Palabras diarias de Dios | Fragmento 400 | "La Era del Reino es la Era de la Palabra"

Dios está decidido a hacer completo al hombre. Cualquiera que sea la perspectiva desde la que habla, todo lo hace en aras de perfeccionar a esta gente. Las palabras pronunciadas desde la perspectiva del Espíritu son difíciles de entender para el hombre, y el hombre es incapaz de encontrar un camino para la práctica, ya que el hombre tiene una limitada capacidad para recibir. La obra de Dios logra efectos diferentes, y cada paso de la obra tiene su propósito. Por otra parte, Él debe hablar desde diferentes perspectivas para perfeccionar al hombre. Si Él sólo emitiera Su voz desde la perspectiva del Espíritu, esta etapa de la obra de Dios no se pudiera completar. Por el tono de Su voz, puedes apreciar que Él está decidido a formar este grupo de personas. Como alguien que desea ser perfeccionado por Dios, ¿cuál es el primer paso que debes tomar? Lo primero es llegar a conocer la obra de Dios. Debido a que se utilizan nuevos medios y se ha ido cambiando de una era a la otra, los medios por los cuales Dios obra también han cambiado, al igual que la forma en que Dios habla. Ahora, no sólo los medios que usa para Su obra han cambiado, también lo ha hecho la era. Previamente se trataba de la Era del Reino, una etapa de la obra en la que se amaba a Dios. Ahora, es la Era del Reino Milenario —la Era de la Palabra— es decir, una era en la que Dios usa muchas formas de hablar para perfeccionar al hombre, y habla desde diversas perspectivas para proveer al hombre. Tan pronto como los tiempos pasaron ​​a la Era del Reino Milenario, Dios comenzó a usar la palabra para hacer al hombre perfecto, permitiendo que el hombre entrara en la realidad de la vida y guiando al hombre hacia el camino correcto. El hombre ha experimentado tantas etapas de Su obra y ha visto que la obra de Dios no permanece inmutable. Más bien, está en constante evolución y profundización. Después de haber vivido tanto tiempo de experiencia, la obra ha dado un vuelco y cambiado una y otra vez; pero sin importar cuáles sean los cambios, nunca se ha desviado del objetivo de Dios de hacer al hombre. Incluso después de diez mil cambios, su propósito original nunca ha cambiado, y nunca se ha desviado de la verdad o la vida. Los cambios de los medios por los cuales se realiza la obra no son más que cambios en el formato del trabajo y en la perspectiva del discurso, mas no ha habido cambios en el objetivo central de Su obra. Los cambios en el tono de la voz y de los medios de trabajo se hacen para lograr un efecto. Un cambio en el tono de la voz no significa un cambio en el propósito o en el principio del trabajo. La esencia del hombre de creer en Dios es la búsqueda de la vida. ¡Si crees en Dios mas no buscas la vida o la verdad o el conocimiento de Dios, entonces no existe creencia en Dios! ¿Es realista que todavía busques entrar en el reino para ser rey? Sólo es realidad el logro del verdadero amor por Dios a través de la búsqueda de la vida; la búsqueda y la práctica de la verdad son todas realidad. Experimentad las palabras de Dios al leer Sus palabras; de esta manera, captarás el conocimiento de Dios por medio de la experiencia práctica. Esta es una búsqueda verdadera.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado