33 Alabamos a Dios y le cantamos

I

Oímos la voz de Dios y acudimos a Él,

seguimos los pasos del Cordero.

En el banquete de Cristo,

comemos y bebemos todo el día Su palabra.

Nos regocijamos en Su riego y Su sustento,

y nuestro espíritu obtiene nueva vida.

El Espíritu Santo nos ilumina y enseña la verdad

y conocemos al Dios práctico.

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

II

La vida del reino es rica sin igual.

Dios es quien nos guía y pastorea.

Practicamos la verdad, cumplimos nuestro deber,

nuestros corazones están en paz.

Desechar a Satanás es tan liberador,

ya podemos vivir frente a Dios.

Todo esto es elevación y gracia de Dios,

¿quién podría estar más bendecido?

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

III

Por juicios, pruebas y refinamiento

se limpia nuestro carácter satánico.

Al conocer Su carácter justo,

tememos a Dios evitando el mal.

En las persecuciones y dificultades,

Sus palabras son nuestra guía.

Y nuestra fe, completa está,

somos testigos y vemos Su amor.

Su gran salvación hemos recibido,

cantamos alabanzas a Dios.

Alabado sea Su carácter, justo y santo,

tan digno de alabar.

Alabada sea Su sabiduría y poder absoluto;

ha conquistado a un grupo de gente.

Su pueblo lo ama y se somete de corazón.

Lo adoraremos hasta la eternidad.

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

Alabamos y cantamos a Dios.

Alabamos y cantamos.

Anterior: 32 Alaba la victoria de Dios Todopoderoso

Siguiente: 34 La alabanza a Dios Todopoderoso nunca cesará

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro