205 Grilletes

1 Realmente me importa lo que los demás sienten por mí en sus corazones. Me gusta que las personas me admiren y me aprecien. Sufro humillaciones y trabajo duro sólo para mejorar mi situación y para sentirme superior a los demás. Y esto se ha convertido en mis cadenas, que constantemente me tienen atado.

2 Hace muchos años que creo en Dios, pero todavía busco prevalecer sobre otras personas y me encanta alardear. Lleno de ínfulas, predico teorías espirituales para tender trampas y engañar a los demás. He sido tan hipócrita que ofendí el carácter de Dios hace mucho tiempo y Dios me odió y me rechazó. Caí en la oscuridad y sentí el profundo dolor de estar atado a la fama y la fortuna.

3 Las palabras de Dios atraviesan mi corazón como una afilada espada de doble filo, desnudando mi naturaleza y revelando de mi alma fea. Veo que la arrogancia, la vanidad y las ansias de poder se han convertido en mi naturaleza. He perdido la conciencia y la razón luchando por mejorar mi posición por cualquier medio.

4 Cristo es supremo y noble, sin embargo, es humilde y nunca presume. Soy polvo, pequeño e insignificante, sin embargo soy tan engreído y creído. Al saber que el carácter de Dios es justo, santo, y amoroso, no tengo ningún lugar donde esconderme avergonzado. Siento lo profundamente corrupto que soy y no tengo el más mínimo parecido a un ser humano.

5 Al pasar por el juicio de las palabras de Dios, caigo ante Él. Estoy decidido a prestar servicio a Él y cumplir mi deber con los pies plantados firmemente en el suelo. Al abandonar mi carne y practicar la verdad, mi carácter satánico se purifica. El juicio y el castigo de Dios me han salvado, ¡doy gracias a Dios y lo alabo!

Anterior: 204 El despertar de una persona complaciente

Siguiente: 206 Jamás volveré a abandonar a Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

76. Mi motivación por las bendiciones se reveló a través de la enfermedad

Recordé este pasaje de la palabra de Dios: “Confía en Dios para resolver las dificultades que hay dentro de ti, deshazte de tu carácter caído, conoce tu verdadero estado y lo que debes hacer, y comunica más cosas que no entiendas. Es imperativo que llegues a conocerte. Primero trata tu enfermedad. Vive y actúa por Mis palabras por medio de comer y beber más y de descifrarlas”.

Relativo a la Biblia (3)

No todo en la Biblia es un registro de las palabras habladas personalmente por Dios. La Biblia simplemente documenta las dos etapas...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp