395 La responsabilidad de un creyente de verdad

Si de verdad tienes conciencia,

debes tener una carga y sentido de la responsabilidad.

No importa si serás conquistado o perfeccionado,

de este paso debes dar buen testimonio.

Como Su criatura, el hombre puede ser conquistado por Él

y, al final, puede satisfacer a Dios,

retribuyendo Su amor con amor hacia Él, consagrándose a Dios.

El hombre tiene responsabilidad.

Es el deber que debe cumplir, la carga que debe soportar.

Y debe completar esta misión.

Esto lo convierte en creyente de verdad, en creyente en Dios.

Al experimentar toda esta obra,

si el hombre ha sido conquistado

y si, además, tiene conocimiento real,

será capaz de obedecer sin importar sus perspectivas.

Será capaz, su destino no importará.

Y así la gran obra de Dios se realizará en su totalidad.

Como Su criatura, el hombre puede ser conquistado por Él

y, al final, puede satisfacer a Dios,

retribuyendo Su amor con amor hacia Él, consagrándose a Dios.

El hombre tiene responsabilidad.

Es el deber que debe cumplir, la carga que debe soportar.

Y debe completar esta misión.

Esto lo convierte en creyente de verdad.

(La responsabilidad del ser humano,

la responsabilidad del ser humano creado por Dios.)

Un auténtico creyente en Dios.

(La responsabilidad del ser humano, la responsabilidad.

Y debe completar esta misión.)

Esto lo convierte en creyente de verdad, en creyente en Dios.

Adaptado de ‘Práctica (3)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 394 Debes anteponer la creencia en Dios

Siguiente: 396 Dios desea la verdadera fe del hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

51. He comprobado lo que es ser complaciente

Al enfrentarme a la verdad, comencé a apreciar de verdad lo difícil que es ser una persona honesta. Especialmente para las personas calculadoras como yo, nunca podré ser una persona honesta si no dejo atrás todo fingimiento y sin la disciplina y el castigo de Dios. De ahora en adelante, perseguiré sinceramente la verdad, aceptaré todas las palabras de Dios, intentaré comprender aún más profundamente mi propia naturaleza calculadora, abandonaré todos mis fingimientos y seré una persona honesta para poder vivir la verdadera forma de un ser humano.

Apéndice: Capítulo 2

Cuando las personas contemplan al Dios práctico, cuando personalmente viven su vida, caminan codo a codo y residen con Dios mismo, dejan de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp