Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

881 El hombre debe valorar las creaciones de Dios

Este es un principio muy básico que te permite ver que el hombre necesita otras cosas. Por tanto, ¿qué tipo de actitud debería tener el hombre hacia todas las cosas? Atesorarlas, protegerlas, hacer uso de ellas eficazmente.

1 Dios permite al hombre gestionar todas las cosas y tener señorío sobre ellas, pero ¿hace el hombre un buen trabajo? La humanidad tiende a la destrucción; no sólo es incapaz de preservar las cosas tal como Dios las creó, las ha destruido realmente. La humanidad ha reducido las montañas a ruinas, tapado los mares con tierra, y convertido las llanuras en desiertos donde nadie puede vivir. No obstante, allí en el desierto el hombre ha creado industria y construido bases nucleares y la destrucción prevalece en todas direcciones. Los ríos ya no son ríos, el mar ya no es el mar…

2 Cuando la humanidad rompe el equilibrio y las reglas de la naturaleza, su día de desastre y muerte no está lejos y es inevitable. Cuando llegue el desastre, sabrán cuán valiosa es la creación de Dios y cuán importante es toda ella para la humanidad. Para el hombre, vivir en un buen clima es como estar en el paraíso. Las personas no son conscientes de esta bendición, pero en el momento en que lo pierdan todo verán cuán raro y valioso es todo ello.

3 ¿Cómo podría uno tener todo esto de vuelta? Si Dios no hace nada, si no desea más hacer nada por la humanidad, es decir, si no quiere intervenir, el mejor método sería que esta detuviera su destrucción y dejase las cosas como estaban. Poner fin a toda esta destrucción significa detener el saqueo y la devastación de las cosas que Dios ha creado. Esto permitirá que el entorno en el que vive el hombre mejore gradualmente. La incapacidad de hacerlo resultará en una destrucción mayor del entorno y sólo será más grave.

Adaptado de ‘Dios mismo, el único VII’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios creó todas las cosas para que la humanidad pudiera vivir

Siguiente:Todas las cosas son la manifestación de la autoridad del Creador