Palabras diarias de Dios | Fragmento 45 | "El Salvador ya ha regresado sobre una 'nube blanca'"

Cuando llegue el Salvador durante los últimos días, si se le siguiera llamando Jesús, y naciera de nuevo en Judea, y realizara Su obra allí, eso demostraría que Yo sólo creé y redimí al pueblo de Israel, y que no quiero saber nada de los gentiles. ¿No contradiría esto Mis palabras de que “Yo soy el Señor que creó los cielos y la tierra y todas las cosas”? Dejé Judea y llevo a cabo Mi obra entre los gentiles porque no soy solamente el Dios del pueblo de Israel, sino el Dios de todas las criaturas. Aparezco entre los gentiles durante los últimos días porque no sólo soy Jehová, el Dios del pueblo de Israel, sino, además, porque soy el Creador de todos Mis escogidos entre los gentiles. No sólo creé Israel, Egipto, y el Líbano, sino también todas las naciones gentiles más allá de Israel, y debido a esto, soy el Señor de todas las criaturas. Simplemente usé a Israel como el punto de partida para Mi obra, empleé a Judea y Galilea como las fortalezas de Mi obra de redención, y usé a las naciones gentiles como la base desde la que pondré fin a toda la era. Realicé dos etapas de la obra en Israel (las dos etapas de la obra de la Era de la Ley y la Era de la Gracia), y he estado llevando a cabo dos etapas más de la misma (la Era de la Gracia y la Era del Reino) a través de las tierras más allá de Israel. Entre las naciones gentiles llevaré a cabo la obra de conquistar y concluiré así la era. Si el hombre siempre me llama Jesucristo, pero no sabe que he comenzado una nueva era durante los últimos días y que he emprendido una nueva obra, y si espera obsesivamente la llegada de Jesús el Salvador, entonces llamaré a esta clase de personas aquellos que no creen en Mí. Son personas que no me conocen, y su creencia en Mí es una farsa. ¿Podrían tales personas presenciar la llegada de Jesús el Salvador desde el cielo? Lo que esperan no es Mi llegada, sino la del Rey de los judíos. No anhelan Mi destrucción de este viejo mundo impuro, sino la segunda venida de Jesús, a raíz de la cual serán redimidos; esperan que Jesús redima una vez más a toda la humanidad de esta tierra contaminada e injusta. ¿Cómo pueden tales personas ser quienes completen Mi obra durante los últimos días? Los deseos del hombre son incapaces de cumplir Mis deseos o Mi obra, porque el hombre simplemente admira o aprecia la obra que he realizado antes, y no tiene idea de que Yo soy el Dios mismo que siempre es nuevo y nunca viejo. El hombre sólo sabe que Yo soy Jehová, y Jesús, y no tiene ni idea de que soy el Último, el que pondrá fin a la humanidad. Todo lo que el hombre anhela y conoce es por sus propios conceptos, y es simplemente lo que puede ver con sus propios ojos. No está en sintonía con la obra que realizo, sino en discordia con ella. Si Mi obra se realizase de acuerdo con las ideas del hombre, ¿cuándo terminaría entonces? ¿Cuándo entraría la humanidad en el reposo? ¿Y cómo sería Yo capaz de entrar en el séptimo día, el día de reposo? Yo obro de acuerdo a Mi plan, a Mi objetivo, y no según el propósito del hombre.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp