300 Sé valiente en la senda de amar a Dios

1 La senda llena de baches hace aún más puro mi amor por Dios. El juicio y refinamiento de las palabras de Dios son mis compañeros constantes. La justicia de Dios me quema como un fuego devorador. A través del refinamiento doloroso finalmente llego a conocerme y a ver que Satanás me ha corrompido más allá de cualquier apariencia de hombre. El juicio y castigo de Dios purifican mi carácter corrupto. A través del sufrimiento, me beneficio enormemente y aprendo a obedecer.

2 Conocer la hermosura de Dios me apega aún más a Él. Mi deseo es dar un buen testimonio de Dios. He visto que la reprensión y el juicio son las bendiciones de Dios. Uno debe sufrir muchas pruebas para obtener la verdad y ser perfeccionado por Dios. El perezoso y el cobarde no pueden dar testimonio de Dios. Deseo sufrir aún más para estar calificado para ser usado por Dios. Al sufrir persecución y adversidad, mi corazón que ama a Dios se vuelve más resuelto.

3 Cristo de los últimos días trae el camino de la vida eterna. El juicio y castigo de Dios son amor verdadero. Al sufrir juicio, finalmente conozco la justicia y santidad de Dios. La reverencia y la obediencia a Dios crecen en mi corazón y he experimentado Su amor. Un juicio y refinamiento más severos me benefician aún más. Al haber sufrido un gran dolor, obtengo la verdad y vivo como un verdadero humano. Ofrezco todo mi ser para corresponder al amor de Dios y seré fiel a Él. Coro Sé de un mismo sentir con Dios y entrega todo para Dios. Ama a Dios sinceramente y sigue Su voluntad. Esfuérzate siempre por cumplir con los requisitos de Dios para el hombre. Con mi fe absoluta, marcho hacia la verdadera vida humana y el éxito me llama adelante.

Anterior : 299 Me levantaré con vigor

Siguiente : 301 Canto al amor a Dios sin arrepentimiento

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

88. El juicio es la luz

¡Gracias al castigo y al juicio de Dios por salvarme y permitirme renacer! En mi camino futuro de creer en Dios no voy a escatimar ningún esfuerzo en ir tras la verdad, en recibir más castigo y juicio de Dios, y en despojarme por completo de las toxinas de Satanás para lograr la purificación, obtener un verdadero conocimiento de Dios y convertirme en una persona que ama a Dios genuinamente.

Capítulo 38

Según los rasgos inherentes de la humanidad, es decir, el verdadero rostro de la humanidad, ser capaz de seguir adelante no ha sido, hasta...

33. Un giro favorable en el camino de creer en Dios

Sólo por medio del esclarecimiento de las palabras de Dios me di cuenta de que mi carácter no había sufrido ningún cambio a pesar de los muchos años que había creído en Él y que esto era principalmente porque cuando leía las palabras de Dios sólo me enfocaba en entender el significado literal y teórico y sólo tenía un entendimiento pensante.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro