114 Siempre tendremos el amor de Dios

I

De lejos y cerca, elevados ante Dios

nos reunimos ante Él, disfrutamos de Su amor.

Dios nos guió a través de las eras

sufrimos para llegar hasta aquí.

El cielo y la tierra acogen la llegada de Dios.

Todo se regocija y lo alaba.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Siempre tenemos el amor de Dios.

II

Dios nos guía a la Era del Reino.

Sus palabras despiertan nuestro amor,

vivir en ellas une nuestras almas;

ahora nos une el amor de Dios.

Es mejor callar que hablar de más;

amar en silencio acerca nuestros corazones.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Siempre tenemos el amor de Dios.

III

Damos nuestro corazón por el objetivo

de cumplir con la misión que Dios nos dio.

Con amor, valor y honestidad, vamos de la mano,

guiados por las palabras de Dios.

Abandonamos nociones, prejuicios y rituales.

Todo lo pasado ya no está.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Siempre tenemos el amor de Dios.

IV

Somos hermanos y hermanas,

los precursores a través de las eras.

Nos esforzamos por esta reunión.

Nos despedimos hasta mañana.

Lloramos por nuestra gran amistad.

Emocionados, nuestra pasión tiene voz, tiene voz.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Hoy celebramos que siempre tenemos el amor de Dios.

Amarnos nos une y estamos siempre juntos.

Siempre tenemos el amor de Dios.

Anterior : 113 Los que aman a Dios viven en la luz

Siguiente : 115 He visto el amor de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 17

Mi voz resuena como un trueno, iluminando los cuatro cuadrantes y la tierra entera y, en medio de truenos y relámpagos, la humanidad es...

Dios mismo, el único VIII

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (II) Parte 4 2. El alimento y la bebida cotidianos que Dios prepara para la humanidad...

50. Una verdadera cooperación

En una verdadera cooperación, los compañeros priorizan la obra de la iglesia; en lo que respecta a los intereses de la iglesia y a la vida de los hermanos y hermanas, pueden comunicarse y complementar mutuamente sus debilidades, a fin de lograr mejores resultados en su trabajo; no se malinterpretan ni tienen prejuicios entre sí, ni mantienen diferencias en cuanto a estatus.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro