48 La vida en la iglesia es hermosa

Dios Todopoderoso encarnado, alzamos la voz para alabarte.

Eres Tú quien nos ha traído ante el trono para asistir a este banquete.

Tus palabras nos llevan a vivir una nueva vida.

Vemos que la verdad es preciosa al practicar las palabras de Dios.

Al entenderla, ya no estamos limitados por las reglas religiosas.

Las palabras de Dios nos riegan, disfrutamos Su amor.

Estamos con Dios cada día, ¡qué dulzura en nuestro corazón!

Viviendo una vida de iglesia nos sentimos incomparablemente felices.

Tener a Dios con nosotros y tener Su guía son las mayores bendiciones.

Al amarlo y ganarnos Su elogio, vivimos la vida más feliz.

La vida en la iglesia es hermosa y Dios es alabado siempre.

La vida en la iglesia es hermosa y Dios es alabado siempre.

¡Qué honor es que Dios nos juzgue!

Al aceptar el juicio de Sus palabras, podemos ver claramente lo corruptos que somos.

A pesar de ser refinados por el sufrimiento, nuestro carácter satánico se purifica.

Entramos en la realidad-verdad, y vemos las bendiciones de Dios.

Juzgados, con la verdad tenemos nueva vida.

Al deshacernos de nuestra corrupción, nacemos de nuevo y hemos probado la realidad absoluta del amor de Dios.

Obtener la verdad nos libera y nos da un gozo profundo.

Viviendo una vida de iglesia nos sentimos incomparablemente felices.

Tener a Dios con nosotros y tener Su guía son las mayores bendiciones.

Al amarlo y ganarnos Su elogio, vivimos la vida feliz.

La vida en la iglesia es hermosa y Dios es alabado siempre.

La vida en la iglesia es hermosa y Dios es alabado siempre.

Nos coordinamos en armonía y vivimos según las palabras de Dios.

Nos amamos y apoyamos, nuestro corazón late junto.

Practicamos la verdad, puros y abiertos, y tratamos de ser honestos,

amando a Dios simplemente, sin ningún engaño ni exigencia.

Los hermanos y hermanas, todos juntos, damos testimonio de Dios

y nos entregamos para predicar el evangelio.

Cumplimos con nuestro deber para complacer el corazón de Dios.

El juicio de Dios nos purifica, es una bendición.

La palabra de Dios es la verdad, se convierte en nuestra vida.

Adoramos a Dios en espíritu y verdad, vivimos en la luz.

El reino de Cristo es nuestro hermoso hogar.

El reino de Cristo es nuestro hermoso hogar.

Anterior: 47 La vida de iglesia trae tanta alegría

Siguiente: 49 Aquí el cielo es tan azul

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

42. El alivio de no tener envidia

Estoy dispuesta a actuar de acuerdo a la palabra de Dios, estoy dispuesta a trabajar armoniosamente con la hermana por el trabajo de la iglesia y por mi propio crecimiento en la vida, y no volveré a pensar más en mis propios intereses.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp