App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne (Continuación)

La Palabra manifestada en carne (Continuación)
La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Categorías

Recital-the-word-appears-in-the-flesh
Declaraciones de Cristo de los últimos días (Selecciones)
Recital-god-word-selection
Palabras Clásicas de Dios (Pasajes)

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (III)

Parte 2

Si todos los seres perdieran sus propias leyes, dejarían de existir; si las leyes de todos los seres se perdieran, los seres vivos entre todos los seres no podrían seguir adelante. Los seres humanos también perderían los entornos de los que dependen para su supervivencia. Si los humanos perdieran todo eso, no podrían continuar viviendo y multiplicándose generación tras generación. La razón por la que los seres humanos han sobrevivido hasta ahora es que Dios ha provisto a la humanidad de todos los seres para nutrirla, y para hacerlo de diferentes formas. Han sobrevivido hasta ahora, hasta el día de hoy, sólo porque Dios alimenta a los seres humanos de distintas maneras. Con ese tipo de entorno fijo para la supervivencia, favorable y ordenado, todas las clases de personas sobre la tierra, todos los tipos de razas pueden sobrevivir dentro de sus ámbitos prescritos. Nadie puede ir más allá de estos ámbitos o límites, porque Dios es quien los ha delineado. ¿Por qué los delinearía Dios de esta forma? Esto es realmente importante para toda la humanidad; ¡realmente importante! Dios trazó el ámbito para cada clase de ser viviente y fijó el método de supervivencia para cada tipo de ser humano. También dividió los distintos tipos de personas y razas sobre la tierra y fijó sus ámbitos. Esto es lo que queremos exponer a continuación.

Cuarto, Dios trazó límites entre las diferentes razas. Sobre la tierra hay personas blancas, negras, cobrizas y amarillas. Son tipos de personas distintos. Dios también fijó el ámbito para las vidas de estos tipos diferentes de personas, y sin ser consciente de ello, estas viven dentro de su entorno apropiado para la supervivencia bajo la administración de Dios. Nadie puede salirse de esto. Por ejemplo, la raza blanca —esto es, los blancos—, ¿en qué áreas viven en su mayor parte? Lo hacen en países europeos y americanos. Las personas negras viven principalmente en África. ¿Y en qué áreas viven las personas cobrizas? Principalmente en el sureste asiático, en países como Tailandia, India, Myanmar, Vietnam y Laos. Esto es, en regiones del sureste asiático. Las personas amarillas viven principalmente en Asia, esto es, China, Japón, Corea del Sur y otros países similares. Dios ha distribuido apropiadamente todos estos distintos tipos de razas de forma que están repartidas en diferentes partes del mundo. En estas, Dios preparó hace mucho un entorno para la supervivencia adecuado para cada raza humana diferente. Dentro de estos tipos de entorno para la supervivencia, Dios ha preparado para ellas el color y los componentes del terreno. Las personas blancas y negras tienen diferentes componentes en su cuerpo, que también difieren de los de las personas de otros colores. Cuando Dios creó a todos los seres, ya había preparado ese entorno para la supervivencia. Su propósito en ello fue que cuando ese tipo de persona comenzara a multiplicarse, a aumentar en número, pudiera quedarse fija en ese ámbito. Antes de crear a los seres humanos, Dios ya lo había pensado todo: Él atribuiría una cierta zona a las personas blancas para permitirles desarrollarse y sobrevivir. Por tanto, cuando Él estaba creando la tierra ya tenía un plan, tenía intención y propósito en lo que estaba poniendo en aquel pedazo de tierra, y en lo que crecería en el mismo. Por ejemplo, hace mucho que Dios preparó las montañas, la cantidad de llanuras, de fuentes de agua, los tipos de aves y animales, los peces y las plantas que se hallarían en esa tierra. Cuando preparaba un entorno para la supervivencia de un tipo de ser humano, de una raza, Dios consideraba muchos aspectos del asunto: el entorno geográfico, los componentes del terreno, los tipos de aves y animales, el tamaño de los diversos tipos de peces, los componentes del pescado, las diferentes cualidades del agua, así como los distintos tipos de plantas… Dios había preparado eso mucho tiempo atrás. Ese tipo de entorno es un entorno natural para la supervivencia que Dios creó y preparó para las personas blancas.

Deberíais ser capaces de ver que cuando Dios creó todos los seres, lo meditó mucho. Hizo las cosas con un plan. Ahora podéis ver eso, ¿verdad? (Las consideraciones de Dios para los diversos tipos de personas fueron meditadas en profundidad. Para el entorno para la supervivencia de diferentes tipos de humanos, Él preparó los tipos de aves y animales, los tipos de peces, cuántas montañas y cuántas llanuras habría. Él lo consideró todo de forma muy considerada y precisa.) Por ejemplo, ¿qué alimentos comen principalmente las personas blancas? (Principalmente alimentos con alto contenido proteico, diferentes tipos de carne, productos lácteos y alimentos basados en el trigo.) Los alimentos que las personas blancas comen son muy diferentes de los que comen los asiáticos. Los alimentos básicos que los blancos consumen son principalmente carne, huevos, leche y aves de corral. Los cereales como el pan y el arroz son generalmente alimentos no básicos que se colocan a un lado del plato. Incluso cuando comen ensalada, compuesta de vegetales, añaden buey o pollo asado en ella. Aunque coman alimentos basados en el trigo, les añaden queso, huevos o carne. Es decir, sus alimentos básicos no están formados principalmente por los que se basan en el trigo o el arroz; comen bastante carne y queso. Beben con frecuencia agua helada, porque consumen alimentos realmente altos en calorías. Cuando se sientan a comer, antes de que se sirva la comida todos beben un vaso de agua helada primero, de forma que las personas blancas son realmente robustas. Estas son sus fuentes de vida, sus entornos para vivir preparados por Dios para ellos, que les permite tener ese tipo de estilo de vida. Es un estilo de vida diferente del de las personas de otros colores. No hay nada correcto o erróneo en él; es innato, está predestinado por Dios y se debe a Su dominio y Sus disposiciones. Este tipo de raza tiene un cierto estilo de vida y ciertas fuentes para su sustento debido a su raza, así como al entorno para la supervivencia preparado para ella por Dios. Se podría decir que el entorno para la supervivencia que Dios preparó para las personas blancas y los alimentos diarios que obtienen del mismo son ricos y abundantes.

Dios también preparó los entornos necesarios para la supervivencia de otras razas. También hay personas negras, ¿dónde están ubicadas? Lo están principalmente en el centro y el sur de África. ¿Qué preparó Dios para ellas en ese tipo de entorno para vivir? Selvas tropicales, todo tipo de aves y animales, y también desiertos y toda clase de plantas acordes con ellos. Tienen fuentes para el agua, para su sustento y para su alimento. Dios no tuvo prejuicios contra ellas. Independientemente de lo que hayan hecho alguna vez, su supervivencia no ha sido un problema. También ocupan una cierta ubicación y un área en una parte del mundo.

Ahora hablemos un poco acerca de las personas amarillas. Estas se localizan principalmente en el Oriente. ¿Cuáles son las diferencias entre los entornos y las posiciones geográficas de Oriente y Occidente? En Oriente, la mayor parte de la tierra es fértil, y rica en materiales y yacimientos minerales. Esto es, todas las clases de recursos existentes encima y debajo de la tierra son abundantes. Y para este grupo de personas, para esta raza, Dios también preparó el correspondiente terreno, clima y los diversos entornos geográficos adecuados para ellas. Aunque existen grandes diferencias entre ese entorno geográfico y el entorno de Occidente, Dios preparó el alimento necesario, el sustento y las fuentes para la supervivencia de las personas. Sencillamente es un entorno habitable diferente al de las personas blancas de Occidente. ¿Pero qué es eso hacia lo que necesito atraer vuestra atención, eso que debo deciros? El número de personas de raza oriental es relativamente elevado, por lo que Dios añadió en esa parte de la tierra muchos elementos diferentes a los del Oeste. En esa parte del mundo, Él añadió muchos paisajes diferentes y toda clase de abundantes materiales. Los recursos naturales son muy cuantiosos allí; el terreno también es variado y diverso, adecuado para nutrir a un enorme número de personas de raza oriental. Algo que difiere de Occidente es que en Oriente —desde el sur hasta el norte, desde el este al oeste— el clima es mejor que en Occidente. Las cuatro estaciones están claramente delineadas, las temperaturas son acogedoras, los recursos naturales abundantes, y los escenarios naturales y los tipos de terreno mucho mejores que en Occidente. ¿Por qué Dios hizo esto? Él creó un equilibrio muy racional entre las personas blancas y las amarillas. ¿Qué significa esto? Cada aspecto de aquello de lo que las personas blancas pueden disfrutar es mucho mejor que aquello de lo que las amarillas pueden disfrutar. Sus alimentos y las cosas que usan son mucho mejores. Sin embargo, Dios no está predispuesto contra ninguna raza. Él dio a las personas amarillas un entorno más bello y mejor para la supervivencia. Este es el equilibrio. Lo entendéis ahora, ¿verdad?

Dios ha predestinado qué tipos de personas viven en qué parte del mundo y los humanos no pueden salirse de este ámbito. ¡Esto es algo maravilloso! Aunque se producen guerras o invasiones durante diferentes eras o en momentos particulares, estas guerras, estas invasiones no pueden destruir en absoluto los entornos para la supervivencia que Dios ha predestinado para cada raza. Esto es, Dios ha fijado cierto tipo de personas en cierta parte del mundo y estas no pueden salirse de ese ámbito. Aunque las personas tengan algún tipo de ambición para cambiar o expandir su territorio, sin el permiso de Dios, esto será muy difícil de conseguir. Será muy difícil de lograr. Por ejemplo, las personas blancas querían expandir su territorio y colonizaron otros países. Los alemanes invadieron algunos países, Inglaterra ocupó la India. ¿Cuál fue el resultado? Al final fracasaron. ¿Qué se ve a partir de este fracaso? Dios no permite que se destruya lo que Él predestinó. Así pues, no importa cuán gran poder hayas podido ver en la expansión de Inglaterra, al final el resultado es que tuvieron que retirarse y que la tierra siguió perteneciendo a la India. Los que viven en ella siguen siendo los indios, no los ingleses. Esto se debe a que es algo que Dios no permite. Algunos de los que investigan la historia o la política han provisto tesis sobre esto; dan razones para el fracaso de Inglaterra, alegando que pudo deberse a que cierta etnia no podía ser conquistada o por alguna otra razón humana… Estas no son razones reales. La verdadera razón es Dios: Él no lo permite. Él hace que una etnia viva en una tierra concreta y la asienta allí, y si no le permite que se mueva, esta nunca podrá hacerlo. Si Dios define un ámbito para sus miembros, estos vivirán dentro de él. La humanidad no puede liberarse ni escapar de estos ámbitos. Esto es cierto. Por muy grandes que sean las fuerzas de los invasores o por muy débiles que sean los invadidos, su éxito al final se debe a Dios. Él ya ha predestinado esto y nadie lo puede cambiar. Así es como Dios ha distribuido a las diversas razas. ¿Qué obra ha hecho Dios para distribuir las razas? Primero, preparó el entorno geográfico más amplio, el entorno más amplio, asignando diferentes ubicaciones para las personas y, después, generación tras generación, estas han estado sobreviviendo allí. Esto está establecido; el ámbito para su supervivencia está establecido. Y su alimentación, sus vidas, lo que comen, lo que beben, sus sustentos; hace mucho que Dios estableció todo eso. Y cuando Dios estaba creando a todos los seres, hizo diferentes preparativos para distintos tipos de personas: hay diferentes composiciones del terreno, de los climas, de las plantas y de los entornos geográficos. Distintos lugares tienen incluso diferentes aves y animales, distintas aguas tienen diferentes tipos de peces y productos acuáticos, e incluso los tipos de insectos están determinados por Dios. Por ejemplo, hay urracas en Asia, pero probablemente no en los Estados Unidos. Esto es muy especial. Y en los Estados Unidos los gorriones son distintos a los de la China continental. Las cosas que crecen en el continente americano son todas muy grandes, altas y robustas. Las raíces de los árboles del bosque son todas muy superficiales, pero estos crecen muy altos; pueden llegar a medir incluso más de treinta metros de altura, pero los árboles de los bosques asiáticos no son generalmente tan altos. Estoy seguro de que habéis oído hablar de las plantas de aloe. En Japón son muy reducidas y finas, pero las de los Estados Unidos son realmente grandes. Esto es diferente. Es el mismo tipo de planta con el mismo nombre, pero en el continente americano es relativamente grande; existe realmente una diferencia. Puede que las personas no vean ni perciban las diferencias en estos diversos aspectos, pero cuando Dios estaba creando a todos los seres, los delineó y preparó diferentes entornos geográficos, diferentes terrenos y diferentes cosas vivas para distintas razas. Como Dios creó los diferentes tipos de personas, Él sabe lo que cada una de ellas necesita y cuáles son sus estilos de vida. Así pues, lo que Dios ha creado es muy bueno. Ahora deberíais tenerlo claro.

Después de hablar sobre algunas de estas cosas, ¿tenéis ahora alguna familiaridad con el tema principal que acabamos de exponer? ¿Tenéis algún entendimiento del mismo? Existe una razón por la que he hablado de estas cosas dentro del tema más amplio, ahora deberíais tener una visión de conjunto del mismo. Podéis decirme cuánto habéis entendido. (Toda la humanidad ha sido nutrida únicamente por las leyes determinadas por Dios para todas las cosas. Cuando Él estaba determinando estas leyes, proveyó a las distintas razas diferentes entornos, estilos de vida, alimentos, climas y temperaturas. Esto fue así para que la humanidad pudiera asentarse sobre la tierra y sobrevivir. En esto puedo ver el plan de gestión de Dios y Sus meticulosas disposiciones así como Su sabiduría y perfección.) (Con el fin de nutrir a la humanidad, Dios ha determinado estas leyes para nosotros y ha preparado entornos geográficos, así como diversos tipos de alimentos. Y, con el fin de que sobrevivamos mejor en este tipo de entorno, Él ha preparado diferentes espacios para vivir. En esto puedo ver que la obra y los planes de Dios son muy precisos, y puedo ver Su amor por nosotros los humanos.) ¿Tiene alguien algo que añadir? (Ninguna persona, acontecimiento o cosa puede cambiar las leyes y los ámbitos determinados por Dios. Todo está bajo Su dominio.) Mirando desde la perspectiva de las leyes determinadas por Dios para el crecimiento de todas las cosas, ¿no está toda la humanidad, sea cual sea su tipo, viviendo bajo las provisiones de Dios —no están todos viviendo bajo Su cuidado—? Si estas leyes fueran destruidas o si Dios no hubiera establecido esta clase de leyes para la humanidad, ¿cuáles serían sus perspectivas? Después de perder sus entornos básicos para la supervivencia, ¿tendría alguna fuente de alimentos? Es posible que las fuentes de alimentos se convirtieran en un problema. Si las personas perdieran sus fuentes de alimentos, esto es, si no pudieran conseguir nada para comer, posiblemente no podrían aguantar ni un solo mes. La supervivencia de las personas pasaría a ser un problema. Por tanto, cada cosa que Dios hace para la supervivencia de las personas, para su existencia y multiplicación continuas, es muy importante. Cada cosa que Dios hace entre todas las cosas está estrechamente relacionada con la supervivencia de las personas y es inseparable de esta. Es inseparable de su supervivencia. Si esta se convirtiera en un problema, ¿podría seguir adelante la gestión de Dios? ¿Seguiría existiendo esta? Así pues, la gestión de Dios coexiste con la supervivencia de toda la humanidad a la que Él nutre, e independientemente de lo que Dios prepare para todas las cosas y lo que haga por los humanos, todo esto es necesario para Él, y es crítico para la supervivencia de la humanidad. Si se abandonaran estas leyes que Dios determinó para todas las cosas, si se quebrantaran o interrumpieran, ninguna cosa podría existir más, el entorno para la supervivencia de la humanidad dejaría de existir, y también su sustento diario, y ella misma. Por esta razón, la gestión de Dios para la salvación de la humanidad ya no existiría tampoco. Esto es algo que las personas deben ver con claridad.

Todo lo que hemos expuesto, cada cosa, cada elemento está íntimamente vinculado con la supervivencia de cada persona. Podríais decir: “Eso de lo que estás hablando es demasiado amplio, no podemos verlo”, y quizás haya personas que dirían: “Lo que estás hablando no tiene nada que ver conmigo”. Sin embargo, no olvides que estás viviendo tan sólo como una parte de todas las cosas; eres un miembro de todas las cosas que hay dentro del dominio de Dios. Nada ni nadie puede separarse de Su dominio. Perder Su dominio y perder Sus provisiones significaría que la vida de las personas, la vida de las personas en la carne, desaparecerían. Esta es la importancia de que Dios establezca entornos de supervivencia para la humanidad. No importa de qué raza seas o en qué pedazo de tierra vivas, ya sea en Occidente o en Oriente; no puedes separarte del entorno para la supervivencia que Dios ha establecido para la humanidad ni apartarte del cuidado y de las provisiones del entorno para la supervivencia que Él ha establecido para los humanos. No importa cuál sea tu sustento, en qué te apoyes para vivir ni para sustentar tu vida en la carne, no puedes separarte del dominio de Dios y Su administración. Algunas personas dicen: “No soy agricultor, no planto cultivos para vivir. No confío en los cielos para obtener mi alimento, de forma que puedo decir que no estoy sobreviviendo en el entorno para la supervivencia establecido por Dios. Este tipo de entorno no me ha dado nada”. Pero esto no es correcto. ¿Y por qué no? Dices que no plantas cultivos para tu sustento, ¿pero no comes cereales? ¿No comes carne? ¿No comes huevos? ¿No comes vegetales y fruta? Todo lo que comes, todas estas cosas que necesitas, son inseparables del entorno para la supervivencia establecido por Dios para la humanidad. Y la fuente de todo lo que la humanidad requiere no puede separarse de todas las cosas creadas por Dios, estas clases de entornos para la supervivencia. El agua que bebes, la ropa que vistes y todas las cosas que usas, ¿cuál de estos elementos no se obtiene de entre todas las cosas? Algunas personas dicen: “Hay algunos elementos que no se obtienen de todas las cosas”. ¿Cómo qué? Dame un ejemplo. Algunos dicen: “Como puedes ver, el plástico no se obtiene de todas las cosas. Es algo químico, algo producido por el hombre”. Pero esto no es correcto. ¿Por qué no? El plástico está hecho por el hombre, es una cosa química, ¿pero de dónde procedían sus componentes originales? (Procedían de las cosas originalmente creadas por Dios.) Los componentes originales se obtenían de materiales creados por Dios. Las cosas que disfrutas, que ves, cada cosa que usas, se obtienen de todo lo que Dios ha creado. Es decir, independientemente de la raza, del sustento o del tipo de entorno para la supervivencia en que viven las personas, no pueden separarse de las provisiones de Dios. Por tanto, ¿tienen estas cosas, que hemos expuesto hoy, relación con nuestro tema “Dios es la fuente de vida para todas las cosas”? ¿Pertenecen, pues, las cosas que hemos expuesto hoy a este tema más amplio? Sólo he dicho todo esto a causa de esta relación. Quizás algo de lo que he hablado hoy sea un poco abstracto y difícil de exponer. Sin embargo, pienso que probablemente lo entendáis un poco mejor ahora.

Estas últimas veces que hemos comunicado, el abanico de temas de los que hemos hablado es bastante amplio, y su extensión es grande, por lo que es necesario que hagáis un esfuerzo para interiorizarlo todo. Esto se debe a que estos temas son cosas que no se han encontrado antes en la creencia de las personas en Dios. Algunas personas lo entienden como un misterio y otras como una historia; pero, ¿qué perspectiva es la correcta? ¿Desde qué perspectiva oís todo esto? ¿Qué habéis ganado con todo esto? Que alguien me lo diga. (He reconocido un aspecto de la autoridad de Dios y también he visto Su honor, y a partir de eso también puedo ver Su amor por la humanidad. Cada cosa que Él hace contiene Sus disposiciones meticulosas y planes para la humanidad. Él nos ama y nos valora tanto que incluso nos ha provisto consideradamente de nuestros alimentos.) (Hemos visto los actos de Dios, así como cuán metódicamente Él ha dispuesto todas las cosas y que todas ellas tienen estas leyes, y a través de estas palabras podemos entender más de los actos de Dios y Sus meticulosas disposiciones para salvar a la humanidad.) Por medio de estos momentos en comunión, ¿habéis visto cuál es el alcance de la administración de todas las cosas por parte de Dios? (Toda la humanidad, todas las cosas.) ¿Es Dios el Dios de una raza? ¿Es el Dios de un tipo de personas? ¿Es el Dios de una pequeña parte de la humanidad? (No, no lo es.) Como ese no es el caso, en el conocimiento de Dios por parte de las personas, si Él fuera sólo el Dios de una pequeña parte de la humanidad, o si creéis que Dios es sólo vuestro Dios, ¿es correcta esta perspectiva? Como Dios administra y domina todas las cosas, las personas deberían ver Sus acciones, Su sabiduría y Su omnipotencia que se revelan en Su dominio sobre todas las cosas. Esto es algo que las personas deben saber. Si dices que Dios administra a todos los seres, los gobierna a todos y a toda la humanidad, pero si no tienes ningún entendimiento o perspectiva de Su dominio sobre esta, ¿puedes reconocer realmente que Él domina sobre todas las cosas? ¿Puedes? Puedes pensar en tu corazón: “Puedo, porque veo que Dios domina sobre toda esta vida mía”. ¿Es Dios realmente tan pequeño? ¡No lo es! Sólo ves la salvación de Dios para ti y Su obra en ti, y a partir de estas cosas ves Su dominio. Eso es un ámbito demasiado pequeño y tiene un impacto sobre tu conocimiento genuino de Dios. También limita tu conocimiento genuino del dominio de Dios sobre todas las cosas. Si limitas tu conocimiento al ámbito de lo que Dios provee para ti y Su salvación para ti, nunca serás capaz de reconocer que Él domina sobre todos, todas las cosas y toda la humanidad. Cuando eres incapaz de reconocer todo esto, ¿puedes reconocer realmente que Dios domina tu destino? No puedes. En tu corazón nunca serás capaz de reconocer ese aspecto, nunca serás capaz de reconocer ese nivel. Entiendes, ¿verdad? (Sí.) En realidad, sé hasta qué punto sois capaces de entender estos temas, este contenido del que estoy hablando, ¿por qué sigo entonces hablando sobre el mismo? Se debe a que estos temas son cosas que cada seguidor de Dios, cada persona que quiere que Él la salve tiene que entender, tienen que conocer estos temas. Aunque no los entiendas en este tiempo, en este momento, algún día, cuando tu vida y tu experiencia de la verdad alcance un cierto nivel, cuando tu cambio en tu carácter vital alcance un cierto nivel y tu estatura aumente hasta un cierto grado, estas palabras —estos temas de los que te estoy hablando— podrán mantenerte y satisfarán tu búsqueda del conocimiento de Dios. Así pues, estas palabras debían establecer un fundamento, para prepararos para vuestro entendimiento futuro de que Dios domina sobre todas las cosas y para vuestro entendimiento de Dios mismo.

El grado de entendimiento de Dios que hay en el corazón de las personas determina la posición que Él tiene en ellos. Lo alto que sea el grado de conocimiento de Dios en sus corazones determina la altura de Su estatus en ellos. Si el Dios que conoces es vacío y confuso, el que está en tu corazón también lo es. Si el Dios que conoces está limitado dentro de tu ámbito, es un Dios muy pequeño; ese Dios no está conectado con el verdadero Dios mismo ni tiene nada que ver con Él. Por tanto, conocer Sus acciones reales, Su realidad y omnipotencia, la verdadera identidad de Dios mismo, lo que Él tiene y es, lo que ha demostrado entre todas las cosas, todo esto es muy importante para cada persona que busca el conocimiento de Dios. Todo esto es inseparable de la vida de cada persona, de su vida práctica de búsqueda de la verdad. Si limitas tu entendimiento de Dios a meras palabras, si lo limitas a tus propias y pequeñas experiencias, a la gracia de Dios con la que cuentas o a tus pequeños testimonios de Él, entonces digo que tu Dios no es en absoluto el Dios verdadero. No es en absoluto el verdadero Dios mismo, y también puede decirse que el Dios en el que crees no es Dios. Esto se debe a que el Dios del que estoy hablando es aquel que domina sobre todo, el que camina entre todas las cosas, el que lo administra todo. Él es aquel que controla el destino de toda la humanidad; aquel que controla el destino de todo. La obra y las acciones del Dios del que estoy hablando no están limitadas solamente a una pequeña parte de las personas. Esto es, no están limitadas solamente a las personas que lo siguen a Él en la actualidad. Sus acciones se demuestran en medio de todas las cosas, en la supervivencia de estas y en las leyes de cambio de todas las cosas. Si no puedes ver o reconocer ninguna acción de Dios entre todas las cosas, tampoco puedes dar testimonio de ninguna de ellas. Si no puedes dar ningún testimonio de Dios, si sigues hablando del pretendido y pequeño Dios que conoces, ese Dios que está limitado a tus propias ideas y que está dentro de tu mente estrecha, si sigues hablando de esa clase de Dios, Él nunca alabará tu fe. Cuando das testimonio para Dios, si sólo te basas en cómo disfrutas de Su gracia, cómo aceptas Su disciplina y Su castigo, y cómo disfrutas de Sus bendiciones en tu testimonio de Él, eso es inmensamente inadecuado, y está lejos de satisfacerle. Si quieres dar testimonio para Dios de una forma que concuerde con Su voluntad, dar testimonio para el verdadero Dios mismo, entonces debes ver lo que Él tiene y es a partir de Sus acciones. Debes ver la autoridad de Dios en Su control de todas las cosas y ver la verdad de cómo provee Él para toda la humanidad. Si sólo reconoces que tu comida y bebida diarias, así como tus necesidades en la vida proceden de Dios, pero no ves la verdad de que Él provee para toda la humanidad por medio de todas las cosas, que Él dirige a la humanidad por medio de Su dominio de todas las cosas, nunca serás capaz de dar testimonio para Él. Ahora entiendes todo esto, ¿verdad? ¿Cuál es Mi propósito al decir todo esto? Es que no os lo toméis a la ligera, que no creáis que estos temas de los que he hablado son irrelevantes para vuestra propia entrada a la vida y que no os toméis estos temas simplemente como un tipo de conocimiento o doctrina. Si escucháis esto con esa clase de actitud, no obtendréis nada. Perderéis esta gran oportunidad de conocer a Dios. ¿Entendéis ahora?

¿Cuál es Mi objetivo al hablar de todas estas cosas? Mi objetivo es que las personas conozcan a Dios, que entiendan Sus acciones prácticas. Una vez que entiendes a Dios y conoces Sus acciones, y sólo entonces, tienes la oportunidad o la posibilidad de conocerlo a Él. Si, por ejemplo, quieres entender a alguien, ¿cómo lo harías? ¿Fijándote en su apariencia externa? ¿Fijándote en cómo se viste, en la ropa que lleva? ¿Lo harás observando cómo camina? ¿Considerando el alcance de su conocimiento? Sin duda no lo harás así. ¿Cómo entiendes, pues, a una persona? Emites un juicio a partir de sus pensamientos, de su discurso y comportamiento, de lo que expresan y revelan. Así es como conoces a una persona, como la entiendes. De igual manera, si queréis conocer a Dios, entender Su lado práctico, Su lado real, debéis conocerlo a Él a partir de Sus acciones y de cada cosa práctica que Él hace. Esta es la mejor forma, y la única. ¿Entendéis ahora? Dios manifiesta Sus acciones en medio de todas las cosas y en medio de ellas Él domina y controla las leyes de todas las cosas. Es totalmente necesario que las personas entiendan y conozcan a Dios.

00:00
00:00

0Resultado(s) de búsqueda