85 Estás conmigo todo el camino

1 Erraba a la deriva por el mundo, y me sentía confundido en el fondo del corazón. Tus cálidas palabras me despertaron y vi la luz verdadera. Tus palabras me iluminaron el corazón; todas ellas son toda la verdad, y son tan reales. Al reflexionar sobre mis comportamientos y actos, me di cuenta que revelaban mi carácter corrupto. Sucumbí, invadido por el remordimiento, deseando arrepentirme y reconstruirme. Las pruebas y el refinamiento muestran lo profundamente corrupto que soy; Tu amor está conmigo. Cuando me alejo, me llamas y me apartas de la tentación. Cuando me rebelo, Tú te ocultas y yo me sumo en la pena y el dolor. Cuando mi corazón se vuelve hacia Ti, sonríes y me abrazas con fuerza. Cuando Satanás me engaña y hace daño, rápidamente me rescatas y me curas las heridas. Cuando caigo en la cárcel del diablo, Tú estás conmigo y no me siento solo. ¡Entonces sé que amanecerá, y el cielo estará azul como antes!

2 Tus palabras y Tu obra me guían, y Tu amor me arrastra a seguirte. Saboreo Tus palabras cada día. Tú eres mi compañía constante. Cuando estoy negativo y débil, Tus palabras son mi sustento y fuerza. Cuando sufro reveses y fracasos, Tus palabras son la mano que me ayuda a levantarme. Cuando Satanás me asedia, Tus palabras me dan valentía y sabiduría. Cuando me enfrento a las pruebas y el refinamiento, Tus palabras me guían para que me mantenga firme en el testimonio. Tus palabras me acompañan y guían, y mi corazón está abrigado y tranquilo. Tu amor es tan real, y mi corazón rebosa gratitud. Te canto alabanzas en voz alta; Tú me has salvado del daño de Satanás. Yo te canto; Tú me has purificado y salvado. Sin Tu juicio, ahora no estaría aquí. ¡Oh, Dios práctico en la carne, Tú has salvado a la humanidad! Dios Todopoderoso, siempre te amaremos. ¡Eres tan digno del amor del hombre!

Anterior: 84 Quiero amar a Dios más profundamente

Siguiente: 86 Dios Todopoderoso es el que me ama

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 3

Hoy ya no es la Era de la Gracia, ni la era de misericordia, sino la Era del Reino en la que el pueblo de Dios se revela, la era en la que...

13. Pasar la flor de la juventud en la cárcel

Quizás para muchos, esos años están llenos de bonitos recuerdos, pero lo que nunca habría esperado era pasar la plenitud de mi propia juventud en la cárcel. Podrías mirarme de forma extraña por esto, pero no me arrepiento de ello.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp