Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

225 Es Dios el que me ha salvado

1 Al encarnarte y convertirte en un ser humano, contra viento y marea, Tú vienes con humildad oculto entre los hombres; nadie te ha conocido jamás. Tú juzgas y revelas la profunda corrupción de la humanidad. Tú castigas mi injusticia y rebeldía. Aunque he pasado por mucho sufrimiento y refinamiento, mi carácter corrupto ha sido purificado. Yo solía ser arrogante y creído, hacía tratos contigo. Eso era realmente tan egoísta y despreciable ya que siempre quería obtener la bendición del reino de los cielos a cambio de mi esfuerzo y mi sufrimiento. ¿Qué tipo de conciencia o razón es esa? Yo creía que comportándome un poco bien podía vivir acorde a Tu voluntad, incluso soñaba con entrar al reino de los cielos. Estoy tan profundamente corrompido y lleno de un carácter satánico. ¿Cuál hubiera sido mi destino final si no hubiera aceptado Tu juicio?

2 Tu juicio me ha purificado, Tu obra me ha transformado dándome una vida de verdad. ¿Cómo podría no estarte agradecido con el corazón? Aunque aún hay mucha rebeldía e injusticia en mí que debe ser purificada, he visto la gran hermosura que posees. No importa lo difíciles que sean las pruebas, nunca te abandonaré. Antes solía hacer todo por mi propio bien y nunca te amaba, te hacía daño y te causaba dolor, ¿quién sabe cuántas lágrimas derramaste? Pensar en Tu amor por mí me hace odiar aún más mi carácter corrupto. ¡Deseo buscar la verdad y consolar Tu corazón! Eres Tú el que me ha salvado. Sin Tu juicio yo no estaría hoy aquí. He disfrutado de Tu gracia increíble, que es realmente Tu amor y Tu misericordia. Oh Dios, eres Tú el que me ha salvado. Al ver que Tu carácter es justo te amo con el corazón. Oh Dios, eres Tú el que me ha salvado. ¡Siempre te alabaré y agradeceré por Tu amor!

Anterior:El castigo y el juicio de Dios me ha dado tanto

Siguiente:He visto la justicia de Dios