862 Dios encarnado es el más adorable

Tras Su encarnación, entre los hombres Él vivió;

vio la depravación del hombre y la situación de su vida.

Dios encarnado sintió el desamparo del hombre,

su patetismo, la tristeza en su interior.

Dios ganó más compasión por la condición humana

y más preocupación por Sus seguidores por Sus instintos en la carne.

En el corazón de Dios, los que quiere gestionar y salvar

significan todo para Él;

los valora por encima de todo.


Un gran precio ha pagado; ha soportado rebeldía y dolor.

Pero nunca desterrará al hombre, incansable en Su obra,

sin quejas ni lamentaciones.

Esto se debe a que Él sabe que, tarde o temprano, las personas despertarán gracias a Su llamado y se conmoverán con Sus palabras,

reconocerán que Él es el Señor de la creación y regresarán a Su lado…

Dios ganó más compasión por la condición humana

y más preocupación por Sus seguidores por Sus instintos…

Dios ganó más compasión por la condición humana

y más preocupación por Sus seguidores por Sus instintos en la carne.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 861 El amor de Dios por el hombre

Siguiente: 863 Dios encarnado ha vivido durante mucho tiempo en medio de la humanidad

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro