86 Dios Todopoderoso es el que me ama

Es Dios Todopoderoso el que me ama, llevándome ante Su trono.

Al asistir al banquete de bodas del Cordero, disfruto de Sus palabras con alegría.

Ver el rostro hermoso de Dios me llena de júbilo;

es tan glorioso dar la bienvenida al regreso del Salvador.

¡Oh, Dios todopoderoso es tan hermoso! Su juicio me ha purificado.

Ya no estoy confundido ni desconcertado, comprendo la verdad y soy libre.

¡Oh, Dios todopoderoso es tan hermoso! Su juicio me ha conquistado.

Sus palabras son la verdad; esto debo buscarlo y ganarlo.

Vivir la realidad-verdad deleita a Dios.


Es Dios Todopoderoso el que me ama; Sus palabras me purifican y me cambian.

La verdad de cada palabra de Su juicio y revelación habla al fondo de mi corazón.

Acepto el juicio de Sus palabras y veo lo profundamente corrupto que estoy.

Me arrepentiré de verdad, me convertiré en una persona honesta y le amaré puramente.

¡Oh, Dios todopoderoso es tan hermoso! Su juicio de Dios me purifica.

Ya sea que me encuentre con bendiciones o con desastres, me someto a las disposiciones de Dios, y no hago ninguna otra elección.

¡Oh, Dios todopoderoso es tan hermoso! Su amor me ha robado el corazón.

Le doy mi corazón a Dios con toda sinceridad y me entrego a Su soberanía.

Vivir la realidad-verdad deleita a Dios.


Es Dios Todopoderoso el que me ama ; Sus palabras siempre me guiarán.

Las palabras de Dios son la verdad y se han convertido en mi vida.

Él me guía no importa lo que pase, no importa lo duro que sea el camino,

y no volveré a sentirme negativo ni a volver atrás. Estoy decidido a seguir a Dios.

¡Oh, Dios todopoderoso es tan hermoso! Su juicio me purifica.

Me dedico a cumplir con mi deber, para que la voluntad de Dios sea satisfecha.

¡Oh, amo a Dios; quiero amar a Dios! Buscaré amar a Dios toda mi vida.

Seguir Su voluntad y dar testimonio de Su obra es nuestro deber para toda la vida.

Vivir la verdad lo deleita.

Anterior: 85 Estás conmigo todo el camino

Siguiente: 87 El amor de Dios está entre los hombres

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro