141 Corre hacia la senda de la luz

I

Mira la miseria del mundo entero,

la humanidad que Satanás ha corrompido con gran brutalidad.

Luchando a tientas en dolor y oscuridad,

¿cómo podrá la humanidad la senda de luz encontrar?

Dios Todopoderoso, Sus verdades ha expresado,

he oído Su voz y a Él he regresado.

Cristo de los últimos días ha aparecido, soy testigo,

mas me oprime el Gobierno chino.

Cristo de los últimos días ha aparecido,

trae luz y verdad a la humanidad.

Aunque me cueste la vida misma, elijo la justicia, la justicia.

Corro hacia la senda de la luz porque Cristo es el camino,

es la verdad y también es la vida.

II

Oro en las noches oscuras

y las palabras de Dios me dan fuerza y fe.

Por salvar a la humanidad Dios soporta humillación

y sufrir con Cristo es un gran honor.

Tengo la bendición de oír las declaraciones de Dios.

¡Qué triste es creer en Él sin obtener la verdad!

Aunque viniese cualquier peligro o dificultad,

dejo todo y sigo a Cristo hasta el final.

Cristo de los últimos días ha aparecido,

trae luz y verdad a la humanidad.

Aunque me cueste la vida misma, elijo la justicia, la justicia.

Corro hacia la senda de la luz porque Cristo es el camino,

es la verdad y también es la vida.

III

Me debatí entre la vida y la muerte,

con las torturas de esa cárcel china.

Consuelo y fuerza me dieron las palabras de Dios,

y lloraba a mares al sentir Su amor.

La protección de Dios no tuvo fin,

la autoridad y el poder de Sus palabras conocí.

Sufrí tanto en aquella prisión,

pero me acerqué, me acerqué a Dios.

Con la persecución he visto al final

el rostro satánico del Partido Comunista Chino.

El diablo está en el poder, miente y engaña,

y tienta al pueblo con depravación.

Cristo de los últimos días ha aparecido,

trae luz y verdad a la humanidad.

Aunque me cueste la vida misma, elijo la justicia, la justicia.

Corro hacia la senda de la luz porque Cristo es el camino,

es la verdad y también es la vida, la vida, y también es la vida.

Anterior: 138 Estoy decidido a dedicarme completamente a Dios

Siguiente: 142 Me entregaré a la orquestación de Dios en todas las cosas

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro