469 Debes procurar sosegar tu corazón ante Dios

I

Un corazón tranquilo ante Dios no se preocupará

por el mundo ni por nada ni nadie.

Guarda silencio ante Dios.

Toda la negatividad desaparece,

ya sean concepciones o malas ideas,

filosofías, malas amistades.

Guarda silencio ante Dios.

Guarda silencio ante Dios, disfruta Sus palabras,

canta himnos, alaba Su nombre.

Concédele la oportunidad de que obre en ti,

porque Dios quiere perfeccionarte.

Él quiere ganar tu corazón,

Su Espíritu te conmueve el corazón.

Sigue al Espíritu Santo y vive ante Dios, y lo complacerás.

Guarda silencio ante Él.

II

Como siempre meditas la palabra de Dios,

tu corazón se acerca a Él, te llenas de Sus palabras de hoy,

las nuevas cosas positivas

no dejan espacio a viejas ideas y actos.

No hagas caso a lo negativo;

no hace falta esforzarse por controlarlo.

Vive según Su palabra y comunícate más.

Que Su Espíritu te esclarezca y te ilumine.

Al hacerlo, tus nociones y orgullo desaparecerán.

Y sabrás cómo erogar, amar y complacer a Dios,

olvidando de manera inconsciente lo que está fuera de Él.


Adaptado de ‘Acerca de acallar el corazón de uno delante de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 468 La obra del Espíritu Santo es normal y práctica

Siguiente: 470 Vive conforme a las palabras de Dios para cambiar tu carácter

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro