Palabras diarias de Dios | Fragmento 382 | "Declaraciones de Cristo en el principio: Capítulo 17"

La iglesia está en construcción y Satanás está haciendo todo lo posible por demolerla. Quiere demoler Mi construcción por cualquier medio posible; por este motivo, la iglesia debe ser purificada rápidamente. No debe quedar ningún resto de escoria ni ningún resto de males; la iglesia debe ser purificada para que se vuelva impecable y siga siendo tan pura como en el pasado. Debéis estar despiertos y esperando en todo momento, y debéis orar más delante de Mí. Debéis reconocer las diversas tramas y argucias engañosas de Satanás, reconocer los espíritus, conocer a la gente y ser capaces de discernir todo tipo de personas, sucesos y cosas; debéis también comer y beber más de Mis palabras y, lo que es más importante, debéis ser capaces de comerlas y beberlas por vosotros mismos. Equipaos con toda la verdad y venid delante de Mí para que Yo pueda abrir vuestros ojos espirituales y permitiros ver todos los misterios que se encuentran dentro del espíritu… Cuando la iglesia entra en su fase de construcción, los santos marchan a la batalla. Los muchos horribles rasgos de Satanás son colocados delante de vosotros; ¿os detenéis y retrocedéis, u os levantáis y confiando en Mí seguís hacia delante? ¡Expón a fondo los rasgos corruptos y feos de Satanás, no escatimes sentimientos, y no muestres misericordia! ¡Lucha contra Satanás hasta la muerte! ¡Yo soy tu respaldo y tú debes tener el espíritu del hijo varón! Satanás está arremetiendo en su agonía de muerte final, pero aun así será incapaz de escapar de Mi juicio. Satanás está bajo Mis pies y también está pisoteado debajo de vuestros pies, ¡es verdad!

Todos aquellos interruptores religiosos y aquellos que demuelan la construcción de la iglesia no pueden recibir ni un rastro de tolerancia, sino que serán juzgados inmediatamente. Satanás quedará expuesto, pisoteado, destruido por completo y no tendrá dónde esconderse. Toda clase de demonios y fantasmas ciertamente revelarán sus verdaderas formas ante Mí y los arrojaré a todos en el pozo del abismo de donde nunca saldrán libres; todos estarán bajo nuestros pies. Si quieres pelear la buena batalla por la verdad, entonces, antes que nada, no debes darle a Satanás ninguna oportunidad de obrar, para hacer esto habrás que pensar unánimemente y ser capaz de hacer las cosas coordinadamente, renunciar a tus propias nociones, opiniones, puntos de vista y maneras de hacer las cosas, tranquilizar tu corazón dentro de Mí, centrarte en la voz del Espíritu Santo, estar atento a la obra del Espíritu Santo y experimentar las palabras de Dios en detalle. Debes tener sólo una intención a parte de esto, y es que Mi voluntad se haga. No debes tener otra intención. Debes mirarme con todo tu corazón, observar con atención Mis acciones y la forma en que hago las cosas, y no ser negligente en absoluto. Tu espíritu debe ser agudo y tus ojos deben estar abiertos. Comúnmente, cuando se trata de aquellos cuyas intenciones y objetivos no son correctos, así como aquellos que aman ser vistos por otros, aquellos que están ansiosos por hacer cosas, los que son propensos a causar interrupciones, los que son buenos escupiendo doctrina religiosa, los que son lacayos de Satanás, etc., cuando estas personas se levantan, se convierten en dificultades para la iglesia y hacen que el comer y beber de las palabras de Dios por parte de los hermanos y hermanas no llegue a nada. Cuando te encuentres este tipo de personas hace su actuación, expúlsalas inmediatamente. Si no cambian a pesar de las repetidas amonestaciones entonces sufrirán pérdidas. Si aquellos que persisten obstinadamente haciendo lo suyo intentan defenderse y tratan de encubrir sus pecados, la iglesia debe sacarlos inmediatamente y no darles espacio para maniobrar. No perdéis mucho intentando salvar poco; fija tu vista en el panorama completo.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

PELEA LA BUENA BATALLA POR LA VERDAD

Para pelear por la verdad, primero, impide que Satanás haga su trabajo. Para hacer esto, deberías pensar unánimemente y ser capaz de servir coordinadamente.

Deja ir tus puntos de vista y nociones, así como tus formas de hacer las cosas, y tranquiliza tu corazón delante de Dios, enfócate en la voz del Espíritu. Estate atento a la obra del Espíritu, y experimenta en detalle las palabras de Dios. Ten una meta, que se pueda hacer la voluntad de Dios. No deberías tener otra intención. Debes mirar a Dios con todo tu corazón, observa Sus acciones, la forma en que hace las cosas, y nunca seas negligente. Tu espíritu debe ser agudo, tus ojos deben estar abiertos, tus ojos deben estar abiertos. Para pelear por la verdad, primero, impide que Satanás haga su trabajo. Para hacer esto, deberías pensar unánimemente y ser capaz de servir coordinadamente. Sí, debes ser capaz de servir coordinadamente.

Aquellos con intenciones y propósitos incorrectos, aquellos que interrumpen y les gusta llamar la atención, quienes son versados en doctrina religiosa y quienes son los lacayos de Satanás. Cuando se ponen de pie, es difícil para la iglesia; lo que saborean los demás no sirve para nada. Este tipo de hombre debe ser prohibido de inmediato. Si a pesar de las amonestaciones no cambian, sufrirán. Los que obstinadamente se quedan en su camino, se defienden, cubren sus pecados, deberían ser eliminados de la iglesia. No seas mezquino, mira el panorama general, oh, mira el panorama general. Para pelear por la verdad, primero, impide que Satanás haga su trabajo. Para hacer esto, deberías pensar unánimemente y ser capaz de servir coordinadamente. Sí, debes ser capaz de servir coordinadamente. Sí, debes ser capaz de servir coordinadamente.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado