620 Dedica tu corazón a llevar a cabo la voluntad de Dios

1 Te quiero recordar que incluso apenas un poco de ambigüedad o descuido en cuanto a Mi palabra es inaceptable: debes prestar atención y obedecer, y debes practicar de acuerdo con Mis intenciones. Siempre debes estar alerta y nunca mostrar un carácter arrogante o santurrón; en todo momento debes confiar en Mí para echar fuera el antiguo carácter natural que ha vivido dentro de ti. Siempre debes ser capaz de mantener un estado normal ante Mí y poseer un carácter estable. Tu pensamiento debe ser sobrio y claro y no debe ser controlado o influenciado por ninguna persona, evento o cosa. Siempre debes ser capaz de estar tranquilo en Mi presencia y mantener una continua cercanía y comunión conmigo. Deberás mostrar fuerza y determinación y mantenerte firme en tu testimonio de Mí. Levántate y habla de parte mía, y no temas lo que otros hombres puedan decir. Solo satisface Mis intenciones y no permitas que nadie te controle. Lo que te revelo se debe seguir de acuerdo con Mis intenciones y no se puede retrasar.

2 Yo soy tu apoyo y tu escudo y todo está en Mis manos. ¿De qué tienes miedo, entonces? ¿No estás siendo demasiado emocional? Debes desechar tus emociones lo antes que puedas; Yo no actúo de acuerdo con las emociones, sino que ejerzo justicia. ¡Ten fe! ¡Ten fe! Yo soy tu todopoderoso. Quizás tengas cierta comprensión de esto, pero sigues teniendo que estar vigilante. Por el bien de la iglesia, de Mi voluntad y de Mi gestión, debes estar plenamente dedicado, y se te hará ver todos los misterios y desenlaces claramente. No habrá ningún retraso más; los días están llegando a su fin. ¿Qué deberías hacer? ¿Cómo deberías buscar crecer y madurar en tu vida? ¿Cómo podrás hacerte útil para Mí más rápidamente? ¿Cómo harás que Mi voluntad se lleve a cabo? Estas preguntas requieren mucha reflexión y una comunicación más profunda conmigo. Confía en Mí, cree en Mí, nunca seas descuidado y sé capaz de abordar las cosas de acuerdo con Mi guía.

Adaptado de ‘Capítulo 9’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 619 Pelea la buena batalla por la verdad

Siguiente: 621 Una persona no puede servir a Dios a menos que su carácter cambie

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro