111 Estoy caminando por el sendero al reino

Estoy caminando por el sendero al reino,

estoy caminando por el sendero al reino,

leyendo las palabras de Dios mientras vuelvo la mirada a Él.

se han grabado en mi corazón.

Dios se preocupa por mí, Su corazón se rompe por la preocupación y siente miedo de que yo sea engañado y devastado por Satanás.

Las palabras de Dios me guiaron y dieron rumbo a mi vida; solo entonces pude embarcarme en esta senda.


Recuerdo los años corriendo por viento y lluvia,

siguiendo las tendencias malvadas y perdiendo toda semejanza humana.

Fueron el juicio y la revelación de las palabras de Dios lo que me permitieron ver más allá de la oscuridad y la maldad del mundo.

Como un transeúnte, vagaba por el mundo,

sin un hilo de esperanza, el corazón en la oscuridad.

Dios me salvó de las aflicciones de Satanás,

y en el abrazo de las palabras de Dios, crecí sano y fuerte.


Las palabras de Dios revelan la verdad,

la fealdad de mi corrupción.

Soy arrogante, avaro y egoísta,

y tan completamente plagado de mentiras y engaño que no tengo semejanza humana.

Lleno de remordimiento,

Me postro ante Dios, dispuesto a someterme a Su juicio.

Estoy decidido a buscar la verdad y convertirme en una nueva persona,

practicar las palabras de Dios y vivir a semejanza de los humanos.


Estoy caminando por el sendero al reino,

estoy feliz, compartiendo el evangelio y dando testimonio de Dios

La senda al reino es excepcionalmente ardua y peligrosa, y las detenciones y la persecución del Partido Comunista Chino son cada día más violentas.

Sin fe ni coraje no sería capaz de dar ni un paso hacia adelante;

Las palabras de Dios me alentaron y me dieron fuerza.

Con Dios para guiarme, camino hacia adelante con pasos firmes, siguiéndole con lealtad hasta el final.

Seguiré a Dios hasta el fin.

Aprobado por Dios, moriría feliz.

Oh... oh... oh... oh...

Aprobado por Dios, moriría feliz.

Anterior: 110 Camino por el buen sendero de la vida humana

Siguiente: 112 La voz del corazón de una criatura

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro