Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Recital-latest-expression
La Palabra manifestada en carne (Continuación)

Categorías

Recital-the-word-appears-in-the-flesh
Declaraciones de Cristo de los últimos días (Selecciones)
recital-god-word-selection
Palabras Clásicas de Dios (Pasajes)


La santidad de Dios (II)

Parte 1

¡Buenas noches a todos! (¡Buenas noches Dios Todopoderoso!) Hoy, hermanos y hermanas, cantemos un himno. Encontrad uno que os guste y hayáis cantado habitualmente antes. (Nos gustaría cantar un himno de la palabra de Dios “Amor puro y sin mancha”.)

1. El amor es una emoción pura y sin mancha. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir. El amor no condiciona, no hay distancias ni barreras. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir. No hay engaño si hay amor, ni queja o traición, porque el amor no busca su interés. El amor resistirá sacrificio y adversidad y con Dios tendremos armonía.

2. El amor no es malicioso, no engaña, ni sospecha. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir. El amor no tiene distancia ni nada que sea impuro. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir. No hay engaño si hay amor, ni queja o traición, porque el amor no busca su interés. El amor resistirá sacrificio y adversidad y con Dios tendremos armonía.

3. Dale tu familia a Dios, tu porvenir y juventud, tu matrimonio entrégale, darías a Él todo tu ser. Dale tu familia a Dios, tu porvenir y juventud, tu matrimonio entrégale, darías a Él todo tu ser. O tu amor no es real, sino traición y engaño a Dios.

4. El amor es una emoción pura y sin mancha. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir. El amor no condiciona, no hay distancias ni barreras. Tu corazón, úsalo para amar, cuidar, sentir.

Esta canción ha sido una buena elección. ¿Os gusta cantar este cántico? (Sí.) ¿Qué sentís después de entonarlo? ¿Sois capaces de sentir este tipo de amor dentro de vosotros? (No del todo aún.) ¿Qué palabras del cántico os conmueven hasta lo más profundo? (El amor no establece condiciones, barreras ni distancia. En el amor no existe la sospecha, la astucia ni el engaño. En el amor no hay distancia y nada que no sea puro. Pero dentro de mí sigo viendo impurezas y también veo dónde intento hacer tratos con Dios, ámbitos en los que no doy la talla; por tanto, cuando pienso en mí hoy, en realidad no he alcanzado un tipo de amor puro y sin mancha.) Si no has logrado este tipo de amor puro y sin mancha, ¿qué clase de amor es el tuyo? ¿Qué nivel de amor tienes dentro de ti? (Estoy meramente en la etapa en la que estoy dispuesta a buscar y tengo el anhelo.) Basándote en tu propia estatura y usando tus propias palabras sacadas de tus experiencias personales, ¿qué grado has alcanzado? ¿Engañas, tienes quejas? (Sí.) ¿Tienes exigencias en tu corazón? ¿Hay cosas que quieres y deseas de Dios? (Sí, están estas cosas adulteradas.) ¿En qué circunstancias afloran? (Cuando la situación que Dios ha dispuesto para mí no sea acorde a mis ideas de cómo deberían ser las cosas, o cuando mis deseos no se hayan visto satisfechos, manifestaré este tipo de carácter corrupto.) ¿Cantáis esta canción con frecuencia? ¿Podéis explicar cómo entendéis “amor puro sin defecto”? ¿Y por qué define Dios así el amor? (A mí me gusta este cántico, porque puedo ver realmente que este amor es un amor completo. Sin embargo, me siento bastante alejada de ese nivel. Ahora me encuentro simplemente en la fase en la que estoy dispuesta a sacrificar ciertas cosas y a soportar algún gasto en la búsqueda de la verdad, pero tan pronto como algo afecta a mi propio futuro y destino, siento un conflicto interior. Veo en mi interior que tengo poca confianza en Dios.) (Ahora siento que sigo muy lejos de alcanzar el amor verdadero, pero existen algunos ámbitos en los que he sido capaz de progresar hacia él; una de las formas en que lo hago es a través de la fuerza que las palabras de Dios me dan y otra manera es que en esas situaciones colaboro con Dios por medio de la oración. Sin embargo, cuando ello implica mis opiniones sobre la existencia, siento en ocasiones que no puedo vencerlas.) ¿Has pensado alguna vez en las cosas que podían estar bloqueándote durante esos momentos en que no puedes vencerlas? ¿Has sido introspectivo en estas cuestiones? (Sí, lo he sido y, en su mayor parte mi propio orgullo y vanidad, así como mis expectativas para mi futuro, son una gran obstrucción.) Cuando las expectativas de tu futuro y tu destino son una gran obstrucción, ¿has pensado alguna vez por qué es un estorbo tan grande? ¿Cómo podrían convertirse este futuro y este destino en un obstáculo? ¿Qué quieres de tu futuro y de tu destino? (No tengo ese asunto del todo claro; a veces caigo en situaciones en las que siento que no tengo futuro ni destino, o a veces siento que no tengo destino en lo que Dios me ha revelado. En esos momentos me siento muy débil y percibo que esto se ha convertido en mi propio gran obstáculo. Sin embargo, tras un período de experiencia y por medio de la oración, este estado en el que me encuentro puede alcanzar un punto de inflexión, pero con frecuencia sigo sintiéndome perturbada por esta situación.) ¿A qué te estás refiriendo realmente cuando dices “futuro y destino”? (Significa que cuando Dios ha dispuesto algunas circunstancias para mí, me siento muy lejos de Sus requisitos. A veces me pregunto si Dios me lo revela y siento que no tengo destino ni rumbo, y me siento muy débil.) ¿A qué os estéis refiriendo verdaderamente cuando decís “futuro y destino”? ¿Hay algo a lo que podáis apuntar? ¿Es una imagen o algo que imaginasteis, o algo que pudisteis ver en realidad? ¿Es algo real? (Es el destino.) ¿Qué es el destino? ¿Cuál es tu futuro? En cada uno de vuestros corazones deberíais pensar a qué hacen referencia las preocupaciones que tenéis en vuestro corazón respecto a vuestro futuro y destino. (Es ser salvo y sobrevivir, y la esperanza de llegar a ser poco a poco apto para ser usado por Dios y llevar a cabo mi deber conforme al estándar, a través del proceso de cumplir con mi deber. Dios suele revelar a menudo estas cosas y siento que no doy la talla.) Otros hermanos y hermanas deberían debatir; ¿cómo entendéis “amor puro sin defecto”? (necesita grabar un chico: No hay nada impuro en los individuos y no están controlados por su futuro y su destino. Independientemente de cómo los trate Dios, son capaces de obedecer por completo Su obra, así como Sus orquestaciones, y seguirlo hasta el final mismo. Sólo este tipo de amor hacia Dios es puro amor sin imperfecciones. Sólo cuando me comparo a esto descubro que, en los pocos años que llevo creyendo en Dios, es posible que haya sacrificado ciertas cosas de manera superficial o soportado algún gasto, pero no he sido capaz de entregarle mi corazón de verdad a Dios. Cuando Él me deja al descubierto, siento como si me hubiera caracterizado de alguien que no puede ser salvo y me obsesiono con esta condición negativa. Me veo realizando mi deber, pero al mismo tiempo intentando hacer tratos con Dios, e incapaz de amarlo con todo mi corazón, y que mi destino, mi futuro y mi rumbo están siempre en mi mente. Recuerdo que la comunión del hombre afirmó una vez que deberíamos devolver el amor de Dios llevando a cabo nuestro deber, que el amor debe expresarse de verdad y no ser meras palabras vacías. En comparación, me siento muy lejos de este amor.)

Se diría que habéis cantado a menudo este cántico, que tenéis cierto entendimiento de él, y que existen algunas conexiones con vuestras experiencias actuales. Sin embargo, prácticamente cada uno tiene niveles de aceptación diferentes de cada una de las frases del cántico “Amor puro sin defecto”. Algunas personas están dispuestas, otras buscan dejar de lado su futuro, otras buscan dejar de lado sus familias, otras no quieren recibir nada. Y las hay que se exigen a sí mismas no tener engaño ni quejas, ni rebelarse contra Dios. ¿Por qué querría Dios sugerir este tipo de amor y exigir que las personas lo amen de esta forma? ¿Es este un tipo de amor que las personas pueden alcanzar? Es decir, ¿pueden amar así las personas? Estas pueden ver que no les es posible, porque no poseen en absoluto este tipo de amor; y cuando no lo poseen, y fundamentalmente no saben del amor, Dios habla estas palabras que no les resultan familiares. Debido a que las personas viven en este mundo en su carácter corrupto, si tuvieran este tipo de amor o si uno pudiera poseerlo sin requisitos ni exigencias, estando dispuestos a consagrarse y a soportar sufrimientos, así como a entregar todo lo que es suyo, ¿cómo considerarían otras personas a quien posee este tipo de amor? ¿No sería una persona perfecta? (Sí.) ¿Existe una persona tan perfecta como esa en este mundo? No existe, ¿verdad? Este tipo de persona no existe en absoluto en este mundo, a no ser que viviera en un vacío, ¿verdad? Por tanto, algunas personas por medio de sus experiencias, invierten un gran esfuerzo para ser como estas palabras describían. Lidian consigo mismas, se contienen y hasta renuncian a sí mismas constantemente: soportan sufrimientos y abandonan las interpretaciones erróneas que han tenido. Dejan las formas en que han sido rebeldes a Dios, renuncian a sus propios deseos y anhelos. Pero al final siguen sin poder cumplir esos requisitos. ¿Por qué ocurre esto? Dios dice estas cosas con el fin de proveer un estándar a las personas para que lo sigan, por lo que estas serán conocedoras del estándar que Dios les exige. ¿Pero dice Él en algún momento que las personas deban conseguir esto de inmediato? ¿Dice Dios alguna vez en cuánto tiempo tienen que lograr esto las personas? (No.) ¿Dice Dios alguna vez que las personas deban amarlo de esta forma? ¿Dice eso este pasaje? No, no lo dice. Dios sólo les está hablando a las personas sobre el “amor” al que se estaba refiriendo. En cuanto a que las personas puedan amar y tratar a Dios así, ¿cuáles son los requisitos de Dios? No es necesario alcanzarlos al instante ni de inmediato, porque las personas no pueden hacerlo. ¿Habéis pensado alguna vez qué tipo de condiciones necesitan cumplir las personas con el fin de amar de esta forma? ¿Si estas leen a menudo estas palabras sentirán gradualmente este amor? (No.) ¿Cuáles son, pues, las condiciones? Primero, ¿cómo pueden quedar las personas libres de las sospechas sobre Dios? (Sólo las personas honestas pueden lograrlo.) ¿Y qué decís de quedar libre del engaño? (También tienen que ser personas honestas.) ¿Ser alguien que no quiere hacer tratos con Dios? También debe ser una persona honesta. ¿Y qué os parece no tener malicia? ¿A qué se refiere al decir que no hay elección en el amor? ¿Alude todo esto a ser una persona honesta? Hay muchos detalles en esto; la capacidad de Dios de dar lugar a este tipo de amor o de definirlo, de decirlo de esta forma, ¿qué confirma esto? ¿Podemos decir que Dios posee este tipo de amor? (Sí.) ¿Dónde veis esto? (En el amor que Dios tiene por el hombre.) ¿Es condicional el amor de Dios por el hombre? (No.) ¿Existen barreras o distancia entre Dios y el hombre? (No.) ¿Tiene Dios sospechas sobre el hombre? (No.) Dios observa al hombre, lo entiende, ¿verdad? (Sí.) Hmm, Él entiende realmente al hombre. ¿Es engañoso Dios hacia el hombre? (No.) Como Dios habla de una forma tan perfecta de este amor, ¿serían igual de perfectos Su corazón o Su esencia? ¿Han definido alguna vez las personas el amor de esta manera? (No.) ¿En qué circunstancias ha definido el hombre al amor? ¿Cómo habla el hombre del amor? ¿Acaso no es dar u ofrecer? (Sí.) La definición del amor por parte del hombre es simple y deficiente en esencia.

La definición del amor por parte de Dios y la forma en que Él habla del mismo guardan relación con un aspecto de Su esencia, ¿pero qué aspecto de la misma? La última vez comunicamos sobre un tema muy importante, un tema que las personas han debatido con frecuencia y han sacado a colación con anterioridad, y es una palabra que aparece a menudo en el curso de la creencia en Dios, aunque una que les parece tanto familiar como extraña a las personas; ¿pero por qué ocurre esto? Es una palabra que procede de las lenguas del hombre, entre los hombres su definición es distinta y confusa; ¿pero cuál es? (Santidad.) Ah, santidad: ese fue el tema de la última vez que comunicamos. Hablamos un poco sobre el mismo, pero nuestra comunicación quedó incompleta. Basándonos en la parte que comunicamos la última vez, ¿consiguieron todos un nuevo entendimiento sobre la esencia de la santidad de Dios? (Sí.) ¿Cuál pensáis que fue el nuevo entendimiento? Es decir, en ese entendimiento o en esas palabras, ¿qué os hizo sentir que vuestro entendimiento de la santidad de Dios era diferente o variable de lo que enseñé sobre la santidad de Dios? ¿Lo recordáis? ¿Dejó alguna impresión? (Dios dice lo que siente en Su corazón; es puro. Este es un aspecto de la santidad.) Eso es parte de ello; ¿hay algo más que añadir? (Hay santidad cuando Dios está furioso con el hombre: no hay imperfección.) (En la autoridad de Dios veo Su perfección, Su fidelidad, Su sabiduría y Su dominio sobre todas las cosas. Entiendo estas cosas.) “Dominio sobre todas las cosas”; esto se refiere a la autoridad de Dios, ahora estamos hablando de Su santidad. (En cuanto a la santidad de Dios, entiendo que Su ira y Su misericordia se encuentran en Su carácter justo. Esto dejó una fuerte impresión en mí. También sacó a relucir que el carácter justo de Dios es único, algo de lo que yo no tenía entendimiento ni definición en el pasado. Pero en Su enseñanza habló de que la ira de Dios es diferente del enojo del hombre. Es algo que ninguna creación posee. La ira de Dios es positiva y con principios; Él la emite debido a Su esencia inherente. La desata porque ve algo negativo. En Su misericordia, también veo que es algo que ninguna creación posee. Aunque el hombre tiene buenas obras y actos justos que se consideran similares a la misericordia, estos son impuros y hay un motivo subyacente. Algunos tipos de esa supuesta misericordia son incluso falsos y vacíos. Pero he visto la salvación de Dios cuando Él muestra misericordia a las personas, y esta misericordia pone al hombre directamente en la senda de la salvación. Coloca a las personas en la pista correcta de la creencia en Dios de manera que reciban su hermoso destino y esperanza. Así pues, Dios posee Su misericordia en Su esencia. Por tanto, aunque Dios fuera a destruir una ciudad por causa de Su ira, como Su esencia es misericordiosa, en cualquier momento o lugar podría mostrar misericordia para salvar y proteger a las personas de esa ciudad. Esto es lo que yo entiendo.) Tienes algún entendimiento del carácter justo de Dios.

Hace un momento, cuando os formulé algunas preguntas, la mayoría de vosotros reconoció que el amor de Dios es muy grande y real, pero carecéis de conocimiento respecto a Su esencia santa. Expondré este ámbito del conocimiento de la santidad de Dios en nuestro tema de hoy. Con frecuencia, las personas relacionan el carácter justo de Dios con Su santidad, y todas saben y han oído algunos detalles de Su carácter justo. Además, muchas personas combinan a menudo la santidad y el carácter justo de Dios en su comunicación, afirmando que este último es santo. Todo el mundo está familiarizado con la palabra “santo” y esta se usa habitualmente; pero respecto a sus connotaciones, ¿qué expresiones de la santidad de Dios pueden ver las personas? ¿Qué pueden reconocer las personas de lo que Dios ha revelado? Me temo que esto es algo que nadie sabe. Decimos que el carácter de Dios es justo, pero si tomas el carácter justo de Dios y dices que es santo, parece un poco vago, un poco confuso; ¿por qué? Dices que el carácter de Dios es justo, o dices que Su carácter justo es santo, ¿cómo caracterizáis, pues, la santidad de Dios en vuestros corazones? ¿Cómo la entendéis? Es decir, ¿qué ha revelado Dios o qué hay de todo aquello que Él tiene y es, que las personas reconocerían como santo? ¿Has pensado en esto antes? Lo que Yo he visto es que las personas dicen a menudo palabras que se emplean habitualmente o tienen frases que se han dicho una y otra vez, pero ni siquiera saben lo que están diciendo. Exactamente así lo dice todo el mundo y lo dice así de forma habitual, por lo que pasa a ser una frase hecha. Sin embargo, si investigaran y estudiaran realmente los detalles, verían que no saben cuál es el significado real ni a qué hace referencia. Ocurre lo mismo con la palabra “santo”; nadie sabe con exactitud a qué aspecto de la esencia de Dios se hace referencia en relación con Su santidad. Respecto a reconciliar la palabra “santo” con Dios, nadie sabe y los corazones de las personas están confundidos, y son ambiguas en su manera de reconocer que Dios es santo. Pero cuando entras en materia, ¿de qué forma es Dios santo? ¿Lo sabe alguien? Me temo que nadie es lo suficientemente claro en el asunto. Hoy comunicamos sobre reconciliar la palabra “santo” con Dios de modo que las personas puedan ver el contenido real de la esencia de la santidad de Dios, y esto evitará que algunas personas empleen la palabra descuidadamente y digan cosas de manera aleatoria cuando no saben lo que quieren decir, o incluso si son o no correctas y precisas. Las personas siempre lo han dicho así; tú y yo lo hemos dicho, y ha pasado a ser una manera de hablar, con lo que las personas han manchado sin darse cuenta la palabra “santo”.

En cuanto a la palabra “santo”, a primera vista parece muy fácil de entender, ¿verdad? Como mínimo, las personas creen que “santo” significa limpio, sin mancha, sagrado, y puro, exactamente como en el himno que acabamos de cantar, “Amor puro sin defecto”, donde se ponen juntos “santo” y “amor”, y es correcto; esto es parte de ello, el amor de Dios es parte de Su esencia, pero no es su totalidad. Sin embargo, en opinión de las personas, ven la palabra y tienden a relacionarla con las cosas que ellas mismas consideran puras y limpias, o con cosas que en su criterio personal no tienen mancha ni defecto. Por ejemplo, algunos dicen que la flor de loto es limpia; ¿cómo llegaron a definirla así? (“La flor de loto crece en el lodo, pero florece sin defecto”.) Florece sin defecto del agua sucia, por lo que las personas comenzaron a aplicarle la palabra “santa”. Algunos también consideraron santas las historias de amor que otros crearon, su contenido, o a algunos dignos protagonistas inventados. Además, algunos consideraron que personas de la Biblia, u otros de los que hablan los libros espirituales —como santos, apóstoles u otros que siguieron una vez a Dios mientras Él hacía Su obra— tuvieron experiencias espirituales que fueron santas. Las personas concibieron todas estas cosas y son conceptos propios. ¿Por qué tienen las personas nociones como estas? Hay una razón y es muy simple: es porque las personas viven en medio de un carácter corrupto y moran en un mundo de maldad e inmundicia. Todo lo que ven, todo lo que tocan, todo lo que experimentan es la maldad y la corrupción de Satanás, así como las intrigas, las luchas internas y la guerra que tienen lugar entre las personas bajo la influencia de Satanás. Por tanto, incluso cuando Dios lleva a cabo Su obra en las personas, o cuando les habla y les demuestra Su carácter y esencia, no son capaces de ver o aceptar lo que es la santidad. Aún más, por esta razón, las personas dicen a menudo que Dios es santo. Al vivir estas en medio de la inmundicia y la corrupción, y encontrarse bajo el dominio de Satanás, no ven la luz y no conocen los asuntos o las cosas positivas ni conocen la verdad. Por tanto, nadie sabe realmente qué es santo. Dicho esto, ¿hay cosas o personas santas en medio de esta humanidad corrupta? (No.) Podemos afirmar con certeza que no, no las hay, porque sólo la esencia de Dios es santa.

00:00
00:00

0Resultado(s) de búsqueda