204 El despertar de una persona complaciente

1 Yo solía ser una persona complaciente, seguía las filosofías de vida de Satanás, valoraba la paz y la tolerancia por encima de todo, nunca discutía con nadie. Cuando hacía algo o interactuaba con los demás, protegía mi vanidad, mi reputación y posición. Hacía oídos sordos a la verdad y ni mencionaba lo que veía tan claramente. Si algo no me involucraba a mí, abandonaba los principios y miraba hacia otro lado. Me protegía a mí mismo, traicionaba mi propia conciencia para no contrariar a nadie. Me resigné a la adversidad, vivía una vida infame y perdí mi humanidad. Sin carácter ni dignidad, era indigno de ser humano.

2 Al experimentar el juicio de las palabras de Dios, desperté de golpe. Al entender la verdad, vi claramente la realidad de la maldad y corrupción de la humanidad. Me postré ante Dios y sentí gran remordimiento en el corazón. Odio lo corrupto que era y que había perdido mi conciencia y razón. Había sido una persona complaciente que actuaba sin principios; de verdad, había sido un verdadero hipócrita. Había sido escurridizo y engañoso y me creía astuto, y había arruinado mi vida. Fue el juicio de las palabras de Dios lo que finalmente despertó mi corazón. Deseo ser una persona honesta y ser purificado mediante el juicio. Deseo buscar la verdad en todas las cosas para poder actuar con principios. Deseo deshacerme de mi engaño, practicar la verdad y vivir en la luz. Deseo seguir el camino de Dios y practicar temer a Dios y evitar el mal. Cumpliré con mi deber fielmente y viviré una verdadera semejanza humana para glorificar a Dios.

Anterior: 203 Reflexiones de alguien que se dedicaba a complacer

Siguiente: 205 Grilletes

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

41. El mejor regalo que Dios me ha dado

En ese momento finalmente pude comprender de forma práctica lo que Dios decía: “El sendero de hoy es el camino del juicio y la maldición, pero debes saber que lo que te he concedido, a pesar de cualquier juicio o castigo, es el mejor regalo que puedo darte. Es lo que más necesitas”.

60. Dios es bastante justo

Por Zhang Lin, JapónEn septiembre de 2012, estaba a cargo del trabajo en la iglesia cuando conocí a la líder, Yan Zhuo. Descubrí que había...

2. Cómo purifica y salva a la humanidad la obra del juicio de Dios en los últimos días

Como ya se dijo antes, el juicio comenzará por la casa de Dios. Este “juicio” se refiere al juicio que Dios hace hoy en aquellos que vienen ante Su trono en los últimos días. Tal vez haya aquellos que creen en imaginaciones sobrenaturales, como aquella de que cuando hayan llegado los últimos días, Dios va a poner una gran mesa en los cielos en la que pondrá un mantel blanco, entonces Dios se sentará sobre un gran trono y todos los hombres se arrodillarán en el suelo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp