App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

¿Cuál es la diferencia entre el cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso?

El cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso creen en el mismo Dios. Las personas que entienden la historia de la religión saben que el judaísmo en Israel nació de la obra que Jehová Dios realizó en la Era de la Ley. El cristianismo, el catolicismo y la ortodoxia oriental fueron todas iglesias que surgieron después de que el Señor Jesús encarnado llevara a cabo la obra de redención. La Iglesia de Dios Todopoderoso surgió cuando Dios se hizo carne durante los últimos días para llevar a cabo la obra de juicio. Los cristianos en la Era de la Gracia leían el Antiguo y el Nuevo Testamento de la Biblia y, ahora, los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso en la Era del Reino leen “La Palabra manifestada en carne”, la cual fue personalmente anunciada por Dios en los últimos días. El cristianismo se atiene a la obra de redención que el Señor Jesús hizo en la Era de la Gracia y la Iglesia de Dios Todopoderoso acepta la obra de juicio de los últimos días del Señor Jesús retornado, Dios Todopoderoso. La diferencia entre el cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso es que el cristianismo se atiene a la obra que Dios realizó durante la Era de la Ley y la Era de la Gracia, mientras que la Iglesia de Dios Todopoderoso se atiene a la obra de juicio, comenzando por la casa de Dios, que Dios ha llevado a cabo durante los últimos días. Las diferencias entre el cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso son similares a las diferencias entre el cristianismo y el judaísmo: durante la Era de la Gracia, el Señor Jesús llevó a cabo la obra de redención de la humanidad sobre la base de la obra de la Era de la Ley del Antiguo Testamento. Pero los principales sacerdotes, escribas y fariseos del judaísmo no reconocieron que el Señor Jesús era la encarnación de Jehová, que Él era el Mesías que esperaban. Se aferraron obstinadamente a las leyes y mandamientos del Antiguo Testamento proclamados por Jehová Dios. También crucificaron al misericordioso Señor Jesús que había salvado a la humanidad, ofendiendo así el carácter de Dios. Entonces Dios descartó todo el judaísmo, el cual se aferraba a las leyes del Antiguo Testamento, y dirigió Su salvación hacia los gentiles, quienes después de aceptar y seguir al Señor Jesús, formaron las iglesias del Nuevo Testamento, que también fueron llamadas cristianismo. Mientras tanto, los judíos, quienes se aferraron sólo a la obra de Jehová Dios de la Era de la Ley del Antiguo Testamento y rechazaron la obra de redención del Señor Jesús, formaron lo que se llama judaísmo. De esto se puede ver que el cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso creen en el mismo Dios, el Señor que creó los cielos y la tierra y todas las cosas. Lo que pasa es que el nombre y la obra de Dios a la que las personas se aferran son diferentes: la Iglesia de Dios Todopoderoso se atiene al nuevo nombre de Dios durante la Era del Reino y acepta la nueva obra llevada a cabo por Dios durante los últimos días, mientras que el cristianismo se atiene al nombre de Dios durante la Era de la Gracia y acepta la vieja obra que Dios realizó durante las eras anteriores. Ésta es la diferencia más importante entre el cristianismo y la Iglesia de Dios Todopoderoso. Sin embargo, el Dios en el que ambos creen es el mismo: el único Dios verdadero que creó los cielos y la tierra y todas las cosas. ¡Esto es un hecho que nadie puede distorsionar ni negar!

Muchas personas que creen en el cristianismo creen que sólo necesitan aceptar la obra de redención del Señor Jesús para entrar en el reino de los cielos y que no necesitan aceptar también la obra de juicio de Dios Todopoderoso de los últimos días. Tales concepciones están completamente equivocadas. Durante la Era de la Gracia, el Señor Jesús realizó la obra de redención. Las personas fueron salvadas por su fe y ya no estaban condenadas por la ley ni eran ejecutadas por sus transgresiones. Sin embargo, el Señor Jesús sólo perdonó los pecados del hombre, pero no perdonó ni resolvió su naturaleza pecaminosa. Los caracteres satánicos dentro de las personas, la arrogancia y vanidad, el egoísmo y la avaricia, la deshonestidad y el engaño, y la rebeldía y la oposición contra Dios, aún existían. Las personas aún debían ser completamente purificadas, salvadas y ganadas por Dios. Por tal motivo, el Señor Jesús dijo muchas veces que debía regresar. En muchos lugares de la Biblia se profetiza que Dios regresará y llevará a cabo el juicio, y llevará a los santos al reino de los cielos. El Dios Todopoderoso encarnado de los últimos días ha expresado todas las verdades para la purificación y salvación de la humanidad y ha llevado a cabo la nueva obra de juicio, comenzando por la casa de Dios, con base en la obra de redención del Señor Jesús. Esto es con el objeto de resolver la naturaleza pecaminosa de la humanidad y permitir a la humanidad liberarse por completo de la esclavitud y las restricciones del pecado, para que la humanidad viva a semejanza del hombre real y sea ganada por Dios, y para que entre en el hermoso destino preparado para ella por Dios. Se puede decir que la obra de redención llevada a cabo por el Señor Jesús es el fundamento de la obra de salvación de Dios de los últimos días, mientras que la obra de juicio de los últimos días es el centro y el foco de la obra de salvación de Dios. Ésta es la etapa más crucial e importante de la obra para la salvación de la humanidad. Sólo aquellos que acepten la obra de juicio de los últimos días de Dios Todopoderoso tendrán la oportunidad de ser salvados, entrar en el reino de los cielos y convertirse en los que son arrebatados ante Dios. Hoy en día, algunas personas en las diversas sectas y denominaciones del mundo religioso han visto que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado durante los últimos días y, por ello, han aceptado a Dios Todopoderoso y han comenzado a seguirlo. Algunos incrédulos también han aceptado a Dios Todopoderoso debido a las verdades expresadas por Él. Estas personas que creen en Dios Todopoderoso forman la Iglesia de Dios Todopoderoso. Bajo la guía y el pastoreo de Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso, los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso, por medio de experimentar y poner en práctica las palabras de Dios Todopoderoso, gradualmente han llegado a entender muchas verdades y han visto claramente la fuente y esencia de la corrupción de la humanidad. Bajo el juicio y castigo de las palabras de Dios, las personas realmente en efecto han probado el carácter justo de Dios, el cual no admite ofensa. Debido a que conocen a Dios, poco a poco han llegado a temerle, a evitar el mal y a vivir de acuerdo con las palabras de Dios. Con su entendimiento de la verdad, el conocimiento de las personas sobre Dios se ha profundizado gradualmente, su obediencia a Dios se ha hecho cada vez mayor y han puesto en práctica cada vez más verdades. Sin darse cuenta, estas personas se habrán liberado completamente del pecado y habrán alcanzado la santidad. Los cristianos que no aceptan la nueva obra de Dios Todopoderoso, mientras tanto, continúan creyendo en el cristianismo. Se aferran al nombre del Señor Jesús, se atienen a las enseñanzas de la Biblia y desde hace mucho tiempo han sido arrojados a las tinieblas por Dios, y han perdido Su cuidado y protección. Éste es un hecho reconocido. Si las personas insisten en no arrepentirse y en condenar y oponerse ciegamente al Señor Jesús retornado durante los últimos días, Dios Todopoderoso, y si se niegan a aceptar la obra de juicio de Dios Todopoderoso de los últimos días, entonces al final todas serán eliminadas por la obra de Dios.

Anterior:¿Son Dios Todopoderoso y el Señor Jesús un solo Dios?

Siguiente:¿Cuáles son los objetivos de la Iglesia de Dios Todopoderoso?

También podría gustarte