Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

172 Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes?

1 El verdadero Dios obra en la tierra, se muestra a sí mismo en la carne para hacer que el hombre lo conozca, para que Él pueda ganarse el corazón del hombre, para que pueda ganarse el amor del hombre. Sin embargo, sin saber nada de esto, tú buscas milagros con obstinación. ¡Ah! ¿Cómo es que no puedes ver la voluntad de Dios? Viene con el viento y se va con la lluvia, ¿por quién lo hace? ¡Ah! Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes? ¡Dios te ha dado tanto amor y todavía no te has dado cuenta!

2 Dices que crees en Dios encarnado, pero aún buscas a un Dios difuso. Imaginas cómo se cumplen las palabras de Dios, anhelas mirar con tus ojos a un Dios ideal. Pero sólo conocerás al Dios práctico cuando las palabras de Dios te refinen. ¡Ah! Tu búsqueda en el pasado fue totalmente en vano. Muchas son las formas en las que Dios habla y obra. ¡Ah! Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes? ¿De qué sirve hablar de ser perfeccionado si no conoces la obra de Dios?

3 Siempre haces peticiones a Dios con tus nociones, sin tener una pizca de obediencia o amor. ¡La obra de Dios es tan práctica que no se ajusta a la imaginación de los humanos! Nunca bastará con aferrarte a tus nociones y hacer peticiones desmesuradas. ¡Ah! No debes olvidarte del amor de Dios. Intenta entender el corazón y la voluntad de Dios. ¡Ah! Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes? No debes ser desalmado, debes ser considerado con el corazón de Dios.

4 Si amas a Dios, que tu amor sea sincero; no significa nada si sólo lo das a medias. Engañándote a ti mismo sobre lo verdadero y lo falso, dejas pasar años y meses en vano. Dios ha dicho tantas palabras, y cada una de ellas perfecciona al hombre. ¡Ah! ¿Por qué no entiendes el corazón de Dios? ¿Por qué no buscas la verdad sino que siempre lo desobedeces? ¡Ah! Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes? Intenta cambiar tu vida lo más rápido que puedas y así consolarás al corazón de Dios.

Anterior:No descansaré hasta que obtenga la verdad

Siguiente:Arrepentimiento