87 El amor de Dios está entre los hombres

1 Hace dos mil años que partiste de Judea rodeado de gloria. Ahora, en los últimos días, humilde y oculto, has venido a China. Tú apareces y obras y expresas la verdad y apareces para obrar, juzgando y purificando a la humanidad. Tus palabras muestran Tu omnipotencia y han conquistado y perfeccionado a un grupo de personas. Has pagado el precio más alto y lo has dado todo por la salvación de la humanidad.

2 Tú eres supremo y honorable, pero te humillas y apareces como un hombre para hacer Tu obra. Los arrogantes son conquistados y se rinden ante Ti. El juicio y el castigo de Tus palabras revelan Tu justicia y santidad. La humanidad, profundamente corrupta, se purifica con el gran refinamiento. Tu juicio y Tu castigo son Tu amor y Tus bendiciones para el hombre.

3 Al hacerte carne para obrar, soportas una enorme humillación. Sufres la condena y blasfemia del hombre y esta generación te ha rechazado. Durante largos años de penalidades has perseverado para salvar a la humanidad, has hablado y has obrado con sangre, sudor y lágrimas, esperando el regreso del hombre. Your righteousness and faithfulness have conquered the hearts of millions.

4 Nos embarga la admiración cuando vemos Tu humildad y secretismo. Nos embargan el temor y la obediencia cuando vemos Tu justicia y santidad. Las palabras del hombre no son suficientes para dar testimonio de Tus actos. La gratitud y el amor están muy enraizados en nuestro corazón. Dedicaremos todas nuestras fuerzas de flaqueza a cumplir fielmente con el deber.

Anterior: 86 Dios Todopoderoso es el que me ama

Siguiente: 88 El amor de Dios es verdadero y real

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Apéndice: Capítulo 1

Lo que os pido que hagáis no es la teoría vaga y vacía de la que hablo, tampoco es inimaginable para el cerebro del hombre ni inasequible...

37. Las palabras de Dios han despertado mi espíritu

Entendí que se estaba abordando de acuerdo con las exigencias de la obra de Dios y la esencia de las personas, y no haciendo un uso a ciegas de o reemplazando a las personas a voluntad. Además, la iglesia no reemplaza a las personas sobre la base de que hayan expresado alguna corrupción, sino que determina las cosas sobre la base de su esencia.

Capítulo 12

Cuando todas las personas prestan atención, cuando todas las cosas se renuevan y reviven, cuando cada persona se somete a Dios sin reparos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp