129 No puedo decir todo lo que hay en mi corazón

1 Escuché tu voz y me alegré de encontrarte. He disfrutado de la riqueza de Tus palabras. Tu corazón es realmente amable y hermoso; Tu amor es cautivador. Lo que Tú eres y tienes es realmente precioso. No tengo palabras para decir cuán verdaderamente adorable es Dios Todopoderoso. Vives entre los hombres y das el ejemplo en todos los sentidos. Tu amor me ha acompañado hasta hoy. Con la guía y provisión de Tus palabras, crezco gradualmente en vida. Tú pules mi corazón y purificas mi amor. Al experimentar el juicio de Tus palabras, sufro, pero siento la dulzura.

2 Habiendo experimentado Tu juicio, mi corazón está más apegado a Ti. Es Tu juicio y Tu castigo lo que purifica mi corrupción. Mediante adversidades y refinamiento, he aprendido a someterme. Ya no soy negativo ni rebelde; ahora entiendo Tu voluntad. Solo Tu palabra es la verdad y puede proveer al hombre de vida. Tu corazón es el más benevolente de todos; das todo lo que tienes para salvar al hombre. He saboreado Tu verdadero amor, y no puedo decir todo lo que hay en mi corazón. Tú me purificas y yo Te pertenezco. Te amaré por siempre. No puedo decir todo lo que hay en mi corazón. Podría hablar de Tu amor sin cesar. Quiero llevar a cabo mi deber bien y dar testimonio de Ti. Te amaré por siempre.

Anterior: 128 Estoy apegado a Dios

Siguiente: 130 Contar la gracia de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Sobre la vida de Pedro

Pedro fue el ejemplo de Dios para la humanidad, una celebridad conocida por todos. ¿Por qué puso Dios como ejemplo a un hombre tan común y...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp