Palabras diarias de Dios | Fragmento 144 | "Conocer la obra de Dios hoy"

Hoy, debería quedar claro para todos vosotros que, en los últimos días, Dios cumple principalmente la realidad de “la Palabra se hace carne”. A través de Su obra práctica en la tierra, hace que el hombre lo conozca, y trate con Él, y vea Sus hechos prácticos. Hace que el hombre vea claramente que Él es capaz de exhibir señales y maravillas, y también hay momentos en los que es incapaz de hacerlo, y esto depende de la era. A partir de esto puedes ver que Dios no es incapaz de mostrar señales y prodigios, sino que cambia Su operativa de acuerdo a Su obra y a la era. En la etapa actual de la obra, Él no muestra señales y maravillas; que lo hiciera en la era de Jesús se debió a que Su obra en esa era fue diferente. Dios no hace esa obra hoy, y algunas personas creen que es incapaz de exhibir señales y maravillas, o piensan que si no lo hace, no es Dios. ¿No es esto una falacia? Dios es capaz de mostrar señales y maravillas, pero está obrando en una era diferente, y por eso no hace esa obra. Como es una era diferente, y una etapa distinta de la obra de Dios, los hechos que Dios deja claros también lo son. La creencia del hombre en Dios no es la creencia en señales y maravillas ni en milagros, sino en Su obra real durante la nueva era. El hombre llega a conocer a Dios a través de la manera en que Él obra, y este conocimiento produce en él la creencia en Dios, es decir, la creencia en la obra y los hechos de Dios. En esta etapa de la obra, Él principalmente habla. No esperes a ver señales y maravillas; ¡no las verás! Porque no naciste durante la Era de la Gracia. De haberlo hecho, podrías haberlas visto, pero naciste durante los últimos días, y por eso sólo puedes ver la realidad y la normalidad de Dios. No esperes ver al Jesús sobrenatural durante los últimos días. Sólo eres capaz de ver al Dios encarnado práctico, que no es diferente de cualquier otro hombre normal. En cada era, Dios deja claros diferentes hechos. En cada era, Él deja claros parte de Sus hechos, y la obra de cada era representa una parte del carácter de Dios, y representa una parte de los hechos de Dios. Los hechos que Él deja claros varían con la era en la que obra, pero todos dan al hombre un conocimiento de Él que es más profundo, una creencia en Dios más centrada, y más sincera. El hombre cree en Dios por todos Sus hechos, y porque Él es maravilloso, muy grande, porque es todopoderoso, e insondable. Si crees en Dios porque es capaz de llevar a cabo señales y maravillas y puede sanar y echar fuera demonios, tu opinión es errónea, y algunas personas te dirán: “¿No pueden también los espíritus malignos hacer estas cosas?”. ¿No es esto confundir la imagen de Dios con la de Satanás? Hoy, la creencia del hombre en Dios se debe a Sus muchos hechos y a las muchas formas en las que Él obra y habla. Dios usa Sus declaraciones para conquistar al hombre y perfeccionarlo. El hombre cree en Dios por Sus muchos hechos, no porque pueda mostrar señales y maravillas, y sólo lo entiende porque ve Sus hechos. Sólo conociendo los hechos prácticos de Dios, cómo obra, los medios por los que emplea Su sabiduría, cómo habla, y cómo perfecciona al hombre —sólo conociendo estos aspectos— puedes comprender la realidad de Dios y entender Su carácter. Lo que le gusta, lo que aborrece, cómo obra en el hombre; entendiendo lo que le gusta y lo que no, puedes diferenciar entre lo positivo y lo negativo, y a través de tu conocimiento de Dios hay progreso en tu vida. En resumen, debes obtener un conocimiento de la obra de Dios, y debes rectificar tus opiniones acerca de la creencia en Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

UNA ERA DIFERENTE, UNA OBRA DIVINA DIFERENTE

En los últimos días, es verdaderamente un hecho de que ""la Palabra se hace carne"", lo que Dios consigue.

I

Con Su obra real en la tierra, Dios hace que el hombre lo conozca, hace que el hombre se contacte a Él, y que vea Sus hechos reales. Él hace que el hombre vea con claridad que, a veces sí y a veces no, muestra señales y hace prodigios. Eso depende de la era. Eso muestra que Dios es capaz de mostrar señales y prodigios, pero Él cambia mientras obra en base a Su obra y a la era. Porque es una era y una etapa diferente de la obra de Dios, los hechos que nos muestra Dios son diferentes. La fe del hombre en Dios no está en las señales, milagros o prodigios, sino en Su obra real durante la nueva era, durante la nueva era.

II

En la etapa actual de la obra, Él no muestra señales ni prodigios, Él lo hizo en la era de Jesús, porque Su obra en esa era fue diferente. Dios no hace esa obra ahora. Y algunos piensan que Él no puede hacerla o que no es Dios porque no la hace. ¿No es esa una falacia? Dios es capaz de mostrar señales y prodigios, pero Él obra en una era diferente y por eso no hace ese tipo de obra. Porque es una era y una etapa diferente de la obra de Dios, los hechos que nos muestra Dios son diferentes. La fe del hombre en Dios no está en las señales, milagros o prodigios, sino en Su obra real durante la nueva era, durante la nueva era.

III

Oh, el hombre conoce a Dios a través de cómo obra Dios. Saber esto hace que el hombre crea en Dios, en Su obra y hechos. Porque es una era y una etapa diferente de la obra de Dios, los hechos que nos muestra Dios son diferentes. La fe del hombre en Dios no está en las señales, milagros o prodigios, sino en Su obra real durante la nueva era, durante la nueva era.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado