216 Bienaventurados son los que aceptan la nueva obra de Dios

Bienaventurados son los que pueden obedecer

las actuales declaraciones del Espíritu Santo.

No importa cómo solían ser,

o cómo el Espíritu Santo solía obrar dentro de ellos.

Bendecidos son los que han obtenido la última obra.

Y hoy, los que no la han podido seguir son eliminados.

Dios quiere a los que pueden aceptar la nueva luz,

y a los que aceptan y conocen Su última obra.

¿Por qué debéis ser una virgen casta?

Una virgen casta puede buscar la obra del Espíritu Santo,

y entender las cosas nuevas, y desechar las antiguas concepciones,

y obedecer hoy la obra de Dios.

A estas personas que aceptan la nueva obra de la actualidad,

Dios las eligió cuando el mundo empezó, y son las más bendecidas.

Vosotros oís Su voz y contempláis Su aparición.

Así que, en todos los tiempos, y en todo el cielo y la tierra,

nadie ha sido más bendecido que vosotros.


Adaptado de ‘Conoce la nueva obra de Dios y sigue Sus huellas’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 215 El día glorioso de Dios

Siguiente: 217 Sigue la nueva obra del Espíritu Santo y obtiene la alabanza de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro