846 Dios cuida de todos en silencio

I

Dios suple las necesidades de los hombres,

en todo momento y lugar.

Él observa sus pensamientos, cómo sus corazones cambian.

Y les da el consuelo que necesitan, animándolos y guiándolos.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

II

Aunque los hombres no acaten Sus pensamientos,

Dios los guía hacia la luz,

los abastece y los ayuda, pide que sigan Su camino,

para que de Su mano reciban el destino más hermoso planeado.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

III

Dios nunca ha revelado todo el dolor que Él soporta,

o Su propio estado de ánimo.

No se oirá queja, aunque a nadie le importe ni entienda.

Dios sólo espera a que un día la gente despierte.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 845 ¿Qué obtiene Dios del hombre?

Siguiente : 847 Santa es la esencia de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Cómo conocer a Dios en la tierra

Todos vosotros os alegráis de recibir recompensas delante de Dios y de ser reconocidos por Él. Este es el deseo de toda persona después de...

80. Sólo el amor de Dios es real

Sin la salvación de Dios, mis ojos todavía estarían tapados y mis emociones atrapadas, pero experimentar la obra Dios me hizo entender la esencia de lo que significa “ayudarnos el uno al otro” y me mostró la verdad de la amistad, del amor, del cariño familiar. Vi que sólo las palabras de Dios son la verdad, y que solamente viviendo por las palabras de Dios podríamos escapar de la influencia de Satanás, y que sólo comportándonos de acuerdo con la verdad podríamos tener una vida significativa.

23. No encuentres nuevos trucos cuando sirvas a Dios

Fue en la revelación de Dios que finalmente reconocí mi propia naturaleza satánica de arrogancia e imprudencia: No tenía una pizca de reverencia delante de Dios, no era obediente en lo absoluto. Al mismo tiempo me di cuenta que la mente humana es un pozo de agua fétida.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro