Palabras diarias de Dios | Fragmento 402 | "La Era del Reino es la Era de la Palabra"

Uno no puede estar de prisa para lograr el éxito en la búsqueda de la vida; el crecimiento en la vida no ocurre en sólo uno o dos días. La obra de Dios es normal y práctica, y tiene que someterse a un proceso necesario. Le llevó a Jesús hacerse carne un proceso de 33,5 años a fin de completar Su obra de crucifixión, ¡sin contar la vida del hombre! Asimismo, no es tarea fácil hacer que un hombre normal manifieste a Dios. Esto es particularmente cierto para las personas de la nación del gran dragón rojo. Ellos son de bajo calibre y necesitan un largo período con la palabra y la obra de Dios. Así que no te apures en ver resultados. Debes ser proactivo en comer y beber las palabras de Dios, y debes poner mayor esfuerzo en las palabras de Dios. Después de leer Sus palabras, debes ser capaz de ponerlas en práctica en la realidad, y en las palabras de Dios, podrás entonces obtener conocimiento, perspicacia, discernimiento y sabiduría. Al hacerlo, cambiarás sin darte cuenta. Si eres capaz de tomar como tus principios el comer y beber la palabra de Dios, leer Su palabra, conocerla, experimentarla y practicarla, crecerás sin darte cuenta. Algunos dicen que no son capaces de poner la palabra de Dios en práctica, incluso después de leerla. ¿Cuál es tu prisa? Cuando alcances cierta estatura, serás capaz de poner en práctica Su palabra. ¿Diría un niño de cuatro o cinco años de edad, que él no es capaz de apoyar u honrar a sus padres? A estas alturas ya debes conocer cuál es tu estatura, poner en práctica lo que puedas, y no ser de aquellos que interrumpen la gestión de Dios. Simplemente come y bebe las palabras de Dios, y de ahora en adelante, asume esto como tu principio. No te preocupes por ahora acerca de si Dios puede hacerte completo. No profundices todavía en esos asuntos. Simplemente come y bebe las palabras de Dios a medida que las vayas encontrando, y eso te asegurará de que Dios será capaz de hacerte completo. Sin embargo, hay un principio por el cual debes comer y beber Su palabra. No lo hagas a ciegas. Más bien, busca las palabras que debes llegar a conocer, es decir, aquellas relacionadas con la visión. Otro aspecto que debes buscar son los referentes a la práctica real, es decir, aquellos con los que debes entrar. Un aspecto se refiere al conocimiento, y el otro se refiere al entrar. Una vez encuentres ambos, es decir, cuando captes lo que debes conocer y lo que debes practicar, sabrás cómo comer y beber la palabra de Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado