Palabras diarias de Dios | Fragmento 329 | "Los malvados deben ser castigados"

Antes, cuando Dios estaba en el cielo, el hombre trató de engañar a Dios con sus acciones; hoy, Dios ha venido entre los hombres, por cuánto tiempo, nadie lo sabe, pero el hombre sigue actuando como siempre ante Dios y trata de burlarse de Él. ¿No es el hombre extremadamente retrasado en su pensamiento? Fue lo mismo con Judas: antes de que Jesús viniera, Judas les decía mentiras a sus hermanos y hermanas, y después de que Jesús vino no cambió; no tenía el más mínimo conocimiento de Jesús y al final lo traicionó. ¿No fue porque no conocía a Dios? Si hoy todavía no conocéis a Dios, entonces os volveréis un Judas y la tragedia de la crucifixión de Jesús durante la Era de la Gracia, hace miles de años, se volverá a desarrollar. ¿No lo creéis? ¡Es un hecho! En la actualidad, la mayoría de las personas existen en esas circunstancias, puedo estar diciendo esto un poco temprano, y esas personas juegan el papel de Judas. No estoy hablando ligeramente sino de acuerdo a los hechos, y debes creer. Aunque muchas personas pretenden ser humildes, en sus corazones no hay nada sino agua estancada y hedionda. Ahora bien, muchos en la iglesia están así. Pensáis que no sé nada; en la actualidad, Mi Espíritu me guía y da testimonio de Mí. ¿Crees que no sé nada? ¿Crees que no entiendo nada de los pensamientos retorcidos que hay dentro de vuestros corazones ni de las cosas guardadas dentro de vuestros corazones? ¿Se engaña tan fácilmente a Dios? ¿Crees que lo puedes tratar como quieras? En el pasado me preocupaba que estuvierais encadenados y así os seguí dando rienda suelta, pero nadie se dio cuenta de que estaba siendo bueno con ellos. Les di una pulgada y tomaron una milla. Pregúntense entre vosotros: no he tratado con casi nadie, y no he sido rápido para reprender a ninguno, pero estoy seguro de los motivos y las nociones del hombre. ¿Crees que el mismo Dios de quien Dios da testimonio es un necio? Si así es, entonces digo que eres muy ciego. No te voy a censurar y veamos qué tan depravado te vuelves. Veamos si tus trucos te pueden salvar o si hacer tu mejor esfuerzo por amar a Dios te puede salvar. No te voy a condenar hoy; esperemos hasta el tiempo de Dios para ver cómo toma represalias en tu contra. No tengo tiempo para tener una charla ociosa contigo ahora, ni estoy dispuesto a retrasar Mi mayor obra por causa tuya; un gusano como tú no es digno de que Dios ocupe Su tiempo en tratar contigo, así que veamos a qué lugar puedes llegar viviendo disolutamente. Tales personas no buscan tener el menor conocimiento de Dios y no tienen ningún amor por Dios; sin embargo, todavía quieren que Dios los llame justos, ¿no es esto un chiste? Ya que en realidad hay un pequeño número de personas que son honestas, no me ocupo de brindarle al hombre nada sino la vida. Sólo voy a completar eso que se debe hacer hoy y después la retribución vendrá sobre cada uno de acuerdo con su comportamiento. He dicho lo que me corresponde decir porque esta es la obra que hago. Hago eso que debo hacer y no hago eso que no debo hacer y aun así espero que paséis más tiempo en reflexión: ¿Exactamente cuánto de tu conocimiento de Dios es verdadero? ¿Eres uno de esos que una vez más han clavado a Dios en la cruz? Por último, digo esto: Ay de aquellos que crucifican a Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado