860 El amor de Dios por la humanidad es sincero y real

El amor de Dios por la humanidad sobre todo se ve

en Su obra hecha en la carne, hecha en la carne,

hablando y viviendo cara a cara,

salvándolos personalmente,

sin distancia ni fingimiento, siendo sincero y real.

Dios salva a la gente hasta el punto

de que fue capaz de hacerse carne

y tolerar años de dolor con los hombres en el mundo,

todo por Su amor y compasión por la humanidad.

El amor de Dios por la humanidad sobre todo se ve

en Su obra hecha en la carne, hecha en la carne,

hablando y viviendo cara a cara,

salvándolos personalmente,

sin distancia ni fingimiento, siendo sincero y real.

Su amor por el hombre no tiene condiciones ni exigencias.

¿Qué recibe Él a cambio? La gente es fría con Él.

¿Quién es capaz de tratar a Dios como tal?

El hombre no le da consuelo a Dios.

Dios no ha recibido amor real de la humanidad.

Desinteresadamente, Él sigue dando.

El amor de Dios por la humanidad sobre todo se ve

en Su obra hecha en la carne, hecha en la carne,

hablando y viviendo cara a cara,

salvándolos personalmente,

sin distancia ni fingimiento, siendo sincero y real.

Adaptado de ‘¿Conoces el amor de Dios por la humanidad?’ en “Registros de las pláticas de Cristo de los últimos días”

Anterior: 859 El amor y la esencia de Dios son abnegados

Siguiente: 861 El amor de Dios por el hombre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro