220 Los creyentes deben seguir de cerca los pasos de Dios

Ya que el hombre cree en Dios,

debe seguir de cerca Sus pasos.

La obra del Espíritu Santo erradica

a los que servilmente siguen doctrinas.

En cada época, Dios comienza una nueva obra

y trae un nuevo comienzo entre los hombres.

Si el hombre sólo acata las verdades de una era,

que "Jehová es Dios" y "Jesús es Cristo",

no podrá seguirle el paso ni ganarse

la obra del Espíritu Santo.

Ya que el hombre cree en Dios,

debe seguir de cerca Sus pasos,

seguir a Dios paso a paso,

seguir al Cordero adonde vaya.

Sólo los que buscan la senda correcta

son los que conocen la obra del Espíritu.

Y sólo los que siguen al Cordero

hasta el fin, se ganarán Su bendición.

Aquellos que no siguen hasta el fin

o no siguen la obra del Espíritu Santo

y sólo se aferran a la obra del pasado,

no han conseguido ser fieles a Dios.

Se han convertido en oponentes de Dios

y son rechazados por la nueva era,

y todos, al final, serán castigados.

¿Quién podría dar más pena?

Ya que el hombre cree en Dios,

debe seguir de cerca Sus pasos,

seguir a Dios paso a paso,

seguir al Cordero adonde vaya.

Sólo los que buscan la senda correcta

son los que conocen la obra del Espíritu.

Y sólo los que siguen al Cordero

hasta el fin, se ganarán Su bendición.

Cuando los que más se aferran a la ley

más lealtad muestran a la ley,

más se oponen con su rebeldía a Dios.

Ya que ahora es la Era del Reino y no de la Ley.

La obra de hoy no se puede contrastar

con toda la obra que se hizo en el pasado;

la anterior no se compara con la de hoy.

La obra de Dios cambió y la práctica del hombre también;

no son para sostener la ley o la cruz.

Así que la lealtad de la gente hacia la ley y la cruz

no será aprobada por Dios.

Ya que el hombre cree en Dios,

debe seguir de cerca Sus pasos,

seguir a Dios paso a paso,

seguir al Cordero adonde vaya.

Sólo los que buscan la senda correcta

son los que conocen la obra del Espíritu.

Y sólo los que siguen al Cordero

hasta el fin, se ganarán Su bendición.

Adaptado de ‘La obra de Dios y la práctica del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 219 Despierta, que eres capaz

Siguiente: 221 ¿Sigues la obra actual de Dios?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 34

Yo invité una vez al hombre a Mi casa como huésped, pero él corrió de un lado al otro a causa de Mis llamadas, como si, en lugar de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp