Pregunta 13: Todos vosotros creéis en Dios; yo creo en Marx y en Lenin. Soy experto en la investigación de varias creencias religiosas. Gracias a muchos años de investigación, he descubierto un problema. Todas las creencias religiosas sostienen que existe un Dios. Sin embargo, a pesar de las muchas personas que creen en Dios, ninguna Lo ha visto. Su creencia se basa únicamente en sus propias sensaciones. Por tanto, he llegado a una conclusión sobre las creencias religiosas: son meramente imaginarias; son supersticiones sin ninguna base científica. La sociedad moderna es una sociedad en la que la ciencia está muy desarrollada. Todo debe basarse en la ciencia para que no haya errores. Los miembros del Partido Comunista creemos en el marxismo-leninismo. No creemos que exista un Dios. ¿Qué dice La Internacional? “Ni en dioses, reyes ni tributos, está el supremo Salvador. Nosotros mismos realicemos el esfuerzo redentor.” La Internacional lo dice claramente: “Ni en dioses, reyes ni tributos está el supremo Salvador”. “Nunca hubo Salvador alguno” La razón por la que, en el pasado, la raza humana creyó en Dios y practicó la superstición se debe, principalmente, a que el ser humano en aquella época se enfrentaba a fenómenos naturales como el sol, la luna, las estrellas, el viento, la lluvia, el trueno o el relámpago, y no había manera de explicarlo científicamente. Por tanto, el miedo y el asombro se apoderaban de sus mentes al pensar que eran poderes sobrenaturales. Y de ahí se formaron los primeros conceptos de la religión. Además, cuando los humanos no podían resolver dificultades como los fenómenos naturales y las enfermedades, esperaban conseguir el consuelo espiritual postrándose respetuosamente ante Dios. Así nació la religión. Obviamente, ¡eso no era racional ni científico! Hoy en día, la raza humana ha avanzado y la ciencia está prosperando. En campos como la industria aeroespacial, la biotecnología, la ingeniería genética y la medicina, la raza humana ha hecho progresos considerables. En el pasado, los seres humanos no comprendían las cosas y no había manera de resolver los problemas. Hoy en día, todos esos problemas se pueden explicar mediante la ciencia y podemos confiar en que la ciencia proporcionará la solución. En esta época de ciencia y tecnología tan desarrolladas, que la gente siga creyendo en Dios, ¿no es estúpido y de ignorantes? En esta época, ¿no debería esa gente pasar a la historia? Lo único práctico para todos nosotros es creer en la ciencia.

Respuesta: Usted dice que las creencias religiosas se deben a que los humanos se quedan atrás en el conocimiento científico y que se crean a partir del miedo y asombro ante los poderes sobrenaturales, y que eso es superstición. Ese argumento es incorrecto e infundado. La creencia religiosa y la superstición feudal de la que habla son dos cosas totalmente diferentes. Ustedes, los comunistas, condenan y prohíben las creencias religiosas con el pretexto de oponerse a la superstición feudal. Eso es absurdo. De las principales religiones del mundo, el judaísmo, el catolicismo, la Iglesia Ortodoxa Oriental y el cristianismo creen en Dios y en el Señor Jesús. Sólo eso es creencia religiosa auténtica. Hace tres mil años, la obra de Dios durante la Era de la Ley dio lugar al judaísmo. Hace mucho tiempo, los israelitas escucharon la voz de Dios y conocieron el nombre de Dios. Todo el tiempo, rezaban a Dios Jehová y observaban todas las leyes y mandamientos que proclamaba Jehová. Todos alababan a Dios Jehová. Por tanto, podemos confirmar que el judaísmo nació por la obra de Dios durante la Era de la Ley. Cuando llegó la Era de la Gracia, Dios se reencarnó como el Señor Jesús y comenzó Su obra. Con su crucifixión consiguió la redención de la raza humana. Nunca antes tanta gente manifestó su creencia en el Señor Jesús, y así se formó la Iglesia del Señor Jesús. Con el paso de varios cientos de años, el cristianismo, el catolicismo y la Iglesia Ortodoxa Oriental evolucionaron. Son las religiones más grandes del mundo. Todas se formaron por la obra de redención del Señor Jesús. Dios Todopoderoso de los últimos días ha expresado la verdad y ha realizado la obra de juicio, y ha conquistado y salvado a la gente de varios grupos y denominaciones. Los que creen en Dios sinceramente han escuchado Su voz y son leales al trono de Dios. Por consiguiente, la Iglesia de Dios Todopoderoso ha nacido Estos hechos bastan para mostrar que las creencias religiosas provienen totalmente de la aparición y obra de Dios. La aparición y obra de Dios se confirman por las experiencias de vida de los innumerables cristianos. Ninguna fuerza puede derribar o prohibir la Iglesia de Dios o al pueblo elegido por Dios. Eso es una realidad. Desde el comienzo de la historia de la humanidad, Dios ha estado realizando su obra guiando a los seres humanos y redimiendo y salvando a la raza humana. La aparición y obra de Dios conduce a que toda la raza humana madure. Nadie puede negar esta realidad. Usted está especializado en la investigación de las creencias religiosas. Debería entenderlo. ¿Por qué tergiversa los hechos históricos diciendo que las creencias religiosas son producto de la ignorancia y atraso de la raza humana? ¿No resulta bastante absurdo?

Usted ha estudiado las creencias religiosas durante muchos años. Ni siquiera ha sido capaz de distinguir entre superstición feudal y creencia religiosa. Eso demuestra que, en realidad, usted no entiende qué es la creencia religiosa. Hoy en día, cada vez más gente cree en Dios. El número de creyentes supera un tercio de la población mundial. Muchos de los científicos más importantes del mundo han sido cristianos; por ejemplo, Newton, Galileo, Copérnico, y otros. ¿Diría que estas personas eran supersticiosas y no creían la ciencia? La ciencia puede dar algunos resultados en la investigación del mundo material, pero no tiene poder para explorar y estudiar el reino espiritual. Nuestra creencia en Dios no se basa en la ciencia, sino en las palabras y obra de Dios. La Santa Biblia es el testimonio de la obra de Dios y una crónica de cómo experimentó la raza humana la obra de Dios. Hace miles de años, los profetas predijeron en la Biblia lo que ocurriría en los últimos días. Prácticamente todas esas profecías se han hecho realidad, lo cual basta para mostrar que la aparición y obra de Dios es real, y que es Dios quien domina a la raza humana y a todo el universo. Nadie puede negar esta realidad.

Usted dice que Dios no existe porque la gente no puede verlo. Entonces, cuando quema dinero y se postra en honor a los ancestros, ¿usted ve el alma del fallecido? Al buscar espíritus malvados y videntes que predicen el futuro, ¿puede ver el reino de los espíritus difuntos? Si no es así, entonces, ¿por qué quema dinero, se postra y practica la adivinación? Usted repite sin cesar que Dios no existe y predica el ateísmo a gran escala, pero en privado, cree en dioses falsos y adora espíritus malignos. ¿No es eso mentir, embaucar y engañar a la gente? Usted ve claramente que las palabras y la obra del verdadero Dios son verdad y que traen luz y salvación a la raza humana, pero se empeña en resistirse, oponerse y negar la creencia en el verdadero Dios de los seres humanos bajo la bandera del ateísmo, mediante la represión salvaje de las creencias religiosas y la persecución despiadada de los cristianos. En el fondo, ¿cuál es el problema? Dios es Espíritu; aunque la gente no pueda ver el cuerpo espiritual de Dios, sí pueden escuchar Sus palabras y pueden ver Su obra. Este hecho es totalmente cierto. Durante miles de años, Dios ha estado hablando, guiando y salvando a la raza humana y controlando su destino. Dios también ha revelado muchos hechos. El conocimiento práctico y experiencia de los humanos sobre estas cosas han dado lugar a muchos refranes: “Confía en la voluntad del cielo”, “El hombre propone y Dios dispone”, “El hombre siembra, pero la cosecha depende del cielo”, “Aquí no termina el mundo”, “Los planes del cielo prevalecen sobre los nuestros”, “Dios dirá”, etcétera. Todos estos dichos demuestran que existe un Gobernante que está gestionando y organizando todo el mundo humano, está guiando, bendiciendo y nutriendo a la raza humana. También están los conocidos refranes: “Levanta la cabeza, pues Dios está tres pies por encima de ti”, “El cielo vigila lo que haces”, “Se cosecha lo que se siembra”. Todos muestran que Dios es el Señor de la creación y que Él ha estado gobernando sobre todas las cosas todo el tiempo. El Espíritu de Dios sigue observándolo todo. Dios impone castigos según las acciones de la gente y decide el destino de los seres humanos.

Usted dice que Dios no existe porque nadie lo ve. ¡Esa opinión es incorrecta! ¿Ha buscado la aparición y obra de Dios? ¿Ha leído la Santa Biblia y “La Palabra manifestada en carne”? La Biblia dice: “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). Aunque los seres humanos no hayan visto el Espíritu de Dios, sí pueden escuchar la voz de Dios, pueden ver las palabras expresadas por Dios y pueden experimentar Sus acciones por ellos mismo. Durante miles de años, Dios ha realizado tres etapas de obra. En Israel, realizó la obra de la Era de la Ley, en la que proclamó Su leyes y mandamientos al pueblo de Israel. En la Era de la Gracia, Dios encarnado realizó la obra de redención. Los pecados de innumerables personas fueron perdonados gracias a que creían en el Señor Jesús. Vivieron en presencia de Dios y gozaron la paz y felicidad que Él dio. En la Era del Reino, Dios se ha vuelto a encarnar y expresa la verdad para realizar la obra de juicio, en la que purifica y salva a la gente. Dios ha hecho muchísimas cosas. ¿Por qué no se da cuenta la gente? ¿Cómo pueden seguir haciendo comentarios irresponsables y afirmar que Dios no existe? Nosotros no confiamos sólo en los ojos para creer en Dios. La base principal de nuestra creencia es la aparición y obra de Dios. Dios encarnado ha pronunciado muchas palabras. Las palabras de Dios son completamente diferentes de las de la gente. Ninguna persona podría decir tales palabras. Las palabras de Dios tienen autoridad y poder. Todos los días se hacen realidad y se están cumpliendo. Cada etapa de la obra de Dios salva a mucha gente, los lleva ante Dios, les permite ver que Dios existe y conocer Su carácter. Por eso cada vez más gente se dirige hacia Dios. ¿Cómo es posible que sea incapaz de ver esta realidad? Me gustaría compartir con usted unos pasajes de las palabras de Dios Todopoderoso. Cuando escuche las palabras de Dios Todopoderoso, comprenderá mejor los hechos de la creación y soberanía universales de Dios sobre todas las cosas.

Dios Todopoderoso dice: “En la vastedad del cosmos y del firmamento, innumerables criaturas viven y se reproducen, siguen la ley cíclica de la vida y se ciñen a una regla constante. Los que mueren se llevan consigo las historias de los vivos, y los que están vivos repiten la misma trágica historia de los que han perecido. Y así, la humanidad no puede evitar preguntarse: ¿por qué vivimos? ¿Y por qué tenemos que morir? ¿Quién está al mando de este mundo? ¿Y quién creó a esta humanidad? ¿Fue la humanidad realmente creada por la Madre Naturaleza? ¿De verdad controla la humanidad su propio destino? […] La humanidad simplemente no sabe quién es el Soberano del universo y de todas las cosas y, mucho menos, conoce el principio y el futuro de la humanidad. Simplemente vive, por fuerza, en medio de esta ley. Nadie puede escapar a ella y nadie puede cambiarla, porque entre todas las cosas y en los cielos solo hay Uno de eternidad a eternidad que tiene la soberanía sobre todas las cosas. Él es Aquel al que el hombre nunca ha visto, a quien la humanidad nunca ha conocido, en cuya existencia la humanidad nunca ha creído y, sin embargo, es Aquel que insufló el aliento en los ancestros de la humanidad y le dio vida a esta. Él es Aquel que provee y alimenta a la humanidad y le permite existir, y Él es Aquel que la ha guiado hasta el día de hoy. Además, Él y solo Él es de quien depende la humanidad para su supervivencia. Tiene la soberanía sobre todas las cosas y rige sobre todos los seres vivos en el universo. Él tiene el mando sobre las cuatro estaciones, y es Él quien convoca al viento, a la escarcha, a la nieve y a la lluvia. Él trae la luz del sol a la humanidad y abre paso a la noche. Él fue quien ordenó los cielos y la tierra, y le brindó al hombre las montañas, los lagos y los ríos, así como todas las cosas vivientes que hay en ellos. Sus actos son omnipresentes, Su poder es omnipresente, Su sabiduría es omnipresente y Su autoridad es omnipresente. Cada una de estas leyes y normas es la personificación de Sus actos, y cada una de ellas revela Su sabiduría y Su autoridad. ¿Quién puede eximirse de Su soberanía? ¿Y quién puede liberarse de Sus designios? Todas las cosas existen bajo Su mirada; es más, todas viven bajo Su soberanía. Sus actos y Su poder no le dejan a la humanidad otra opción más que reconocer el hecho de que Él existe realmente y tiene soberanía sobre todas las cosas” (‘El hombre sólo puede salvarse en medio de la gestión de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Desde el día en el que el hombre comenzó a existir, Dios siempre ha obrado de esta manera, gestionando el universo, dirigiendo las reglas del cambio para todas las cosas y la trayectoria de su movimiento. Como todas las cosas, el hombre, silenciosamente y sin saberlo, es alimentado por la dulzura, la lluvia y el rocío de Dios. Como todas las cosas, y sin saberlo, el hombre vive bajo la orquestación de la mano de Dios. El corazón y el espíritu del hombre están en la mano de Dios; todo lo que hay en su vida es contemplado por los ojos de Dios. Independientemente de si crees esto o no, todas las cosas, vivas o muertas, cambiarán, se transformarán, se renovarán y desaparecerán, de acuerdo con los pensamientos de Dios. Así es como Dios preside sobre todas las cosas” (‘Dios es la fuente de la vida del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Aunque la humanidad no admite que Dios existe ni acepta que el Creador hizo y domina todas las cosas, además de no reconocer la existencia de Su autoridad, los científicos, astrónomos y físicos humanos están viendo, aun así, cada vez más que la existencia de todas las cosas en el universo, los principios y patrones que dictan sus movimientos, están gobernados y controlados por una inmensa e invisible energía oscura. Esto obliga al hombre a afrontar y reconocer que existe un Todopoderoso en medio de estos patrones de movimiento, que lo orquesta todo. Su poder es extraordinario y, aunque nadie puede ver Su verdadero rostro, Él lo gobierna y lo controla todo en todo momento. Ningún hombre o fuerza puede llegar más allá de Su soberanía. Frente a esta realidad, el hombre debe reconocer que las leyes que gobiernan la existencia de todas las cosas no pueden ser controladas por los humanos, nadie puede cambiarlas; él también debe admitir que los seres humanos no pueden entender del todo estas leyes, que no ocurren de manera natural, sino que son dictadas por un Soberano” (‘Dios mismo, el único III’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Extracto del guion de la película de “Las Mentiras Del Comunismo”

Anterior: Pregunta 12: Según los materiales propagandísticos del Gobierno, un tal Zhao fundó la Iglesia de Dios Todopoderoso en el noreste de China. Este hombre es el jerarca de la Iglesia y la dirige. Los creyentes de la Iglesia de Dios Todopoderoso afirman que es una persona utilizada por el Espíritu Santo. Suelen escuchar la predicación de esta persona utilizada por el Espíritu Santo y la obedecen en el trabajo administrativo de la Iglesia. Aunque los creyentes en Dios Todopoderoso leéis la palabra de Dios Todopoderoso, oráis en nombre de Dios Todopoderoso, respetáis La Palabra manifestada en carne, expresada por Dios Todopoderoso, como doctrina canónica y comunicáis la palabra de Dios Todopoderoso en la congregación, aquella persona es, en todo caso, la que tiene la última palabra en la Iglesia de Dios Todopoderoso. Por eso no nos cabe duda de que esta persona creó la Iglesia de Dios Todopoderoso. Tanto el Partido Comunista de China como la comunidad religiosa califican la Iglesia de Dios Todopoderoso de organización humana. Yo creo que es cierto. ¿Lo entendéis?

Siguiente: Pregunta 14: Dentro de vuestra creencia en Dios, todos tenéis vuestras propias ideas y opiniones. Me parece que vuestras ideas y teorías son sensaciones de la conciencia subjetiva y pertenecen a la categoría ilusoria. Los comunistas creemos que el materialismo y la teoría de la evolución son ciertas, porque se corresponden con la ciencia. Nuestro país proporciona, de manera exhaustiva, una educación materialista y evolucionista desde la escuela primaria hasta la universidad. ¿Y por qué? Para infundir el pensamiento ateo y evolucionista a todos los jóvenes y adolescentes desde una edad temprana, para que todos se aparten de la religión y de la superstición y puedan explicar cualquier asunto de manera racional y científica. Pongamos como ejemplo el origen de la vida. En el pasado, la gente era ignorante y atrasada, y se creían esas historias de que Pangu separó el cielo y la tierra y Nüwa creó a los seres humanos. Respecto a los occidentales, creen que Dios creó la raza humana. De hecho, todo eso son mitos y leyendas y no se corresponden con la ciencia en absoluto. Desde la aparición de la teoría de la evolución que explicó el origen de la raza humana claramente, que los humanos evolucionamos de los monos, ha invalidado completamente las leyendas de que Dios creó al hombre. Todas las cosas han evolucionado de manera natural. Esa es la única verdad. Por tanto, debemos creer en la ciencia y en la teoría de la evolución. Todos vosotros sois personas formadas y cultas. ¿Cómo podéis creer en Dios? ¿Podríais comentar vuestras opiniones?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

1. Cómo conocer el carácter de Dios a partir de Su obra

Conocerle implica saber y experimentar Sus palabras, así como comprender las normas y los principios del Espíritu Santo, y cómo obra Él en la carne. Por tanto, también incluye saber que el Espíritu gobierna toda acción de Dios en la carne, y que las palabras que pronuncia son la expresión directa del Espíritu.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro