231 Sin buscar la verdad, el fracaso es inevitable

1 Aunque he asistido a reuniones y he leído las palabras de Dios, no prestaba atención a la práctica de la verdad. Cuando podía cumplir con algunos deberes, creía que poseía la realidad de la verdad. Le oraba a Dios pero no hacía comunión real con Él. Al obtener algunos resultados cuando cumplía con mi deber, pensaba que había acumulado algo de mérito. Estaba tan contento conmigo mismo que creía que seguramente Dios me daría una recompensa. Al recibir el juicio y el castigo de las palabras de Dios, me desperté de repente. Creí en Dios durante muchos años sin conocerlo y seguía haciendo muchos tratos con Él. Finalmente, vi que sin buscar la verdad no había manera de purificar mi corrupción.

2 Dios expresa la verdad por completo con el fin de purificar y salvar al hombre, pero yo no entendía para nada Sus buenas intenciones. Usaba la oportunidad de cumplir con mi deber para buscar el estatus y la reputación. Cuando trabajaba o en los sermones, a menudo presumía vacuamente y alardeaba. Veía mi capacidad de predicar teoría espiritual como la realidad de la verdad. Sólo dependía de mi fervor para hacer mi trabajo y no practicaba la verdad, haciendo las cosas sólo a mi manera. Era hipócrita como los fariseos pero creía que era espiritual. Sin el juicio de Dios no sé cuán hondo me habría hundido.

3 Tras los muchos juicios y pruebas de Dios, finalmente entendí que trabajar con fervor sin buscar la verdad es esforzarse en vano. Estaba lleno de engaño de palabra y acción y no era una persona honesta. No importa lo bien que me haya comportado, no es lo mismo que una transformación de carácter. Sin reverencia ni obediencia hacia Dios, seguiré oponiéndome a Él. El reino de Dios es santo, ¿cómo podría permitir que entre la gente corrupta? La hipocresía no puede encubrir la verdad de resistir a Dios. Sin la realidad de la verdad, no merezco vivir en la presencia de Dios. Me armo de determinación para buscar la verdad y la vida con el fin de satisfacer la voluntad de Dios.

Anterior: 230 Todo es en vado lejos de las palabras de Dios

Siguiente: 232 Dios ha esperado tanto tiempo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro