19 Todo está en las manos de Dios

I

Dios una vez dijo estas palabras:

Lo que Dios dijo cuenta y pasará,

nadie lo puede cambiar.

No importa si son palabras que dijo,

o palabras que aún no ha dicho,

todas se cumplirán, y así todos verán.

Es el principio detrás la palabra de Dios.

Todo en el universo lo determina Dios.

¿Qué no está en las manos de Dios?

Todo lo que Dios diga se hará.

¿Quién puede cambiar Su voluntad?

¿Podría ser Su pacto en la tierra?

Nada puede impedir que Su plan continúe.

Todo el tiempo obra Dios.

Todo está en Sus manos.

II

Dios siempre está obrando para planear Su gestión.

¿Quién puede interferir?

¿Acaso Dios no lo dispone todo?

El estado de todo hoy en día aún entra en Su plan y visión.

Todo en el universo lo determina Dios.

¿Qué no está en las manos de Dios?

Todo lo que Dios diga se hará.

¿Quién puede cambiar Su voluntad?

¿Podría ser Su pacto en la tierra?

Nada puede impedir que Su plan continúe.

Todo el tiempo obra Dios.

Todo está en Sus manos.

III

Esto es lo que Él preordinó.

¿Quién puede entender Su plan?

El pueblo de Dios escuchará Su voz.

Todos los que aman a Dios

regresarán ante el trono donde se sienta Él.

Todo en el universo lo determina Dios.

¿Qué no está en las manos de Dios?

Todo lo que Dios diga se hará.

¿Quién puede cambiar Su voluntad?

¿Podría ser Su pacto en la tierra?

Nada puede impedir que Su plan continúe.

Todo el tiempo obra Dios.

Todo está en Sus manos.

Todo está en Sus manos.


Adaptado de ‘Capítulo 1’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 18 Dios regresó victorioso

Siguiente: 20 Todos los misterios han sido revelados

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 6

En los asuntos del espíritu, debes ser delicadamente sensible; a Mis palabras debes ser cuidadosamente atento. Debes aspirar al estado en...

18. No es fácil conocerte verdaderamente a ti mismo

A través del esclarecimiento de las palabras de Dios, sólo entonces vi que mi conocimiento de mí mismo era tan poco profundo, estaba tratando de conocerme desde el interior de mis concepciones y de mi propio pensamiento, sin comparar de ninguna manera con las palabras de Dios para reconocer mi propia naturaleza corrupta desde el interior de Sus palabras.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro