Palabras diarias de Dios | Fragmento 184 | "Dios mismo, el único IX"

Mirando desde la perspectiva de las leyes determinadas por Dios para el crecimiento de todas las cosas, ¿no está toda la humanidad, sea cual sea su tipo, viviendo bajo las provisiones de Dios —no están todos viviendo bajo Su cuidado—? Si estas leyes fueran destruidas o si Dios no hubiera establecido esta clase de leyes para la humanidad, ¿cuáles serían sus perspectivas? Después de perder sus entornos básicos para la supervivencia, ¿tendría alguna fuente de alimentos? Es posible que las fuentes de alimentos se convirtieran en un problema. Si las personas perdieran sus fuentes de alimentos, esto es, si no pudieran conseguir nada para comer, posiblemente no podrían aguantar ni un solo mes. La supervivencia de las personas pasaría a ser un problema. Por tanto, cada cosa que Dios hace para la supervivencia de las personas, para su existencia y multiplicación continuas, es muy importante. Cada cosa que Dios hace entre todas las cosas está estrechamente relacionada con la supervivencia de las personas y es inseparable de esta. Es inseparable de su supervivencia. Si esta se convirtiera en un problema, ¿podría seguir adelante la gestión de Dios? ¿Seguiría existiendo esta? Así pues, la gestión de Dios coexiste con la supervivencia de toda la humanidad a la que Él nutre, e independientemente de lo que Dios prepare para todas las cosas y lo que haga por los humanos, todo esto es necesario para Él, y es crítico para la supervivencia de la humanidad. Si se abandonaran estas leyes que Dios determinó para todas las cosas, si se quebrantaran o interrumpieran, ninguna cosa podría existir más, el entorno para la supervivencia de la humanidad dejaría de existir, y también su sustento diario, y ella misma. Por esta razón, la gestión de Dios para la salvación de la humanidad ya no existiría tampoco. Esto es algo que las personas deben ver con claridad.

Todo lo que hemos expuesto, cada cosa, cada elemento está íntimamente vinculado con la supervivencia de cada persona. Podríais decir: “Eso de lo que estás hablando es demasiado amplio, no podemos verlo”, y quizás haya personas que dirían: “Lo que estás hablando no tiene nada que ver conmigo”. Sin embargo, no olvides que estás viviendo tan sólo como una parte de todas las cosas; eres un miembro de todas las cosas que hay dentro del dominio de Dios. Nada ni nadie puede separarse de Su dominio. Perder Su dominio y perder Sus provisiones significaría que la vida de las personas, la vida de las personas en la carne, desaparecerían. Esta es la importancia de que Dios establezca entornos de supervivencia para la humanidad. No importa de qué raza seas o en qué pedazo de tierra vivas, ya sea en Occidente o en Oriente; no puedes separarte del entorno para la supervivencia que Dios ha establecido para la humanidad ni apartarte del cuidado y de las provisiones del entorno para la supervivencia que Él ha establecido para los humanos. No importa cuál sea tu sustento, en qué te apoyes para vivir ni para sustentar tu vida en la carne, no puedes separarte del dominio de Dios y Su administración. Algunas personas dicen: “No soy agricultor, no planto cultivos para vivir. No confío en los cielos para obtener mi alimento, de forma que puedo decir que no estoy sobreviviendo en el entorno para la supervivencia establecido por Dios. Este tipo de entorno no me ha dado nada”. Pero esto no es correcto. ¿Y por qué no? Dices que no plantas cultivos para tu sustento, ¿pero no comes cereales? ¿No comes carne? ¿No comes huevos? ¿No comes vegetales y fruta? Todo lo que comes, todas estas cosas que necesitas, son inseparables del entorno para la supervivencia establecido por Dios para la humanidad. Y la fuente de todo lo que la humanidad requiere no puede separarse de todas las cosas creadas por Dios, estas clases de entornos para la supervivencia. El agua que bebes, la ropa que vistes y todas las cosas que usas, ¿cuál de estos elementos no se obtiene de entre todas las cosas? Algunas personas dicen: “Hay algunos elementos que no se obtienen de todas las cosas”. ¿Cómo qué? Dame un ejemplo. Algunos dicen: “Como puedes ver, el plástico no se obtiene de todas las cosas. Es algo químico, algo producido por el hombre”. Pero esto no es correcto. ¿Por qué no? El plástico está hecho por el hombre, es una cosa química, ¿pero de dónde procedían sus componentes originales? (Procedían de las cosas originalmente creadas por Dios). Los componentes originales se obtenían de materiales creados por Dios. Las cosas que disfrutas, que ves, cada cosa que usas, se obtienen de todo lo que Dios ha creado. Es decir, independientemente de la raza, del sustento o del tipo de entorno para la supervivencia en que viven las personas, no pueden separarse de las provisiones de Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

EL HOMBRE NO PUEDE VIVIR SIN LA SOBERANÍA DE DIOS

Ningún hombre, nada puede existir sin el dominio de Dios. La vida del hombre en la carne no existiría sin el dominio y provisión de Dios. Por eso es importante que Dios cree entornos para que el hombre sobreviva.

I

Todo lo que hace Dios por la vida del hombre y su multiplicación es importante. Todo lo que hace, cada cosa que hace es vital para la existencia humana. No importa tu raza ni dónde tú vivas, en Oriente u Occidente, no te puedes apartar de los entornos que Dios ha creado para la supervivencia de la humanidad. Ningún hombre, nada puede existir sin el dominio de Dios. La vida del hombre en la carne no existiría sin el dominio y provisión de Dios. Por eso es importante que Dios cree entornos para que el hombre sobreviva.

II

Nunca te puedes apartar de los cuidados y provisiones de Dios. Él sigue proveyéndote con los entornos que ha establecido para la supervivencia humana. Ningún hombre, nada puede existir sin el dominio de Dios. La vida del hombre en la carne no existiría sin el dominio y provisión de Dios. Por eso es importante que Dios cree entornos para que el hombre sobreviva.

III

No importa tu ocupación, cómo te ganes la vida, no importa cómo sustentas tu vida en la carne, no te puedes apartar del dominio de Dios, no te puedes apartar de la gestión de Dios. Ningún hombre, nada puede existir sin el dominio de Dios. La vida del hombre en la carne no existiría sin el dominio y provisión de Dios. Por eso es importante que Dios cree entornos para que el hombre sobreviva.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado