48 Canta alabanzas de Dios Todopoderoso

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

I

Eres el único Dios verdadero que se ha encarnado,

¡el Salvador que vino lleno de gloria!

¡Eres el único Dios verdadero que siempre

ha obrado para salvar a la humanidad!

Has guiado a la humanidad hasta hoy.

¡Te encarnaste dos veces para salvarla y purificarla!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

II

Has sufrido tanto dolor y persecución.

Esta era malvada te ha humillado y rechazado.

El precio que has pagado con

Tu sangre, sudor y lágrimas

demostró Tu amor por el hombre de todas las formas.

Tu voluntad y santidad se nos han revelado.

¡Tu carácter justo se nos ha revelado!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

III

Eres tan hermoso, te mereces alabanza eterna.

Disfrutamos tanto de Tu amor;

sólo queremos devolvértelo.

¡Dios Todopoderoso,

te amamos y siempre te alabamos!

¡Cantamos y danzamos para alabar tu justo carácter!

¡Demos nuestro amor y ofrenda a Ti!

Tú expresas la verdad, nos riegas con Tus palabras

para que vivamos en Tu presencia.

¡Has dado la verdad de la vida al mundo

para poder salvarnos!

Tras practicar Tus palabras,

crecemos y entendemos la verdad.

Tus palabras juzgan y purifican

nuestra corrupción, ¡nos renuevan!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

IV

Has restaurado la vida normal de la humanidad,

nos traes a nuestro hermoso destino.

¡Has derrotado a Satanás,

nos has salvado y has obtenido toda la gloria!

¡Al alabar Tu sabiduría, siempre te exaltaremos!

¡Al alabar Tu omnipotencia,

daremos testimonio de Ti!

¡Danzaremos y cantaremos para alabarte!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Dios Todopoderoso, Dios querido,

¡siempre te cantaremos y alabaremos!

Anterior: 47 El gozo en la tierra de Canaán

Siguiente: 50 El Reino Milenario está cerca

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro