82 Deseo buscar el amor hacia Dios

Las verdades que expresaste

muestran que Dios es amor.

Tú eres siempre mi amado,

deseo vivir contigo.

Siempre quiero cuidar de Tu voluntad,

y ser Tu confidente.

No quiero que haya distancia entre nosotros

y quiero permanecer junto a Ti.

Desde que oí Tu voz,

no he podido olvidarte.

Tu voz suena tan bien.

Tus palabras, majestuosas y poderosas,

son la verdad,

y lo que quiero en mi vida.

Ellas me conmueven el corazón;

he renunciado a todo para seguirte.

Todo lo que dices y haces es amor

para purificarme y salvarme,

lo disfruto y cumplo con mi deber.

Busco amarte sin dudar nunca.

Eres tan digno del amor del hombre,

Tu amor es muy profundo para entenderlo.

Te sigo muy de cerca, detrás de Ti siempre,

solo para dar testimonio de Tu amor, dar testimonio de tu amor.


Sé que Tus palabras son la verdad,

que Tu carácter es muy honorable.

Admiramos Tu santo amor,

y alabamos Tu justicia.

Soy un ser corrupto y quiero amarte,

pero no puedo controlarme.

Tras el juicio, pruebas y refinamiento,

comprendí Tus amables designios.

Todo lo que dices y haces es amor

para purificarme y salvarme,

lo disfruto y cumplo con mi deber.

Busco amarte sin dudar nunca.

Eres tan digno del amor del hombre,

Tu amor es muy profundo para entenderlo.

Te sigo muy de cerca, detrás de Ti siempre,

solo para dar testimonio de Tu amor, dar testimonio de tu amor.


Cuando sufro, Tus palabras me reconfortan;

cuando fracaso y cuando tropiezo,

me das la mano.

Me das la mano.

Me das la mano.

Tú nunca me abandonas,

siempre me cuidas y proteges.

Me das la mano.

Me das la mano.

Me das la mano.

Todo lo que dices y haces es amor

para purificarme y salvarme,

lo disfruto y cumplo con mi deber.

Busco amarte sin dudar nunca.

Eres tan digno del amor del hombre,

Tu amor es muy profundo para entenderlo.

Te sigo muy de cerca, detrás de Ti siempre,

solo para dar testimonio de Tu amor, dar testimonio de tu amor.

Anterior: 81 ¡Oh, Dios! No puedo estar sin Ti

Siguiente: 83 El amor de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro