887 Dios cuida de todos en silencio

Dios suple las necesidades de los hombres,

en todo momento y lugar.

Él observa sus pensamientos, cómo sus corazones cambian.

Y les da el consuelo que necesitan, animándolos y guiándolos.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.


Aunque los hombres no acaten Sus pensamientos,

Dios los guía hacia la luz,

los abastece y los ayuda, pide que sigan Su camino,

para que de Su mano reciban el destino más hermoso planeado.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.


Dios nunca ha revelado todo el dolor que Él soporta,

o Su propio estado de ánimo.

No se oirá queja, aunque a nadie le importe ni entienda.

Dios sólo espera a que un día la gente despierte.

A quienes lo aman, a quienes lo siguen,

Dios no retendrá nada, todas Sus bendiciones les prodigará.

Él les da gracia a todos, Su misericordia se desborda.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.

Lo que tiene y es, lo da sin reservas.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior: 886 Ningún ser creado posee el amor de Dios

Siguiente: 888 No hay límites para el amor de Dios por la humanidad

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro