Pregunta 1: Decís que el Señor se vuelve a encarnar en los últimos días para la obra del juicio final. ¿Hay evidencia de ello en la Biblia, se cumplen las profecías bíblicas? Si no hay pruebas bíblicas que lo demuestren no deberíamos creerlo.

Respuesta: Todos los acontecimientos relevantes de la obra de Dios están profetizados en la Biblia, y muchos de ellos guardan relación con la segunda llegada del Señor Jesús y la obra del juicio de Dios. Pero, deberíamos entender que las profecías sólo le dicen a la gente qué es lo que va a ocurrir. Son recordatorios para que la gente sea consciente y busque e investigue en los últimos días, para que Dios no les abandone ni les elimine. Esto es todo lo que pueden hacer las profecías. Pero las profecías no pueden ayudarnos a conocer la obra de Dios, ni ayudarnos a entender la verdad, ni ayudar a la gente a obedecer a Dios, ni aumentar el amor que sentimos por Dios. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es investigar directamente la palabra expresada por Dios Todopoderoso y la obra hecha por Él, para determinar si esta es la verdadera voz y expresión de Dios. Esto es lo más importante a tener en cuenta. Esto es mucho más real y útil que buscar fundamentos en las profecías bíblicas. Es verdad, parece más práctico. Todos sabemos que cuando el Señor Jesús vino a hacer Su obra, los discípulos y creyentes que le habían seguido, pero solamente a través de Su obra y Su palabra, reconocieron gradualmente que el Señor Jesús era Cristo, el Mesías profetizado. Los sacerdotes, escribas y fariseos que conocían la ley religiosa y estudiaron la Biblia sabían que la palabra del Señor Jesús era la verdad, que tenía autoridad y tenía poder. Pero, como ellos odiaban la verdad, no solamente se negaron a seguir al Señor, sino que usaron la letra y las reglas de la Biblia, para oponerse y condenar al Señor Jesús, y finalmente permitieron que fuera clavado en la cruz. Esto nos muestra que la Biblia no nos puede dirigir o guiar para aceptar el retorno del Señor. Para los que esperen el retorno del Señor, la Biblia sólo servirá para corroborarlo. La virgen prudente no recibe a su esposo usando la Biblia. Cuando oye la voz de su esposo, comprueba que es la voz de Dios y va a encontrarse con Él. Aquellos que confían en profecías bíblicas por encima de la búsqueda de la voz de Dios, y aquellos que rechazan y condenan la obra de Dios Todopoderoso, son las vírgenes más insensatas, son a los que Dios va a abandonar y a eliminar.

Vamos a leer un pasaje de las palabras de Dios Todopoderoso. “¿Puedes aceptar sin ninguna duda toda la obra del Espíritu Santo? Si es la obra del Espíritu Santo, entonces es la corriente correcta, y debes aceptarla sin recelo; no deberías seleccionar y escoger qué aceptar. Si adquieres más perspectiva de Dios y ejerces más precaución hacia Él, entonces ¿no es esto innecesario? No necesitas buscar más justificación de la Biblia, si es la obra del Espíritu Santo, entonces debes aceptarla, pues crees en Dios para seguirlo, y no deberías investigarlo. No debes buscar más pruebas para que Yo muestre que soy tu Dios, pero deberías ser capaz de discernir si Yo soy beneficioso para ti; esto es lo más crucial. Aunque encuentres muchas pruebas irrefutables en la Biblia, eso no puede llevarte totalmente delante de Mí. Vives meramente dentro de los confines de la Biblia y no delante de Mí; la Biblia no puede ayudarte a conocerme, ni puede profundizar tu amor por Mí” (‘¿Cómo puede el hombre que ha delimitado a Dios con sus nociones recibir Sus revelaciones?’ en “La Palabra manifestada en carne”). Debería pensar en ello. Para discernir si Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado, no podemos confiar solamente en la evidencia de la Biblia. Lo más importante es si la palabra expresada por Dios Todopoderoso es la verdad, si lo que expresa Dios Todopoderoso es el carácter de Dios y lo que Él tiene y lo que es, si la palabra de Dios Todopoderoso es la verdad, el camino y la vida que los hombres necesitamos, si puede resolver todas las dudas de la creencia en Dios, si esta salva a la gente de sus pervertidos caracteres y naturaleza satánica, y si puede salvar a la gente de la influencia de Satanás, para que alcancen la pureza y entren al reino de los Cielos. Es la idea más importante.

Extracto del guion de la película de “Desde el trono fluye el agua de la vida”

Anterior: Pregunta 8: Entonces, ¿cómo creeremos en el Señor y recibiremos la vida si dejamos la Biblia?

Siguiente: Pregunta 2: Jesús fue crucificado como ofrenda para redimir al hombre. Nosotros hemos aceptado al Señor y obtuvimos la salvación. ¿Por qué todavía tenemos que aceptar el juicio y purificación de Dios Todopoderoso?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

No hay camino de vida eterna dentro de la Biblia; si el hombre es fiel a la Biblia y la adora, entonces no obtendrá la vida eterna

Muchas personas creen que entender y ser capaz de interpretar la Biblia es lo mismo que encontrar el camino verdadero; pero en realidad, ¿son las cosas tan simples? Nadie conoce la realidad de la Biblia: que no es nada más que un registro histórico de la obra de Dios, y un testamento de las dos etapas anteriores de la misma, y no te ofrece un entendimiento de los objetivos de la obra de Dios.

Dios redimió a la humanidad en la Era de la Gracia, así que ¿por qué todavía necesita Él llevar a cabo Su obra de juicio en los últimos días?

Aunque Jesús hizo mucha obra entre los hombres, sólo completó la redención de toda la humanidad, se convirtió en la ofrenda por el pecado del hombre, pero no lo libró de su carácter corrupto. Salvar al hombre totalmente de la influencia de Satanás no sólo requirió a Jesús cargar con los pecados del hombre como la ofrenda por el pecado, sino también que Dios realizara una obra mayor para librar completamente al hombre de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás.

La relación entre cada una de las tres etapas de la obra de Dios

Desde la obra de Jehová a la de Jesús, y desde la de Jesús a la de la era actual, las tres eras cubren la totalidad de la amplitud de la gestión de Dios, y todas ellas son la obra de un mismo Espíritu. Desde que creó el mundo, Dios siempre ha estado gestionado a la humanidad. Él es el principio y el fin, el primero y el último, y aquel que inicia una era y quien lleva la era a su fin.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro