Palabras diarias de Dios | Fragmento 282 | "Solo pueden servir a Dios los que conocen Su obra de hoy"

En vuestra creencia en Dios, ¿cómo debes conocer a Dios? Debes lograr el conocimiento de Dios con base en las palabras y la obra de Dios en la actualidad, sin desviación o error, y, ante todo, debes conocer la obra de Dios. Estas son las bases para conocer a Dios. Todas esas diversas falacias que carecen de una aceptación pura de las palabras de Dios son nociones religiosas, son una aceptación desviada y errónea. La mayor habilidad de las figuras religiosas es agarrar las palabras de Dios que fueron aceptadas en el pasado y verificarlas frente a las palabras de Dios de hoy. Si al servir al Dios de hoy te aferras a las cosas esclarecidas por el Espíritu Santo en el pasado, entonces tu servicio causará una interrupción, y tu práctica será anticuada y nada más que una ceremonia religiosa. Si crees que los que sirven a Dios deben ser extrovertidamente humildes y pacientes… y si pones este tipo de conocimiento en práctica en el día de hoy, entonces es del tipo de conocimiento que es noción religiosa, y este tipo de práctica se ha vuelto una actuación hipócrita. Las “nociones religiosas” se refieren a cosas que son anticuadas y obsoletas (incluyendo la aceptación de las palabras previamente habladas por Dios y la luz directamente revelada por el Espíritu Santo), y si las pones en práctica hoy en día, entonces son una interrupción de la obra de Dios, y no benefician al hombre de ninguna manera. Si el hombre es incapaz de purgar las cosas dentro de él que pertenecen a las nociones religiosas, entonces van a convertirse en un gran obstáculo para el servicio del hombre a Dios. Las personas con nociones religiosas no tienen manera de mantenerse al paso con los pasos de la obra del Espíritu Santo, permaneciendo un paso atrás, y luego dos, porque estas nociones religiosas hacen que el hombre se vuelva extremadamente santurrón y arrogante. Dios no siente nostalgia por lo que Él habló e hizo en el pasado; si es obsoleto, entonces Él lo elimina. ¿No es acaso cierto que puedes desapegarte de tus nociones? Si te aferras a las palabras que habló Dios en el pasado, ¿acaso eso prueba que conoces la obra de Dios? Si eres incapaz de aceptar la luz del Espíritu Santo hoy, y en cambio te aferras a la luz del pasado, ¿cómo podrá esto ser prueba de que sigues los pasos de Dios? ¿Continúas siendo incapaz de desapegarte de las nociones religiosas? Si ese es el caso, entonces te conviertes en alguien que se opone a Dios.

Si el hombre puede desapegarse de las nociones religiosas, entonces no usará su mente para medir las palabras y la obra de Dios del presente, sino que obedecerá directamente. A pesar de que hoy en día la obra de Dios es manifiestamente diferente a la del pasado, eres capaz de desprenderte de las percepciones del pasado y con franqueza obedecer la obra de Dios en la actualidad. Si eres capaz de un conocimiento tal que le dé un lugar de honor a la obra de Dios del presente sin importar cómo fue Su trabajo en el pasado, entonces eres alguien que se ha desprendido de sus nociones, que obedece a Dios, que es capaz de obedecer la obra y las palabras de Dios, y que sigue los pasos de Dios. En esto, serás una persona que en verdad obedece a Dios. No analizas ni estudias la obra de Dios; es como si Dios hubiera olvidado Su obra anterior, y como si tú también la hubieras olvidado. El presente es el presente y el pasado es el pasado, y ya que hoy Dios ha puesto a un lado lo que Él hizo en el pasado, no debes permanecer ahí. Sólo entonces serás alguien que obedece completamente a Dios y que se ha desapegado por completo de sus nociones religiosas.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

DEJA ATRÁS TUS NOCIONES RELIGIOSAS PARA SEGUIR LOS PASOS DE DIOS

I

En tu creencia en Dios, busca conocerlo por Sus palabras y Su obra actual, sin falacias. Para conocer a Dios, ante todo debes conocer Su obra. Pues esta es la base. Todas las falacias que no aceptan puramente las palabras que dice Dios son sólo nociones: anormales, desviadas y erróneas. No importa cómo obró Dios antes, debes valorar Su obra hoy, así abandonarás tus nociones y podrás obedecer a Dios, obedecer Su obra y Sus palabras, seguir los pasos de Dios. Y así obedecerás a Dios con sinceridad, con sinceridad.

II

Las figuras religiosas comparan las palabras de Dios de hoy con las palabras de Dios de antaño. Si sirves al Dios de hoy pero aferrado a lo antiguo, no podrás servirlo bien, tu práctica será un viejo y caduco ritual. Con nociones religiosas, no es posible seguir la obra del Espíritu Santo. Con cada paso se quedan atrás y se vuelven creídos y arrogantes. No importa cómo obró Dios antes, debes valorar Su obra hoy, así abandonarás tus nociones y podrás obedecer a Dios, obedecer Su obra y Sus palabras, seguir los pasos de Dios. Y así obedecerás a Dios con sinceridad, con sinceridad.

III

Dios no añora lo que Él dijo o hizo. Dios deja atrás todo lo pasado. Debes dejar atrás tus nociones. Si te aferras a lo que dijo Dios en el pasado, ¿acaso esto prueba que conoces Su obra? Si no aceptas la nueva luz del Espíritu Santo, si te aferras al pasado, no estás siguiendo los pasos de Dios. Si eso es lo que eliges, te opones a Dios. Cuando el hombre abandone sus conceptos religiosos, no comparará la obra y las palabras que dice Dios hoy. Aunque Su obra es distinta de las formas anteriores, deja atrás tus viejas nociones y obedece la obra de Dios hoy. No importa cómo obró Dios antes, debes valorar Su obra hoy, así abandonarás tus nociones y podrás obedecer a Dios, obedecer Su obra y Sus palabras, seguir los pasos de Dios. Y así obedecerás a Dios… Y así obedecerás a Dios con sinceridad, con sinceridad.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado