395 La responsabilidad de un creyente de verdad

Si de verdad tienes conciencia,

debes tener una carga y sentido de la responsabilidad.

No importa si serás conquistado o perfeccionado,

de este paso debes dar buen testimonio.

Como Su criatura, el hombre puede ser conquistado por Él

y, al final, puede satisfacer a Dios,

retribuyendo Su amor con amor hacia Él, consagrándose a Dios.

El hombre tiene responsabilidad.

Es el deber que debe cumplir, la carga que debe soportar.

Y debe completar esta misión.

Esto lo convierte en creyente de verdad, en creyente en Dios.

Al experimentar toda esta obra,

si el hombre ha sido conquistado

y si, además, tiene conocimiento real,

será capaz de obedecer sin importar sus perspectivas.

Será capaz, su destino no importará.

Y así la gran obra de Dios se realizará en su totalidad.

Como Su criatura, el hombre puede ser conquistado por Él

y, al final, puede satisfacer a Dios,

retribuyendo Su amor con amor hacia Él, consagrándose a Dios.

El hombre tiene responsabilidad.

Es el deber que debe cumplir, la carga que debe soportar.

Y debe completar esta misión.

Esto lo convierte en creyente de verdad.

(La responsabilidad del ser humano,

la responsabilidad del ser humano creado por Dios.)

Un auténtico creyente en Dios.

(La responsabilidad del ser humano, la responsabilidad.

Y debe completar esta misión.)

Esto lo convierte en creyente de verdad, en creyente en Dios.

Adaptado de La Palabra, Vol. I. La aparición y obra de Dios. Práctica (3)

Anterior: 394 Debes anteponer la creencia en Dios

Siguiente: 396 Dios desea la verdadera fe del hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

1. Qué es la verdad y si el saber teológico es la verdad

Esta verdad es el carácter de vida de la humanidad normal, es decir, lo que fue requerido del hombre cuando Dios lo creó en el principio, a saber: toda la humanidad normal (incluyendo el sentido humano, la percepción, la sabiduría y el conocimiento básico de ser hombre).

Capítulo 37

A lo largo de las eras, en toda la obra que he llevado a cabo, cada una de sus etapas ha involucrado Mis métodos apropiados de trabajo. Por...

45. Vivir ante Dios

Tras leer las palabras de Dios, la admonición “cuando tu relación con tus hermanos y hermanas es normal, entonces tus condiciones delante de Dios también son normales” quedó grabada en mi mente de una manera especialmente clara. En mi búsqueda, reflexionaba en profundidad sobre esta afirmación. A través del esclarecimiento del Espíritu Santo, sentí que esta declaración aparentemente sencilla encarnaba en realidad una majestuosidad y un juicio que me atravesó el corazón como una espada.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp