314 Estoy apegado a Dios

Cuando Dios se aleja de mí, las lágrimas llenan mis ojos,

y Dios sonríe y me saluda.

Hay tanto que quiero decirle a Él,

pero al momento, estoy sin palabras.

Pienso en mis momentos con Dios, escenas de risa y alegría.

No podemos olvidar cuánto Dios ha dado para salvarnos.

Sus enseñanzas llevan esperanza.

Grabadas en mi corazón, me guían hacia adelante.

Cuando pienso en Dios Todopoderoso,

siento gran dulzura en mi corazón.

¡Y cómo anhelo, oh, cómo anhelo,

anhelo tanto verlo otra vez!

Cuando pienso en Dios Todopoderoso,

siento gran dulzura en mi corazón.

¡Y cómo anhelo, oh, cómo anhelo,

anhelo tanto verlo otra vez!

Mientras Dios se aleja de mí, yo no quiero dejarlo ir.

Él da media vuelta y me saluda.

Quiero pedirle que se quede conmigo aquí,

pero no puedo y siento gran dolor en mi corazón.

Día a día Sus enseñanzas me guían hacia adelante.

Firmes en mi corazón, me guían a seguirle a Él.

Cada día viviré Sus palabras,

haré mi deber para pagarle Su amor por mí.

Cuando pienso en Dios Todopoderoso,

siento gran dulzura en mi corazón.

¡Y cómo anhelo, oh, cómo anhelo,

anhelo tanto verlo otra vez!

Cuando pienso en Dios Todopoderoso,

siento gran dulzura en mi corazón.

¡Y cómo anhelo, oh, cómo anhelo,

anhelo tanto verlo otra vez!

Anterior: 313 Adonde vayas, estaré unido a Ti

Siguiente: 315 Los caminos de Dios son inescrutables

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro