740 Sirve como lo hicieron los israelitas

1 Hoy la exigencia de vosotros para trabajar juntos armoniosamente es similar a cómo Jehová les exigió a los israelitas que le sirvieran. De lo contrario, sólo terminad vuestro servicio. Ya que sois personas que servís a Dios directamente, como mínimo debéis ser capaces de ser leales y obedientes en vuestro servicio y debéis ser capaces de aprender las lecciones de una manera práctica. Sobre todo aquellos que trabajan en la iglesia, ¿se atrevería alguno de los hermanos y hermanas de abajo a tratar con vosotros? ¿Se atrevería alguien a deciros vuestros errores cara a cara? ¡Estáis muy por encima de todo, realmente estáis reinando como reyes! ¡Ni siquiera estudiáis ni entráis en tal lección práctica y todavía habláis de servir a Dios!

2 Al presente se te pide que dirijas a varias iglesias y no sólo no te rindes, hasta te aferras a tus propias nociones y opiniones. Nunca te haces responsable de muchas cosas con las que se debe tratar, o sólo te las ingenias, cada persona externando su propia opinión, protegiendo prudentemente su propio estatus, reputación e imagen. Nadie está dispuesto a humillarse, ninguna persona tomará la iniciativa de entregarse para corregir al otro y ser corregida para que la vida pueda progresar más rápidamente. Cada uno de vosotros, como personas que servís, debéis ser capaces de defender los intereses de la iglesia en todas las cosas que hagáis, en vez de mirar por tus propios intereses. Es inaceptable actuar por separado, donde tú lo minas y él te mina. ¡Las personas que actúan de esta manera no son aptas para servir a Dios! El carácter de este tipo de persona es tan malo; ni una onza de humanidad permanece en ellas.¡Son cien por ciento Satanás! ¡Son bestias!

Adaptado de ‘Sirve como lo hicieron los israelitas’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 739 Cómo cumplir con los requisitos para que Dios te utilice

Siguiente: 741 Para servir a Dios debes darle tu corazón

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

94. Las riquezas de la vida

Wang Jun Provincia de Shandong Desde el momento en que acepté la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días, mi esposa y yo hemos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro