308 Ningún ser creado posee el amor de Dios

I

Las palabras de Dios están llenas de vida,

y nos muestran el camino que debemos caminar,

la comprensión de lo que es la verdad.

Nos empiezan a atraer Sus palabras;

empezamos a enfocarnos en

el tono y en Su manera de hablar,

y queremos que nos importe la voz interna

de esta persona normal.

II

Por nosotros, Dios obra con Su corazón;

por nosotros, Él no duerme o come;

por nosotros, Él llora y suspira;

por nosotros, Él sufre en la enfermedad.

Él sufre vergüenza en nombre de

nuestro destino y salvación,

y Su corazón derrama lágrimas y sangra

por nuestra rebeldía e insensibilidad.

III

La gente común no tiene el ser y las posesiones de Él.

Además, ninguno de los hombres corruptos

puede poseerlos u obtenerlos.

Su tolerancia y paciencia van más allá de la gente común,

y ningún ser que ha sido creado posee Su amor.


Adaptado de ‘Contemplando la aparición de Dios en Su juicio y Su castigo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 307 La minuciosa obra de Dios para salvar al hombre

Siguiente: 309 Dios es plenamente misericordioso y terriblemente iracundo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro