932 Dios creó el cielo, la tierra y todas las cosas para el hombre

Todo está conectado, es interdependiente,

y así el entorno del hombre está protegido.

Bajo este principio, continúa y sobrevive.

En este entorno vivo, se reproduce y prospera.

Dios usa esta ley para preservar la vida de todo;

Sus maravillosos actos garantizan la vida.

Así es como Él provee a todas las cosas.

Y de forma similar le provee a la humanidad.

Dios creó el cielo y la tierra y todo para la humanidad.

Él creó el entorno del hombre y un mundo excepcional.

Dios usa todo lo que creó para proteger y mantener

el hogar del hombre que Él creó, el hogar que Dios creó.

Así Él provee a todo y a la humanidad.

Dios es el Señor de las leyes del universo

que rigen la supervivencia de todas las cosas.

Él hace que el universo y todo viva en harmonía,

hace que no se extingan o desaparezcan de repente.

Hace todo esto para que el hombre pueda existir

y vivir en este entorno bajo el liderazgo de Dios.

Las leyes que rigen todo están bajo el dominio de Dios,

y la humanidad no puede cambiarlas ni intervenir.

Sólo Dios, sólo Dios conoce estas leyes,

sólo Dios, sólo Dios las controla desde arriba.

Dios creó el cielo y la tierra y todo para la humanidad.

Él creó el entorno del hombre y un mundo excepcional.

Dios usa todo lo que creó para proteger y mantener

el hogar del hombre que Él creó, el hogar que Dios creó.

Así Él provee a todo y a la humanidad.

Todo lo que vive está bajo el dominio divino de Dios.

Todo lo que vive obtuvo la vida cuando Dios lo creó.

Es vida dada por Dios y sigue las leyes que Él creó.

No necesita que el hombre lo cambie,

es como Dios provee para todo.

Dios creó el cielo y la tierra y todo para la humanidad.

Él creó el entorno del hombre y un mundo excepcional.

Dios usa todo lo que creó para proteger y mantener

el hogar del hombre que Él creó, el hogar que Dios creó.

Así Él provee a todo, así Él provee a todo,

así Él provee a todo y a la humanidad.

Adaptado de La Palabra, Vol. II. Sobre conocer a Dios. Dios mismo, el único VII

Anterior: 931 Las maravillosas obras de Dios al gestionar todas las cosas

Siguiente: 933 El hombre debe valorar las creaciones de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

45. Vivir ante Dios

Tras leer las palabras de Dios, la admonición “cuando tu relación con tus hermanos y hermanas es normal, entonces tus condiciones delante de Dios también son normales” quedó grabada en mi mente de una manera especialmente clara. En mi búsqueda, reflexionaba en profundidad sobre esta afirmación. A través del esclarecimiento del Espíritu Santo, sentí que esta declaración aparentemente sencilla encarnaba en realidad una majestuosidad y un juicio que me atravesó el corazón como una espada.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp