Palabras diarias de Dios | Fragmento 605 | "Una advertencia a los que no practican la verdad"

Aquellos que no buscan progresar siempre desean que otros sean tan negativos e indolentes como ellos mismos; aquellos que no practican la verdad están celosos de aquellos que practican la verdad. Aquellos que no practican la verdad siempre quieren engañar a aquellos que están confundidos y que carecen de discernimiento. Las cosas que estas personas transmiten pueden provocar que degeneres, que vayas cuesta abajo, que desarrolles condiciones anormales y que te llenes de oscuridad dentro de ti; te hacen distanciar de Dios, y te hacen apreciar la carne y complacerte. Aquellos que no aman la verdad, que siempre están tratando con Dios superficialmente, no tienen autoconocimiento y sus caracteres seducen a las personas a cometer pecados y desafiar a Dios. No practican la verdad y tampoco permiten que otros la practiquen. Adoran el pecado y no tienen aversión por sí mismos. Ellos no se conocen a sí mismos y evitan que otros se conozcan a sí mismos, y evitan que otros anhelen la verdad. Aquellos que ellos engañan no pueden ver la luz y caen en la oscuridad, no se conocen a sí mismos, no tienen claridad acerca de la verdad y se alejan cada vez más de Dios. No practican la verdad e impiden que otros practiquen la verdad, y llevan consigo a esas personas necias. En lugar de decir que creen en Dios, sería mejor decir que creen en sus antepasados, que en lo que creen es en los ídolos que llevan en sus corazones. Sería mejor para aquellas personas que dicen que siguen a Dios que abrieran los ojos y miraran bien para ver exactamente en quién creen: ¿Es realmente Dios en el que crees o en Satanás? Si sabes que en lo que crees no es en Dios sino en tus propios ídolos, entonces es mejor que no digas que eres un creyente. Si realmente no sabes en quién crees, entonces, una vez más, es mejor que no digas que eres un creyente. ¡Decirlo sería una blasfemia! Nadie te está obligando a creer en Dios. No digáis que creéis en Mí, ya que he oído bastante esas palabras hace mucho tiempo y no deseo volver a oírlas, porque en lo que creéis es en los ídolos que están en vuestros corazones y las serpientes villanas locales que habitan entre vosotros. Aquellos que sacuden la cabeza cuando oyen la verdad, que sonríen ampliamente cuando oyen hablar de la muerte son la descendencia de Satanás, y son todos objetos a ser eliminados. Existen en la iglesia muchas personas que no tienen discernimiento, y cuando sucede algo engañoso, simplemente se mantienen del lado de Satanás. Cuando se les llama lacayos de Satanás, se sienten muy agraviados. Se dice que no tienen discernimiento, pero siempre están del lado donde no está la verdad. No ha habido un solo momento crítico en el que hayan estado del lado de la verdad, ni una sola vez cuando se han levantado y defendido la verdad, así que ¿realmente no tienen discernimiento? ¿Por qué siempre están del lado de Satanás? ¿Por qué nunca dicen una palabra que sea justa o razonable a favor de la verdad? ¿Es esta situación realmente creada por su confusión momentánea? Cuanto menos discernimiento tiene alguien, menos capaces son de estar del lado de la verdad. ¿Qué demuestra esto? ¿No muestra esto que aquellos que no tienen discernimiento aman el mal? ¿No muestra que aquellos que no tienen discernimiento son hijos leales de Satanás? ¿Por qué siempre son capaces de mantenerse del lado de Satanás y hablar el mismo idioma que él? Todas sus palabras y hechos, y sus expresiones demuestran ampliamente que no son de ningún tipo que ama la verdad, sino que son personas que detestan la verdad. Que puedan estar del lado de Satanás demuestra ampliamente que Satanás realmente ama a estos pequeños demonios que luchan en favor de Satanás toda su vida. ¿No son todos estos hechos muy claros? Si realmente eres alguien que ama la verdad, entonces ¿por qué no puedes tener ningún respeto por aquellos que practican la verdad, y por qué sigues inmediatamente a aquellos que no practican la verdad en el momento en que tienen un ligero cambio de actitud? ¿Qué tipo de problema es este? No me importa si tienes discernimiento o no, no me importa cuán grande sea el precio que pagaste, no me importa cuán grandes sean tus fuerzas y no me importa si eres una serpiente villana o un líder que lleva el estandarte. Si tus fuerzas son grandes, es sólo con la ayuda de la fuerza de Satanás; si tu prestigio es alto, es simplemente porque hay demasiados a tu alrededor que no practican la verdad; si no has sido expulsado es porque ahora no es el momento para la obra de expulsión, sino que es tiempo para la obra de eliminación. No hay prisa por expulsarte ahora. Sólo necesito esperar a que llegue ese día después de que hayas sido eliminado para castigarte. ¡Quien no practica la verdad será eliminado!

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado