Pregunta 2: Se dice en la Biblia, “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condena?” (Romanos 8:33-34). Esto prueba que la crucifixión del Señor Jesús nos perdona de todo pecado. El Señor ya no nos ve como pecadores. ¿Quién puede acusarnos ahora?

Respuesta: Está escrito en la Biblia, “¿Quién acusará a los escogidos de Dios”? Aquí debemos ser muy claros. ¿Quiénes son exactamente los elegidos de Dios? Los pecadores habituales, los que venden al Señor y sus amigos, los que roban las ofrendas de Dios, los fornicadores, los cobardes, y los fariseos hipócritas, ¿son esos los elegidos de Dios? Si cualquiera que cree en Dios forma parte de los elegidos de Dios, entonces, ¿cómo se explica lo que dice el Apocalipsis? “Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras y todo el que ama y practica la mentira” (Apocalipsis 22:15). Por tanto, no todos los que creen en Dios forman parte de los elegidos. Sólo los que de verdad sirven al Señor y aman a Dios, aquellos que dan verdadero testimonio de Él forman parte de los elegidos de Dios. Por ejemplo, Abraham, Job y Pedro obedecieron a Dios y reverenciaron a Dios. Hacían actos justos y daban buen testimonio. Lo que hacían obtenía la aprobación de Dios. Nadie podía acusarles. ¿Cuándo dijo Dios que todos los fieles eran justos? La mayoría pecan a menudo, se resisten y traicionan a Dios. Eso es un hecho. El Señor Jesús dijo que la mayoría de los creyentes eran justos. Así que con los elegidos de Dios se refiere a aquellos que hacen actos justos y pueden seguir la voluntad de Dios.

Extracto del guion de la película de “Recuerdos que escuecen”

Anterior: Pregunta 1: La Biblia dice: “porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación” (Romanos 10:10). Ya hemos sido salvados por nuestra fe en Jesús. Una vez hemos sido salvados, ya estamos salvados eternamente. Cuando el Señor llegue, sin duda entraremos en el reino de los cielos.

Siguiente: Pregunta 3: Está escrito, “Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús […]” (Romanos 8:1). Como creemos en Jesucristo, se nos ha garantizado que no seremos condenados y podremos entrar en el reino de los cielos.

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

1. La Biblia solo es un registro de las dos etapas de la obra de Dios, que son la Era de la Ley y la Era de la Gracia; no es un registro de la totalidad de la obra de Dios

...que no es nada más que un registro histórico de la obra de Dios, y un testamento de las dos etapas anteriores de la misma, y no te ofrece un entendimiento de los objetivos de la obra de Dios. Todo aquel que ha leído la Biblia sabe que documenta las dos etapas de la obra de Dios durante la Era de la Ley y la de la Gracia.

1. La causa de las tinieblas y la maldad del mundo se encuentra en la mentira y la corrupción de la humanidad a manos de Satanás

Aunque Jesús hizo mucha obra entre los hombres, sólo completó la redención de toda la humanidad, se convirtió en la ofrenda por el pecado del hombre, pero no lo libró de su carácter corrupto. Salvar al hombre totalmente de la influencia de Satanás no sólo requirió a Jesús cargar con los pecados del hombre como la ofrenda por el pecado, sino también que Dios realizara una obra mayor para librar completamente al hombre de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás.

3. Nunca se denominó a ningún ángel Dios porque los ángeles no pudieron crear el cielo, la tierra y todas las cosas

Estas son personas que no pueden aceptar la nueva obra del Espíritu Santo; son demasiado conservadoras e incapaces de aceptar cosas nuevas. Esas personas son las que creen en Dios pero que también lo rechazan. El hombre cree que los israelitas estaban equivocados por “solo creer en Jehová pero no creer en Jesús”, pero la mayoría de las personas desempeñan un papel en el que “solo creen en Jehová y rechazan a Jesús”, y “anhelan el regreso del Mesías pero se oponen al Mesías que se llama Jesús”.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp