carácter de Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado