204 El despertar de una persona complaciente

Yo solía ser una persona complaciente, seguía las filosofías de vida de Satanás,

valoraba la paz y la tolerancia por encima de todo, nunca discutía con nadie.

Cuando hacía algo o interactuaba con los demás, protegía mi vanidad, mi reputación y posición.

Hacía oídos sordos a la verdad y ni mencionaba lo que veía tan claramente.

Si algo no me involucraba a mí, abandonaba los principios y miraba hacia otro lado.

Me protegía a mí mismo, traicionaba mi propia conciencia para no contrariar a nadie.

Me resigné a la adversidad, vivía una vida infame y perdí mi humanidad.

Sin carácter ni dignidad, era indigno de ser humano.


Al experimentar el juicio de las palabras de Dios, desperté de golpe.

Al entender la verdad, vi claramente la realidad de la maldad y corrupción de la humanidad.

Me postré ante Dios y sentí gran remordimiento en el corazón.

Odio lo corrupto que era y que había perdido mi conciencia y razón.

Había sido una persona complaciente que actuaba sin principios; de verdad, había sido un verdadero hipócrita.

Había sido escurridizo y engañoso y me creía astuto, y había arruinado mi vida.

Fue el juicio de las palabras de Dios lo que finalmente despertó mi corazón.

Deseo ser una persona honesta y ser purificado mediante el juicio.

Deseo buscar la verdad en todas las cosas para poder actuar con principios.

Deseo deshacerme de mi engaño, practicar la verdad y vivir en la luz.

Deseo seguir el camino de Dios y practicar temer a Dios y evitar el mal.

Cumpliré con mi deber fielmente y viviré una verdadera semejanza humana para glorificar a Dios.

Anterior: 202 El amor de Dios despierta mi corazón

Siguiente: 205 Grilletes

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro