Palabras diarias de Dios | Fragmento 146 | "Dios mismo, el único V"

(Mateo 4:8-11) Una vez más, el diablo lo lleva a una montaña sumamente alta y le muestra todos los reinos de la tierra, así como su gloria, y le dice: Te daré todo esto si te postras y me adoras. Entonces Jesús le dijo: Vete de aquí, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor tu Dios, y sólo a Él servirás. Entonces el diablo lo dejó y vinieron ángeles a asistirlo.

Habiendo fracasado Satanás, el diablo, en sus dos artimañas anteriores, intentó una más: mostró todos los reinos del mundo y su gloria al Señor Jesús y le pidió que le adorase. ¿Qué ves respecto a los verdaderos rasgos del diablo a partir de esta situación? ¿No es Satanás el diablo absolutamente descarado? (Sí). ¿Hasta qué punto puede serlo? Dios lo creó todo, pero Satanás le da la vuelta y se lo muestra a Dios diciendo: “Mira las riquezas y la gloria de todos estos reinos. Si me adoras te los daré todos”. ¿No es esto una inversión de papeles? ¿No es Satanás un desvergonzado? Dios lo hizo todo, ¿pero lo hizo acaso para Su disfrute? Dios dio todo a la humanidad, pero Satanás quería apropiarse de ello, y después dijo: “¡Adórame! Adórame y te lo daré todo”. Este es el feo rostro de Satanás; es absolutamente descarado, ¿verdad? Él ni siquiera conoce el significado de la palabra “vergüenza”, y esto no es más que otro ejemplo de su maldad. Ni siquiera sabe lo que es la “vergüenza”. Satanás sabe claramente que Dios lo creó todo, que Él lo gestiona y lo domina todo. Todo pertenece a Dios, no al hombre, y mucho menos a Satanás, pero este afirmó con absoluto descaro que se lo daría todo a Dios. ¿No está Satanás haciendo una vez más algo absurdo y vergonzoso? Dios aborrece aun más a Satanás ahora, ¿verdad? Sin embargo, independientemente de lo que Satanás intentó hacer, ¿se lo creyó el Señor Jesús? (No). ¿Qué dijo el Señor Jesús? (“Adorarás al Señor tu Dios”). ¿Tiene esta frase un significado práctico? (Sí). ¿Qué clase de significado práctico? Vemos la maldad y la desvergüenza de Satanás en su discurso. Por tanto, si los hombres adoraran a Satanás, ¿cuál sería la conclusión? ¿Recibirían la riqueza y la gloria de todos los reinos? (No). ¿Qué recibirían? ¿Se volvería la humanidad tan desvergonzada e irrisoria como Satanás? (Sí). Los hombres no serían diferentes de Satanás entonces. Por tanto, el Señor Jesús pronunció esta frase que es importante para todas y cada una de las personas: “Adorarás al Señor tu Dios, y sólo a Él servirás”. En ella se declara que fuera del Señor, fuera de Dios mismo, si sirves a otro, si adoras a Satanás el diablo, te revuelcas en la misma inmundicia que él. Entonces compartirás la desvergüenza y la maldad de Satanás y, como él, tentarás a Dios y le atacarás. ¿Cuál será entonces tu final? Dios te aborrecerá, te derribará y te destruirá, ¿no es así? Después de haber intentado tentar al Señor Jesús varias veces sin éxito, ¿lo intentó de nuevo Satanás? Ya no lo hizo; se marchó. ¿Qué demuestra esto? Demuestra que la naturaleza malvada de Satanás, su malicia, su absurdez y su ridiculez no merecen mencionarse delante de Dios, porque el Señor Jesús derrotó a Satanás en tan sólo tres frases, tras lo cual este huyó con el rabo entre las piernas, demasiado avergonzado como para mostrar de nuevo su rostro; y nunca más lo tentó. Como el Señor Jesús había derrotado esta tentación de Satanás, ahora podía continuar con facilidad la obra que debía hacer y asumir las tareas que tenía delante de Él. Si se aplicara ahora, ¿conllevaría todo lo que el Señor Jesús dijo e hizo en esta situación algún sentido práctico para todos? (Sí). ¿Qué clase de sentido práctico? ¿Derrotar a Satanás es algo fácil de hacer? (No). ¿Qué sería entonces? ¿Deben tener las personas un entendimiento claro de la naturaleza malvada de Satanás? ¿Deben tener las personas un entendimiento preciso de las tentaciones de este? (Sí). Si alguna vez experimentas las tentaciones de Satanás en tu vida, y eres capaz de ver su naturaleza malvada, ¿serás capaz de derrotarlo? Si sabes de su absurdez y ridiculez, ¿seguirías del lado de Satanás y atacarías a Dios? (No, no lo haríamos). Si entendieras cómo se revelan a través de ti la malicia y la desvergüenza de Satanás, si reconocieras y conocieras claramente estas cosas, ¿seguirías atacando y tentando a Dios de esta forma? (No, no lo haríamos). ¿Qué harás? (Nos rebelaremos contra Satanás y lo abandonaremos). ¿Es eso algo fácil de hacer? (No). No es fácil. Para hacerlo, las personas deben orar a menudo, presentarse con frecuencia delante de Dios, y autoexaminarse siempre. Deben someterse a la disciplina de Dios así como a Su juicio y castigo, y sólo así escaparán poco a poco del dominio y del control de Satanás.

Podemos recapitular las cosas que forman la esencia de Satanás a partir de sus palabras. Primeramente, se puede decir en general que la esencia de Satanás es malvada, lo que contrasta con la santidad de Dios. ¿Por qué digo que la esencia de Satanás es malvada? Para comprobarlo, hay que considerar las consecuencias de lo que Satanás hace a las personas. Corrompe y controla al hombre, y este actúa bajo el carácter corrupto de Satanás, habita en un mundo corrompido por este y vive entre personas corruptas. Las masas están involuntariamente poseídas y absorbidas por él y, por tanto, el hombre tiene la naturaleza malvada de Satanás. Podemos ver su arrogancia, su astucia y su malicia en todo lo que ha dicho y hecho. ¿Cómo se exhibe principalmente la arrogancia de Satanás? ¿Quiere él ocupar siempre la posición de Dios? Satanás siempre quiere derribar la obra y la posición de Dios, y tomarlas para sí, de forma que las personas lo sigan, lo apoyen, y lo adoren; esta es la naturaleza arrogante de Satanás. Pero cuando este corrompe a las personas, lo hace de una forma astuta y traicionera: cuando Satanás hace su obra en las personas, no les dice directamente cómo rechazar y oponerse a Dios. Cuando Satanás tienta a Dios, no sale y dice: “Te estoy tentando, voy a atacarte”. ¿Qué método usa, pues? (La seducción). Seduce, tienta, ataca y pone sus trampas, e incluso cita las escrituras. Satanás habla y actúa de diversas formas para lograr sus motivos siniestros. Después de que Satanás haya hecho esto, ¿qué puede verse a partir de lo manifestado en el hombre? ¿No son arrogantes las personas? El hombre ha sufrido por la corrupción de Satanás durante miles de años y, por tanto, se ha vuelto arrogante y extraordinariamente presuntuoso, taimado, malicioso e irracional, ¿verdad? Todas estas cosas surgen por la naturaleza de Satanás; dado que esta es malvada, se la ha dado al hombre y le ha producido este carácter corrupto. Por tanto, el hombre vive bajo el carácter satánico corrupto y, como Satanás, va en contra de Dios, le ataca, y le tienta hasta el punto de no adorarle ni venerarle en su corazón.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Las citas de la Biblia en este artículo han sido traducidas de AKJV.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado